Así afecta el cierre del Gobierno de EE.UU. a los turistas

01octubre
2013

Si usted tenía pensado visitar el país, sepa que no podrá visitar los principales monumentos, como la Estatua de la Libertad, el Cañón del Colorado o la Isla de Alcatraz.

Uno de los sectores que se verá más afectado por el cierre del Gobierno de Estados Unidos será el turismo.

Si usted ha comprado pasajes para visitar durante estos días o semanas el país, sepa que se puede quedar sin visitar los principales monumentos y museos de las ciudades que visite. Además, los sistemas de transporte se verán afectados (trenes y autobuses), con una reducción de hasta el 33% de sus trabajadores.

Es decir, si un turista quiere visitar desde este martes, 1 de octubre, por ejemplo, el monumento más famoso de Nueva York, y posiblemente de todo Estados Unidos, la Estatua de la Libertad, no podrá hacerlo al encontrarlo cerrado y sin trabajadores.

Los parques nacionales y principales monumentos de Estados Unidos permanecerán cerrados hasta que finalice este cierre. Es el caso de lugares tan emblemáticos como la Estatua de la Libertad, el Parque Nacional Yosemite, o el de Yellowstone, el Zoo y los museos de Washington, el Gran Cañón del Colorado, la Isla de Alcatraz, el Monte Rushmore o el Museo Smithsonian.

La mayoría de estos lugares, como la Estatua de la Libertad, es administrada por el Servicio de Parques Nacionales, una agencia federal, que como tantas otras se verá afectado por el cierre del gobierno, porque no tienen recursos para pagar a los trabajadores.

La falta de aprobación del presupuesto supone que las actividades de la administración federal que no son esenciales dejen de prestarse. Esto mandará a su casa a cerca de 800.000 funcionarios federales, entre los que se encuentran los trabajadores de los parques nacionales o de monumentos.

Pero además, se verán afectados los servicios de algunas embajadas y los trámites de concesión de visados, un servicio que no se considera esencial. Aquellos viajeros que hayan esperado hasta el último momento para tramitar su permiso de entrada al país, se pueden ver en la situación de no obtenerlo porque el trabajador encargado de ello no pueda trabajar y no cobre su salario.

En total, no se podrán visitar unos 368 parques, zoológicos ni museos nacionales, que permanecerán clausurados. Incluso para los ciudadanos estadounidenses será complicado viajar, si deben solicitar visas o renovar el pasaporte, ya que los servicios se verán afectados, aunque el Departamento de Estado aseguró que continuará procesando aplicaciones de extranjeros para visas y solicitudes para pasaportes estadounidenses, y que las embajadas y los consulados continuarán atendiendo a visitantes.

En Washington, ciudad con mayor presencia del Gobierno federal, reside un tercio de todos los trabajadores federales, por lo que será la ciudad más vulnerable, casi fantasma, tras el cierre.

No debería tener nada que temer si se va a viajar en avión, ya que los controladores aéreos seguirán en sus puestos y los aeropuertos seguirán con sus procesos de chequeo de maletas y personas. Los aviones volarán pero debido a que a "todo el personal no esencial" se le ordenará permanecer en sus casas, muchos vuelos pueden sufrir retrasos.

Si usted decide, por ejemplo, arrendar un auto, podrá aparcar en cualquier lugar, ya que no funcionarán las multas por aparcar mal.

En la página oficial del Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos, podrá revisar los monumentos que permanecerán clausurados durante este cierre, por estado y región.

En la página web USA.gov también se informa sobre las divisiones que permanecen funcionando.

VEA TAMBIÉN:

CLAVES PARA ENTENDER EL CIERRE DEL GOBIERNO EN ESTADOS UNIDOS