Muerte de estudiante conmueve a Venezuela

Bassil Dacosta Frías, de 23 años, murió tras recibir un disparo en la cabeza durante las violentas protestas realizadas este miércoles en las principales ciudades de Venezuela.

13
febrero
2014

Dicen que "prefirió morir a vivir de rodillas".

Esa sería la filosofía de vida de Bassil Alejandro Dacosta Frías, un joven estudiante venezolano que falleció este miércoles de un disparo en la cabeza durante las protestas realizadas contra el Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Su historia, y las crudas imágenes de su muerte, conmovieron a los venezolanos, que han demostrado a través de las redes sociales su admiración por este manifestante que falleció frente a la mirada atónita de sus compañeros.

Su primo, Yorman Valero, dijo, en declaraciones al portal venezolano Ultimas Noticias, que de improviso "salieron de la nada botellas y esas cosas, y uno (hombre) salió uno de la nada así y empezó a dispararles a los que estaban más cerca y uno de los que estaba más cerca era el primo mío y le dieron en la cabeza".

Luego, la imagen de su cuerpo moribundo siendo trasladado por manifestantes hasta el hospital fue una de las crudas postales que expuso el nivel de violencia que experimentaron los opositores al chavismo.

Bassil Dacosta Frías, de 23 años, murió tras recibir un disparo en la cabeza durante las violentas protestas realizadas el 12 de febrero en las principales ciudades de Venezuela. Foto: Reuters

Bassil Dacosta Frías, de 23 años, murió tras recibir un disparo en la cabeza durante las violentas protestas realizadas el 12 de febrero en las principales ciudades de Venezuela. Foto: Reuters

Antes de salir a manifestarse, Bassil escribió en su cuenta de Facebook: "Bueno señores este que está aquí sale a marchar mañana sin miedo de nada con la esperanza de encontrar un mejor futuro".

Bassil Alejandro Dacosta Frías tenía 23 años y era estudiante de Mercadeo de la Universidad Alejandro de Humboldt.