Maduro propone "conferencia nacional por la paz" para acabar con la violencia

El Presidente de Venezuela también advirtió que con la ayuda de efectivos militares seguirá enfrentando a los "extremistas de derecha".

22
febrero
2014

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó a todos los sectores del país a una conferencia de paz para terminar con la violencia y las protestas contra su gobierno.

Según Maduro, su gobierno es blanco de una campaña de desprestigio internacional para presentarlo como un dictador, debido a la represión a las protestas. Aunque aseguró ser un "pacifista". 

"Propongo una conferencia nacional por la paz con todos los sectores para neutralizar a esos grupos violentos. Es una convocatoria amplia, una conferencia por la paz, por la convivencia para enfrentar a los que quieren destrozar la patria", anunció. 

En un discurso ante una concentración de mujeres simpatizantes del gobierno que marcharon en Caracas por la paz, Maduro indicó que la convocatoria se llevará a cabo el miércoles. A pesar de lo anterior, no hizo un llamado directo a la oposición para que asista.

"Llamo a todo el país, en primer lugar, al pueblo bolivariano, ya que sin ellos no hubiera patria. El llamado es a que sigamos repudiando a los violentos, a que cesen las provocaciones", explicó. 

Maduro reiteró que su gobierno enfrenta un golpe de Estado "continuado", impulsado por grupos violentos que quieren desestabilizar al país apoyados por Estados Unidos. Además, de una campaña de desprestigio, en la cual se utilizan artistas y deportistas famosos. 

"Esta campaña mundial no acepta a Venezuela. Nosotros sabemos qué queremos. Hay muchos artistas y modelos que influyen en Venezuela y que nos hacen daño en el mundo, porque en el mundo están creyendo que yo soy un dictador, que soy un asesino, represor, y la derecha aquí aplaudiendo. ¿Qué dictador? Ustedes no saben lo que es un dictador. Yo lo que soy es un humanista, un chavista un militante de las causas de Simón Bolívar y Hugo Chávez, un pacifista", agregó. 

En la jornada, las mujeres simpatizantes del gobierno marcharon hacia la sede del gobierno llamando a la paz y contra el "fascismo".

Maduro también advirtió que con la ayuda de efectivos militares seguirá enfrentando a los "extremistas de derecha".

"La contrarevolución ha decidido derrocar por la vía violenta esta revolución constitucional, pacífica y democrática, y lo que han hecho es levantar la energía del pueblo, sus convicciones, sus fuerzas de paz que es lo que somos nosotros", agregó el Presidente de Venezuela.

Hasta ahora las manifestaciones callejeras que ya llevan dos semanas han dejado 10 muertos y unos 137 heridos.