Sharon: el líder que marchó a su ritmo en la guerra y la paz

Sharon: el líder que marchó a su ritmo en la guerra y la paz

Sharon llegó a ocupar casi todos los altos puestos de gobierno, sobreviviendo a un feroz debate sobre su rol en las masacres en la guerra del Líbano en 1982 para ser elegido como primer ministro en 2001.

Erwin Acevedo
11.01.2014

El israelí Ariel Sharon, un inconformista en la guerra y en la política, cambió para siempre Oriente Medio durante una carrera marcada por el atrevimiento y la desgracia, así como por reveses dramáticos y reapariciones memorables.

Sharon, odiado por los árabes y una figura divisiva dentro de Israel, dejó su marca en la región a través de la invasión militar, la construcción de asentamientos judíos en tierras capturadas y una sorprendente decisión de abandonar Gaza.

Comandante del Ejército desde el nacimiento del Estado judío en 1948, Sharon llegó a ocupar casi todos los altos puestos de gobierno, sobreviviendo a un feroz debate sobre su rol en las masacres en la guerra del Líbano en 1982 para ser elegido como primer ministro en 2001.

Famoso por su sobrepeso, en 2006 sufrió un ataque cardiaco que lo dejó en coma cuando estaba en la cúspide de su poder, y murió el 11 de enero de 2014 sin poder recuperar la conciencia.

Algunos diplomáticos creen que, de haber tenido buena salud, habría logrado la paz con los palestinos tras superar las duras críticas en Israel por ordenar en 2005 el retiro de las tropas y los colonos que se habían asentado en la Franja de Gaza.

"Como alguien que peleó en todas las guerras de Israel y aprendió por experiencia personal que sin la fuerza apropiada no tenemos posibilidades de sobrevivir en esta región (...) también aprendí que la espada sola no puede poner fin a este amargo enfrentamiento en esta tierra", dijo Sharon para explicar su controvertida decisión.

Pero sus críticos sostienen que el unilateralismo que favoreció ayudó a desacreditar la diplomacia e incentivó las posiciones ideológicas más extremas.

Sharon fue primer ministro en uno de los periodos más turbulentos de la relación entre israelíes y palestinos, como el levantamiento palestino del 2000 y la ofensiva del Estado judío después del fracaso de las conversaciones de paz.

Como líder de Israel, sitió a su Némesis Yasser Arafat con tanques después de que una ola de atacantes suicidas con bombas llegaran a Israel desde la ocupada Cisjordania.

Sharon, un acérrimo defensor de los asentamientos judíos en las tierras que Israel ocupó en la guerra de 1967, como ministro de Relaciones Exteriores instó en 1998 a los colonos en Cisjordania a "tomar cuantas cumbres puedan para extender los asentamientos, porque todo lo que tomemos ahora seguirá siendo nuestro".

Luego dijo que su polémica decisión de abandonar Gaza, que lo hizo alejarse del partido Likud y lo persuadió de formar una nueva fuerza política, le permitiría a Israel fortalecer su control sobre "territorio que es esencial para nuestra existencia".

Era una referencia a Cisjordania, donde su gobierno comenzó la construcción de una inmensa barrera durante el levantamiento palestino. Israel dijo que esa era una medida de seguridad, que los palestinos condenaron como una apropiación de tierras.

Sharon, un ex general que durante mucho tiempo fue considerado invencible por sus compatriotas, fue primer ministro desde el 2001.

Algunos analistas políticos sostienen que ninguna figura ha dominado Israel como lo ha hecho Sharon desde el primer ministro David Ben-Gurion.

Al igual que muchos líderes israelíes, Sharon -nacido en la Palestina gobernada por Gran Bretaña- creció en una comunidad agrícola. Luego vivió en una gigantesca propiedad en el sur de Israel, en la que solía ser fotografiado recorriendo los campos.

VIDA ENTRE EL EJÉRCITO Y LA POLITICA

Sharon se unió al movimiento judío Haganá a los 14 años. Herido en la guerra de la fundación de Israel en 1948 cuando era un joven oficial, llegó a liderar unidades clave y formó una policía represora para las incursiones transfronterizas de las guerrillas palestinas.

Sharon, quien tenía reputación de osadía y de no obedecer órdenes, fue reconocido por los temerarios operativos que terminaron en resonantes victorias en el campo de batalla y que le permitieron ganarse el rango de mayor general.

"El instauró el principio de que nadie que atacara a nuestras tropas o civiles saldría inmune, sin importar dónde estuvieran", dijo el ex ministro de Defensa Yitzhak Mordechai.

Sharon dejó el Ejército en 1973 para desarrollar su carrera política. Tres meses después, volvió a la fuerza y comandó las tropas que lanzaron una contraofensiva que ayudó a vencer a las fuerzas de Egipto en la guerra de Yom Kippur de 1973.

Una foto de Sharon en el desierto, con su cabeza vendada, se convirtió en una imagen icónica del conflicto.

Sharon ascendió al poder en 1977 con el partido Likud, poniendo fin al dominio del Partido Laborista.

Sharon se ganó la enemistad de los árabes por planificar la invasión al Líbano en 1982, durante la cual sus aliados de las milicias cristianas masacraron palestinos en dos campos de refugiados.

Pese a que siempre negó cualquier mala acción en lo ocurrido en el Líbano, eventualmente fue forzado a renunciar como ministro de Defensa en 1983 después de que una investigación israelí dijera que tenía "responsabilidad personal" por no hacer nada para impedir el derramamiento de sangre.

Sharon describió ese proceso como una "marca de Caín" y muchos pensaron que su carrera política estaba terminada. Pero tras pasar por varios puestos en el gabinete, fue elegido como líder del Likud en 1999 y llegó a ser primer ministro dos años después, cargo que ocupó por cinco años hasta que cayó en coma.

VIOLENCIA PALESTINA

Como parte del gabinete, en el 2000 visitó el complejo de la mezquita al-Aqsa de Jerusalén, el tercer sitio sagrado del Islam y que también es adorada por los judíos como el lugar de los templos Bíblicos.

La visita al lugar, en una parte de Jerusalén que Israel capturó en la guerra de 1967 y anexada en una decisión nunca reconocida por la comunidad internacional, fue vista como la chispa para el segundo levantamiento palestino.

Durante la consiguiente explosión de violencia, el respetado académico palestino-estadounidense Edward Said dijo que Sharon era un "primer ministro homicida", que a lo largo de su vida llevó adelante una "barbarie sistemática" contra los palestinos.

Sharon se casó dos veces. Su primera esposa, Margalit, murió en un accidente automovilístico en 1962. Tuvieron un hijo, que falleció en 1967 cuando un amigo disparó accidentalmente mientras jugaban con un rifle. En 1963 se casó con Lily, hermana de Margalit, quien murió de cáncer en 2000. Tuvieron dos hijas.

"Sharon fue una aglomeración de contradicciones, un cínico incomparable un patriota comprobado, un hombre que construyó el Likud y luego lo abandonó, que mezcló a judíos y palestinos en Cisjordania mientras abandonaba Gaza, dijo Uzi Benziman, autor del libro "Sharon: un césar israelí".

Destacó las variadas teorías respecto a qué motivó el retiro de Gaza, incluyendo la hipótesis de que quería desviar la atención de las acusaciones de corrupción contra él y sus hijos.

"Cualquiera sea la verdad, no se puede negar que el legado de Sharon fue convencer a los israelíes de que la idea de mantener todos los territorios (palestinos) no era duradera", sostuvo Benziman. "Fue el último de los líderes reales".

 

Agencia Reuters


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]