Funcionarios del metro de Río amenazan con huelga durante los JJ.OO.


Los funcionarios del metro de Río de Janeiro amenazan con entrar en huelga el 4 de agosto, a vísperas de los Juegos Olímpicos, si no reciben un aumento de salario.

"Si no hay avance en las negociaciones habrá una huelga del metro a partir de las cero horas del 4 de agosto", por tiempo indeterminado, indicó Eliel Vieira Santos Filho, integrante del directorio del sindicato de los empleados de metro de Río.

La organización gremial se quejó de la insuficiente oferta de la patronal a través de un comunicado: "5%, ¡vergüenza olímpica!", indicó en grandes letras verdes y amarillas, los colores de la bandera de Brasil.

Los funcionarios del metro reclaman un aumento mínimo de 9,83%, la cual es equivalente al ajuste de la inflación, según el dirigente sindical.

Las negociaciones continúan, supervisadas por la justicia laboral. Una asamblea general de funcionarios permanece abierta hasta el miércoles 3 de agosto, cuando se realizará una votación si no hay acuerdo.

Hace dos años en el mismo país, en el Mundial de fútbol, los trabajadores del metro de Sao Paulo entraron en huelga y paralizaron el servicio durante cinco días, hasta que llegaron a un acuerdo para un aumento de sueldo.

En Río de Janeiro, trabajadores en tierra de los dos aeropuertos declararon asimismo huelgas parciales en momentos en que miles de turistas llegaban a Río para asistir a los partidos del Mundial de fútbol.

En Natal, una de las 12 sedes del Mundial de fútbol, los chóferes de autobuses -único medio de transporte público de la ciudad- también habían entrado en huelga.


RELACIONADOS