Trabajadores y Minera Escondida vuelven a negociar posible fin de huelga

20marzo
2017

Los trabajadores exigen mantener los beneficios del último convenio colectivo, respetar los tiempos de descanso e incluir a nuevos trabajadores en los beneficios ganados en pasadas negociaciones.

Trabajadores y Minera Escondida retoman las negociaciones

Voceros del sindicado sostuvieron que seguirán exigiendo los tres puntos claves del petitorio.

El sindicato de la mina chilena Escondida, la mayor productora mundial de cobre, aceptó reunirse este lunes con la Minera -controlada por la angloaustraliana BHP Billiton- para negociar una posible salida a una extensa huelga que suma 40 días.

Pero antes de la reunión reiteró su rechazo a la oferta de cierre propuesta por la empresa el viernes y acotó que el encuentro  se limitará a tratar tres puntos considerados claves por el gremio.

Ministra de Minería por paro en Escondida:

Ministra de Minería por paro en Escondida: "Deben haber soluciones para que ambas partes ganen"

Aurora Williams valoró la reunión que se llevará a cabo entre el sindicato y la empresa, pactada para este lunes 20 de marzo.

 

La posición de los más de 2.500 trabajadores será "discutir las tres materias que se mantienen por la empresa, que han impedido destrabar la negociación transcurridos 40 días de huelga", según un comunicado difundido por el sindicato.

Los trabajadores exigen mantener los beneficios del último convenio colectivo, respetar los tiempos de descanso e incluir a nuevos trabajadores en los beneficios ganados en pasadas negociaciones.

Antes de la cita, el vocero del sindicato n° 1, Carlos Allende, indicó "que esta va a ser la ser la huelga más costosa, la huelga de los mil millones, le duela a quien le duela. Minera Escondida va a pagar los platos por intentar tocar los derechos de los trabajadores".

Además detalló que de los más de dos mil trabajadores hay sólo cuatro 'descolgados' y que seguirán unidos luchando.

La última oferta de la empresa que controla el yacimiento, ubicado a 3.300 metros de altitud en la región norteña de Antofagasta, incluía la entrega de un bono de unos 17.400 dólares a cada trabajador al cierre de la huelga, la más extensa en la historia de la mina que produce un 5% del total de la oferta global del metal rojo.

Pese a elevar el bono de cierre, los trabajadores consideraron insuficiente la propuesta y criticaron a la minera por perpetuar su decisión de bajar las condiciones conseguidas en pasadas negociaciones, como beneficios en salud y cambios a los regímenes de descanso.

"Tras comprobar con un detallado análisis que la nueva oferta mantenía la afectación a una serie de beneficios, con pérdidas significativas de remuneraciones, insistía en la discriminación entre trabajadores y afectaba los tiempos de descanso, la oferta fue rechaza por aclamación por los socios", puntualizó la misiva.

En contrapartida, el viernes el presidente de Minera Castillo, Marcelo Castillo, consideró que la propuesta daba respuesta a las solicitudes claves planteadas por los trabajadores y llamó a los dirigentes a negociar el fin de la paralización.

La mina Escondida dejó de producir unas 110.000 toneladas de cobre en lo que va de la huelga, según estimaciones del gobierno de Chile. El país, principal productor  mundial de cobre, estima que la caída de la producción de Escondida afectará las cifras del Producto Interior Bruto de febrero y marzo.