EE.UU. advierte a Pyongyang: lanzar un misil sería un

EE.UU. advierte a Pyongyang: lanzar un misil sería un "error"

El secretario de Estado John Kerry manifestó que si el régimen de Corea del Norte decide lanzar un misil de mediano alcance sería un error.

Sebastian Marchant
12.04.2013

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, advirtió a Corea del Norte el viernes que cometería un "enorme error" si lanzara un misil de mediano alcance y dijo que Washington nunca aceptaría que el hermético y aislado estado asiático se convierta en una potencia atómica.

Reunido con periodistas luego de mantener conversaciones con la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, y líderes del contingente de 28.000 efectivos estadounidenses desplegado en ese país, Kerry también dijo que le correspondía a China -único aliado de peso de Corea del Norte- realizar esfuerzos para presionar a Pyongyang a que abandone sus ambiciones nucleares.

Kerry, al igual que otros funcionarios estadounidenses, minimizó una evaluación de una agencia de inteligencia del Pentágono que indica que Corea del Norte ya tendría capacidad para desarrollar un misil nuclear.

En Washington, el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney dijo a periodistas: "Quiero ser claro en que Corea del Norte no ha demostrado la capacidad para desplegar un misil armado nuclearmente".

Kerry manifestó que Washington quería retomar las conversaciones sobre los compromisos previos de Pyongyang de detener su programa nuclear.

Pero agregó que Estados Unidos defendería a sus aliados en la región si fuera necesario, y destacó que Kim Jong-un -el líder norcoreano-, "debe entender, como creo que probablemente lo hace, cuál sería el resultado de un conflicto".

Corea del Norte ha mencionado en reiteradas ocasiones que no abandonará las armas nucleares, a las que el viernes calificó como su "tesoro" garante de la seguridad.

La visita de Kerry coincide con los preparativos para la conmemoración el lunes del aniversario del natalicio del fundador del Estado norcoreano, Kim Il-sung, lo que podría funcionar como pretexto para una demostración militar de fuerza e incrementa la especulación sobre el lanzamiento de un misil.

Kerry, quien visitará China el sábado y Japón el domingo, señaló que si el líder norcoreano de 30 años de edad procedía con un lanzamiento, "estaría eligiendo, obstinadamente, ignorar a toda la comunidad internacional".

"Diría que es un enorme error de su parte elegir hacerlo porque aislará aún más a su país y aislará aún más a su pueblo, que francamente está desesperado por comida, no por misiles", agregó.

DURA RETORICA

Pyongyang lanzó una serie de advertencias belicosas a Washington y Seúl en las últimas semanas, incluida la amenaza de una guerra nuclear, luego de que la ONU le impusiera sanciones en respuesta a su tercera prueba con armas atómicas en febrero.

Kerry calificó la retórica de Corea del Norte como "inaceptable desde cualquier parámetro".

"Estamos todos unidos en el hecho de que Corea del Norte no será aceptada como una potencia nuclear", agregó.

El secretario de Estado señaló más tarde a empresarios en Seúl que China, como defensor de la desnuclearización, estaba en condiciones de presionar para que haya un cambio en la política norcoreana.

"La realidad es que si tu política es la desnuclearización -y lo es como lo es la nuestra, como es la de todo el mundo excepto la de Corea del Norte en este momento- (...) Si esa es tu política, tienes que involucrarte en eso", expresó en la reunión con gente de negocios.

No obstante, Corea del Norte mostró poca inclinación a más conversaciones.

En Pyongyang, Rodong Sinmun, una suerte de portavoz del Partido de los Trabajadores gobernante, dijo que Corea del Norte nunca abandonaría su programa de armas nucleares, que se vuelve imprescindible ante la "invariable ambición de Estados Unidos de invadir militarmente" el país asiático.

"La RPDC sostendrá más firmemente su valiosa espada, las armas nucleares", dijo refiriéndose al país por su nombre oficial, República Popular Democrática de Corea.

CELEBRACIONES

Mientras tanto, la televisión estatal norcoreana mostraba -además de informes sobre los preparativos para las festividades del lunes- imágenes de programas de noticias de otros países describiendo cuál sería la trayectoria que podría tomar un misil lanzado por Pyongyang.

Las especulaciones de que Corea del Norte pueda lanzar un misil de mediano alcance crecieron luego de reportes de Seúl y Washington de que se han estado moviendo misiles en ubicaciones estratégicas.

Funcionarios de ambos países creen que Pyongyang está preparando una prueba de lanzamiento de un misil Musudan, cuyo rango de 3.500 kilómetros o más colocaría a Japón dentro de la distancia de alcance y amenazaría la isla de Guam, que alberga bases estadounidenses.

El hermético estado asiático se ha mostrado muy molesto por los ejercicios militares conjuntos de las fuerzas de Estados Unidos y Corea del Sur, describiéndolas como actos "hostiles".

Horas antes del arribo de Kerry, una agencia gubernamental estadounidense dijo que Corea del Norte tiene un arma nuclear que puede montar en un misil, añadiendo una dimensión ominosa a las tensiones en la península coreana.

Pero Kerry puso un paño de agua fría sobre el informe diciendo que era "inexacto sugerir que la RPDC haya probado, o desarrollado completamente capacidades" como se menciona en el documento.

Varios funcionarios de Estados Unidos y Corea del Sur ya habían minimizado la evaluación realizada por la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA, por sus siglas en inglés) del Pentágono.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur mantuvo su postura de que no cree que su vecina del norte pueda montar una ojiva nuclear en un misil.

En una reunión entre un funcionario ruso y el embajador de Pyongyang en Moscú, Rusia instó a Corea del Norte a evitar tomar cualquier medida que incremente la tensión en la península, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

Por otra parte, la presidenta surcoreana ofreció un tono conciliador, en una reunión con funcionarios de su gobernante Partido Saenuri antes de sus conversaciones con Kerry, al sugerir que Seúl debería al menos escuchar lo que Corea del Norte tiene para decir.

"Tenemos un montón de cuestiones, incluyendo la zona industrial de Kaesong", dijo Park según citas divulgadas por medios locales.

La mandataria se refería al cierre por parte de Corea del Norte esta semana del parque industrial Kaesong, gestionado conjuntamente por ambos países, que significó la pérdida de 53.000 puestos de trabajo.

Fuente: Reuters


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]