Chile firma inédito acuerdo con China para exportar nueces con cáscara

01febrero
2016

El convenio es producto del esfuerzo público–privado nacional para entregar nuevas alternativas de comercialización a la creciente expansión del mercado de nueces y el aumento de la producción en Chile en el mediano y largo plazo.

El acuerdo para exportar nueces con cáscara, firmado el 28 de enero en Beijing entre el Ministerio de Agricultura de Chile y los representantes del General Administration of Quality Supervision, Inspection and Quarantine de China (AQSIQ) es el resultado de una estrategia pionera liderada por la cartera de agricultura junto con el gremio de los exportadores de nueces, que en cinco años logró cumplir con todos los requerimientos y las autorizaciones para que los exportadores chilenos puedan acceder al mercado chino, de más de mil millones de  habitantes.

“Este convenio complementa el firmado el 2014 con China, que posibilitaba el ingreso de nueces sin cáscara a ese país y que solo representaba el 5% de las importaciones chinas. Ahora, este acuerdo nos permite acceder al 95% restante del mercado chino de nueces con cáscara”, afirmó Andrés Rodríguez, Presidente Ejecutivo de Chilean Walnut Commission, quien subrayó que China es el primer productor de nueces a nivel mundial, pero también es el importador más grande, con compras entre 70 mil y 150 mil toneladas anuales.

Nuestro país es actualmente el sexto productor de nueces, pero es tercero en términos de exportación, detrás de Estados Unidos (California) y Ucrania. “Si se mantienen las tasas anuales de crecimiento podríamos duplicar la producción en los próximos cinco años y llegar a ser el segundo mayor exportador a nivel mundial”, señaló Rodríguez. Además, existen ventajas comparativas frente a otros importadores en virtud de la calidad del producto chileno, la contra temporada con la producción asiática y un TLC con arancel 0%, versus 25% de otros orígenes.

La cosecha chilena de nueces el 2015 superó las 65 mil toneladas y este año se espera que alcance cerca de las 80.000 toneladas, con cerca de 40.000 hectáreas plantadas, que crecen aproximadamente en 2.800 nuevas cada año. Este aumento se explica por las ventajas comparativas de Chile frente a los productores mundiales, como ser una isla fitosanitaria que protege la agricultura local de pestes externas, tener un clima mediterráneo óptimo para este tipo de cosecha, la introducción progresiva de tecnología de punta en el proceso productivo y la sólida imagen que el producto chileno ha alcanzado en el exterior.

“En el proceso de posicionamiento mundial de esta industria ha sido clave crear la marca sectorial Walnuts from Chile”, comenta Rodríguez, destacando el impacto que tiene en la promoción internacional de la industria contar con el apoyo de ProChile. “Bajo este trabajo, se han implementado campañas de posicionamiento en los mercados de Europa y Asia, consiguiendo grandes logros e instalando el nombre de Chile en la lista de países más confiables y con nueces de calidad” agregó el Presidente Ejecutivo.