Tenso debate en Francia

Tenso debate en Francia

Un tranquilo y confiado Hollande se enfrentó a un tenso Sarkozy, quien dejó en evidencia sus temores de perder la presidencia.

Javiera Salinas
02.05.2012

Extenso, lleno de datos, críticas y que reflejó la diferencia de estilos fue el último debate televisado que enfrentó a los dos candidatos a la presidencia francesa: el socialista Francois Hollande y el conservador Nicolás Sarkozy.

De cara a la segunda vuelta del 6 de mayo, los comentaristas de la televisión gala concluyeron que el actual mandatario se comportó "como un boxeador" y su rival "como un luchador de judo", con toques de ingenio y de interjecciones para desequilibrar a su adversario.

"Este debate no debe cambiar las cosas y como Francois Hollande está en posición de favorito, él es el que debe beneficiar," dijo el analista Jerome Fourquet.

El candidato socialista, entre seis a 10 puntos por delante de Sarkozy en las encuestas, parecía tranquilo e imperturbable durante el debate de casi tres horas el miércoles. Se presentó como "el presidente de la justicia", "el presidente de la recuperación" y "el presidente de la unidad".

Dijo que Sarkozy, en el poder desde 2007, había dividido a los franceses y usaba la excusa de la crisis económica mundial para cubrir promesas incumplidas. "Con usted es fácil: nunca tiene la culpa", dijo Hollande.

Al frente, un tenso Sarkozy se agitó varias veces y sacó un arsenal de estadísticas y cifras para apoyar sus reiteradas críticas sobre los números económicos que entregó el socialista durante la campaña.

"Señor Hollande, usted miente descaradamente. ¿Tengo que aceptarlo?", señaló el mandatario.

Parte del debate estuvo concentrado sobre la situación de Europa, cruzada por una crisis que ha llevado a varios países a realizar recortes de presupuestos y beneficios estatales, además de altas cifras de desempleo.

"El ejemplo que quiero seguir es el de Alemania y no el de España o Francia", dijo Sarkozy, quien agregó que junto a la canciller Ángela Merkel salvaron a Grecia y evitaron el desplome del euro.

"Europa enfrenta un posible resurgimiento de la crisis con una austeridad generalizada y eso es lo que no quiero", respondió Hollande, quien se comprometió a entregar un nuevo enfoque para permitir el crecimiento en la zona euro. Agregó que Europa entera está a la espera de las elecciones con la esperanza de de cambiar la dirección económica del bloque.

El punto de mayor tensión llegó a la hora y cuarto del debate, cuando Hollande criticó las reformas impulsadas por Sarkozy en su mandato y lo acusó de "regalos fiscales a los ricos".

"Hay una diferencia entre nosotros. Yo quiero menos pobre y usted quiere menos ricos", dijo el presidente galo, a lo que el socialista respondió "Pues ahora hay más pobres y ricos más ricos".

La campaña presidencial en Francia comenzó a endurecerse tras la primera vuelta, cuando la ex candidata ultraderechista Marine Le Pen obtuvo casi un 18% de las preferencias, sorprendiendo a todos los analistas.

Sarkozy endureció su discurso y críticas a Hollande. Con promesas de profundizar las medidas para evitar el aumento inmigración a Francia y acusaciones a financiamiento de sectores islámicos en la campaña del socialista, el actual presidente galo trató de conquistar los votos de Le Pen.

Sin embargo, la ultraderechista dejó sin piso a Sarkozy al anunciar que en el balotaje votaría en blanco, aunque dijo que sus seguidores eran libres de elegir.

El próximo 6 de mayo Francia volverá a las urnas para elegir a su nuevo presidente. En caso de que los pronósticos se cumplan, Hollande romperá una tendencia de 17 años y será el primer socialista en volver al poder desde Fancois Mitterrand (1981-1995).

Fuente: 24horas.cl / Con información de agencia Reuters.


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]