A 25 años del Maracanazo: el día más negro del fútbol chileno

A 25 años del Maracanazo: el día más negro del fútbol chileno

El 3 de septiembre de 1989 Brasil y Chile jugaron en Río de Janeiro en Clasificatorias para el Mundial Italia 90. Todo transcurría normal hasta que una bengala cayó en el campo en el minuto 67.

Camilo Bravo
03.09.2014

Los ánimos estaban caldeados.

El estadio Mario Silva Filho, el mítico Maracaná, lucía con 141.072 espectadores. La hinchada brasileña se hacía sentir e intimidaba a Patricio Reyes, Fernando Astengo y el Héctor "Ligua" Puebla, estandartes de la zaga chilena que enfrentaba a Brasil por un cupo en el Mundial de Italia '90.

Y es que en el duelo de ida tuvo de todo. El DT de la Roja,  Orlando Aravena, provocó a los medios rivales con la comparación que hizo de la "verdeamarela" con el boxeador paulista peso pesado Adilson Rodrigues, apodado el "Maguila", quien en agosto del '89 cayó K.O ante el estadounidense Evander Holyfield.

En el encuentro la FIFA había recomendado que ambas escuadras saltaran juntas al terreno del Nacional, pero Roberto Rojas hizo caso omiso de la sugerencia, e ignoró al juez colombiano Jesús Díaz.

En la cancha, antes del pitazo inicial, Romario le hizo un gesto a Alejandro Hisis y se ganó el cartón amarillo. El clima adverso subió más aún cuando Raúl Ormeño le dio una violenta patada a Branco.

Romario fue expulsado a los 3 minutos y Raúl Ormeño lo acompañó tras derribar a Valdo. En ocho minutos el partido se jugaba con 20 jugadores. En el entretiempo el juez mandó a las duchas a Orlando Aravena que terminó saliendo con carabineros.

El marcador lo abrió Brasil con un autogol de Hugo González, y el empate llegó tras una polémica jugada. Claudio Taffarel cometió una falta técnica en el área y le entregó el balón al "mortero", quien jugó rápido con Ivo Basay, que marcó la igualdad.

El 3 de septiembre era una tarde especial.

El "cóndor" Rojas en la primera etapa impidió que los locales abrieran el marcador. El portero tapó absolutamente todo y dejó instalada la incertidumbre para los segundos 45.

En ataque Juan Carlos Letelier y Patricio Yáñez, poco podían hacer con la soberbia actuación de Aldair y Ricardo Galvao. En la segunda fracción, Careca anotó el 1-0 —tras un mal cierre de Astengo— y la tarde cayó.

El "león", le avisó al juez que Rojas estaba caído en el piso y señaló el objeto.

La humareda era evidente y el árbitro corrió hasta llegar donde el golero nacional. El primero en asistir al "cóndor" fue Jaime Vera. Yáñez, indignado con la escena miró hacia las tribunas e insultó a los brasileños tocando sus testículos.

El delantero que brilló por su capacidad goleadora, desbordes por las bandas y su gran definición perdió el control, siendo recordado hasta el día de hoy por su polémico gesto, que hasta la fecha se arrepiente.

Los jugadores pidieron una camilla para ayudar a Rojas que se encontraba sangrando. Parte de la delegación chilena impedía que esto ocurriera.

La dirigencia liderada por Miguel Nasur, había amenazado con retirarse de la cancha en caso de cualquier desorden.

Los dirigentes intentaron evitar que los jugadores abandonaran el terreno de juego, pero nada de esto ocurrió. Chile se retiró del partido, perdió la clasificación, y luego, tras aclarar lo sucedido, fue castigado con la muta de 50  mil francos suizos, y con la prohibición de participar en las próximas clasificatorias del Mundial de Estados Unidos 1994. Robertor "Cóndor" Rojas, no pudo estirar sus brazos nuevamente con el escudo nacional en el pecho.


TE PUEDE INTERESAR

24Play
El espectacular gol de Mbappé ante Croacia en la final del Mundial

El espectacular gol de Mbappé ante Croacia en la final del Mundial

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]