Olivia Farnsworth, la "niña biónica" que no siente hambre, sueño ni dolor

17enero
2016

La madre de la niña británica de 7 años, asegura que su hija no lloraba cuando era bebé y que a penas sufrió un rasguño al ser atropellada por un auto.

Olivia Farnsworth desconcertó a los médicos cuando fue atropellada por un auto y arrastrada por la calle, puesto que no derramó ni una sola una lágrima, ni sufrió un rasguño.

Ella apenas come, duerme y no siente dolor, lo que lleva a los médicos a llamarla la "niña biónica".

Vive en Huddersfield, Inglaterra y a menudo pasa hasta tres días y noches sin dormir. Según señalan los médicos, tiene una condición que se describe como la eliminación del cromosoma 6.

Su madre, Niki Trepak de 32 años, señaló al Daily Mail que la condición significaba que su hija no tenía "ninguna sensación de peligro".

"Ella fue atropellada y arrastrada por la calle por un auto y no se quejó (...) Fue arrastrada unos unos diez metros. Fue horrible, yo creo que es algo que nunca voy a superar", expresó la mujer.

"Yo estaba gritando y todos mis otros hijos estaban gritando mientras corría. Pero Olivia era como, '¿qué está pasando?'. Ella simplemente se levantó y comenzó a caminar de nuevo hacia mí", relata la madre.

Agregó: "Debido al impacto debería haber tenido lesiones graves. Ella tenía una marca de neumáticos en su pecho (...) Los médicos piensan que lo que la salvó de una lesión era que ella no tuvo tensión en su cuerpo en ningún momento".

Niki contó que Olivia comenzó con estos síntomas cuando ella tenía tan sólo unos meses de edad. "Olivia nunca lloraba como un bebé y dejó de dormir en el día desde la edad de nueve meses", confesó.

La condición también se tradujo en que su pelo no creció adecuadamente hasta que ella tenía cuatro años de edad.

Foto: MEN