La dura historia de vida que debió superar Simone Biles, la nueva Nadia Comaneci

La dura infancia de Simone Biles, la nueva Nadia Comaneci

La gimnasta estadonunidense ha captado la atención del público brasileño debido a su notable talento que amenaza el mito de la rumana.



Con 1,45 metros y una dura infancia, Simone Biles se ha transformado en uno de los focos de las miradas en los primeros días en Río 2016.

La gimnasta estadounidense va en camino para adjudicarse cinco medallas de oro en el certamen, pudiendo igualar lo conseguido por la europea Nadia Comaneci.

La historia de esta joven de 19 años está marcada por las diversas complicaciones en su infancia. Una de ellas la ausencia de sus padres.

Nunca pudo conocer a su padre, mientras que la madre era adicta a las drogas y pasó gran parte de su tiempo en la cárcel, por lo que fue adoptada por sus abuelos.

Con tan sólo seis años, llamó la atención de sus profesores de educación física, luego de que realizara saltos fuera de lo común para una niña de su edad.

"Yo era una persona normal, pero me encantaba andar saltando por todas partes", dijo Biles.

Horario de los chilenos que participarán este martes en Río 2016  


RELACIONADOS