"Adiós mundo, ha llegado mi hora… Me divertí"

"Adiós mundo, ha llegado mi hora… Me divertí"

Durante años pidió a una corte británica el derecho al suicidio asistido. Una semana atrás la justicia rechazó su solicitud, él rompió en lágrimas y dijo que dejaría de comer.

Juan Jose Ulloa
22.08.2012

Tony Nicklinson, un británico de 58 años que sufría "síndrome de enclaustramiento" murió este miércoles por causas naturales luego de una larga batalla legal con la justicia de su país. Nicklinson había pedido durante años que "le permitieran morir”.

La muerte, dijo la familia, se produjo por causas naturales y de manera "pacífica".

En 2005 un golpe en la cabeza que le causó daños neurológicos que lo dejaron paralizado completamente, pero con sus funciones cognitivas en perfecto estado. Sólo podía comunicarse con las personas con parpadeos, y de esa manera pudo expresar que su vida se había convertido en una "pesadilla".

nicklinson1.PNG

Durante años pidió ante una corte británica por el derecho a optar por el suicidio asistido (eutanasia), alegando que no hacerlo sería condenarlo a "una vida de sufrimiento cada vez mayor".

La larga lucha de Nicklinson tuvo su final legal apenas una semana atrás, cuando la justicia rechazó su solicitud argumentando que la ley británica es clara al considerar la eutanasia como homicidio y, por lo tanto, un delito.

Dado que Nicklinson no era capaz de realizar movimientos por sí mismo, quien le hubiere suministrado los medios para autoeliminarse sería perseguido como culpable de homicidio.

Nicklinson recibió la noticia acompañado de la prensa, y rompió en lágrimas  "devastado" por la decisión de los jueces.

nicklisnon4.PNG  

En ese mismo momento dijo que pensaba comer más.

Tony Nicklinson estaba casado y tenía dos hijas. Una de ellas, Lauren, dijo a través de su cuenta de Twitter que su padre murió "sin dolor y en paz", y que "la vida no debería considerarse sólo en su cantidad sino también en su calidad".

03.jpg

También dijo que una de las últimas cosas que dijo su padre fue: "Adiós mundo, ha llegado mi hora…. Me divertí".

02.jpg

El síndrome de enclaustramiento puede ser una consecuencia de un Accidente Cerebro Vascular (ACV) o secuela de tumores, infecciones, procesos inflamatorios y traumatismos por accidentes vehiculares o heridas de balas. Ocurre por lesiones en la zona del tronco cerebral, que afecta las vías motoras desde la altura de los ojos hacia abajo. Las personas que la sufren suelen estar completamente lúcidas y son capaces de pensar, escuchar y sentir, pero no puede mover ninguna parte del cuerpo salvo pestañar. Esa suele ser la manera en que pueden comunicarse.

Hay casos, como el de un hombre californiano de 60 años, que se rehabilitó y recuperó su movilidad. Sin embargo, los especialistas señalan que esto depende de la causa del síndrome y de la extensión de la lesión cerebral.


24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]