Judoca egipcio abucheado en Olímpicos tras no dar la mano a rival israelí


El egipcio Islam El Shehaby se negar a dar la mano al israelí Or Sasson tras su combate de judo en Río el viernes, por lo que se ganó los abucheos del público y generó un debate sobre la intolerancia en los Juegos Olímpicos.

El Comité Olímpico Internacional (COI) abrió una comisión disciplinaria luego de que El Shehaby, que perdió la primera tanda de la ronda eliminatoria, retrocedió después de que Sasson se inclinó en el tradicional saludo y se le acercó para darle la mano.

Según reportes, El Shehaby, de 32 años, había sido presionado por aficionados en los medios sociales para no presentarse al combate con su oponente israelí porque avergonzaría al islam. El Shehaby y Sasson no realizaron comentarios tras el combate en el estadio Carioca Arena 2.

Un miembro del COI dijo que el presidente del organismo, Thomas Bach, ordenó la comisión disciplinaria en cuanto se enteró del incidente.

"Creemos que el espíritu olímpico debería ser de tender puentes, no de levantar muros", dijo el portavoz del COI, Mark Adams, en una conferencia de prensa. Agregó que el espíritu general de tolerancia en los Juegos se veía ejemplificado por la Villa Olímpica, en donde los deportistas socializan tras las competencias.

Nicolas Messner, un portavoz de la Federación Internacional de Judo, dijo que de hecho los judocas no están obligados a darse la mano bajo las reglas de la FIJ, solo a saludar con una reverencia, que El Shehaby hizo tras ser nombrado nuevamente.

"No obstante, después de los Juegos la situación será estudiada y analizada para ver si se deben de tomar más acciones", dijo a Reuters.

Algunos atletas israelíes y libaneses discutieron la semana pasada por compartir un autobús hacia la ceremonia de apertura de los Juegos. El equipo libanés admitió haber evitado que los deportistas israelíes subieran al vehículo pero dijo que se debió a que el autobús había sido reservado solo para sus miembros.

La portavoz del equipo olímpico israelí, Brurya Bigman, declinó responder preguntas sobre el incidente en el judo, diciendo que el problema era de El Shehaby.


RELACIONADOS