Cultura y deporte: Motores de cohesión comunal

La sicología apunta al desarrollo cultural y deportivo como esencial para tener comunidades sanas. En la actualidad los municipios tienen programas que satisfacen algunas de estas necesidades, pero los expertos analizan falencias importantes, ¿qué tan prioritarios son estos temas para las autoridades municipales a lo largo de su gestión?, vecinos, autoridades y conocedores del escenario nos cuentan.


Hace tres años hicieron el primer “Malón Urbano” en el barrio de Claudio Araya, la idea era reunir vecinos que de a poco estaban mostrando interés por conocerse y hacerlo en un espacio público. Resultó, les gustó y lo probaron otra vez. Claudio, presidente de una Junta de vecinos, calcula que desde entonces realizan tres o cuatro eventos al año cuando el clima lo permite.

Los Malones han tenido mucho cuento. Hay señoras que llegan con sillas de ruedas y cuidadoras. Me acuerdo de una que no se perdía malón alguno y a la que la asistenta le decía: “Vámonos a la casa. Hay que tomarse los remedios de las cinco” y ella contestaba “¡Después! ¿Tráigame una copita de vino?”.

La junta de Claudio ha aprovechado los fondos concursables municipales para desarrollar las inquietudes culturales que existían en su barrio. Esto ayudó a la cohesión de los vecinos. Hoy, incluso, tienen un grupo de Whatsapp para compartir datos que van desde información de seguridad hasta las ofertas de helado del almacén “La Cabaña”.

Vecinos de Providencia en la Plaza José M. Barros

Pero el panorama general no parece ser tan alentador para algunos expertos. La psicóloga clínica y comunitaria de la Fundación Junto al Barrio Jacqueline Navarro, sostiene que la gestión cultural es un pendiente para las autoridades locales.

Creo que primero hay que poner sobre la mesa que las municipalidades deberían ver el valor principalmente de la cultura, porque ya el deporte está muy asumido, pero la cultura está mucho más al debe y tiene un impacto social muy bueno y fuerte”.

Para Mónica Morales, trabajadora social y experta en Metodologías para el Desarrollo Local y Comunitario, "estos temas se abordan cuando existe una demanda inicial de la comunidad. No es como educación y salud que tienen que ir a la conversación de forma clara. Deporte y cultura van cuando los vecinos lo exigen".

El secretario Ejecutivo de la Asociación Chilena de Municipalidades, Iván Borcoski, tiene una visión distinta, pues indica que “el deporte y la cultura son vehículos en el cual se legitima la acción municipal”, entonces “todos los municipios desarrollan actividades deportivas y culturales en la medida de sus recursos. Existen prioridades como educación, salud, programas asistenciales para las familias más vulnerables de la comuna, etc., pero siempre hay alternativas para financiar programas deportivos y culturales y que corresponde a fondos propios”.

“Por ley, las Municipalidades deben preocuparse del bienestar de sus vecinos y sin duda, el deporte y la cultura son muy importantes”, afirma el representante.

Martín Castañeda sabe de esto, el taller de karate que toma en su municipalidad le ha cambiado la perspectiva de vida, ahora se preocupa de su salud y de practicar deporte. Confiesa que entre colchonetas y vecinos ha aprendido valores tan importantes como la disciplina y el respeto, e incluso, ha conocido el amor.

En otro lugar pero en la misma comuna Olga Luengo asiste a clases de zumba. Lleva tres años participando y dos años y medio haciendo acondicionamiento físico. Opina que donde vive hay mucha oferta de actividades y que las instancias están ahí para quien las quiera tomar.

Baile entretenido y otras actividades

Sin duda el deporte y la cultura aportan entretención, esparcimiento y bienestar a los habitantes de una comuna. Andrés Chacón, director ejecutivo de la Asociación de Municipalidades de Chile, coincide en que para la gestión municipal es relevante el trabajo en el ámbito cultural y deportivo; “de hecho a medida que los países se desarrollan, los temas de cultura y deporte son cada vez más importantes”. Pero al parecer en Chile aún no estamos en ese proceso y la mayoría de las veces no son éstos los frente más destacados en tiempos de campaña política. Chacón advierte que los temas deportivos y culturales “todavía no influyen” en la elección de un candidato.

“Creo que en los municipios hoy día se espera que el alcalde sea un hacedor y puede ser que la cultura y el deporte lo destaque, por ejemplo si es un deportista de buenos valores puede permitir que sea elegido”, pero actualmente “la gente espera (que el alcalde) solucione sus problemas, como la seguridad o el empleo”.

Iván Borcoski también reflexiona al respecto y comenta que “todos los candidatos y de todos los sectores, tienen en sus propuestas desarrollar actividades culturales y deportivas. Algunos lo colocan como anexo (al programa), pero la mayoría propone y compromete más cultura y deporte”.

Organizado por el municipio o no, lo cierto es que los vecinos agradecen actividades en sus comunas, que les sirvan para cambiar positivamente su rutina diaria, argumentando que así se sienten menos solos, se distraen e integran a la comunidad.

Carlos Fuentealba

Carlos Fuentealba tiene 30 años y es actor. Cuenta que no hacía ninguna actividad física hasta que su pareja le comentó que existía una piscina municipal cerca de casa con entrada gratuita. Un día se animó y se encontró con un lugar que describe como “maravilloso”.

"Es como una luz de esperanza tener un espacio así, ayuda a generar lazos con otras personas. He conocido vecinos que no tenía idea que vivían al lado mío".

Carlos Fuentealba
Berta Eliozondo

Berta Eliozondo asiste hace cuatro años a baile entretenido y aeróbica, dos actividades que le han dado grandes beneficios, además de variar su vida social y potenciar la solidaridad. Es parte también del grupo de tejido, donde no hay profesor, pero sí una dinámica de compartir conocimiento entre los asistentes: “lo que no sabe una, lo sabe la otra”, comenta orgullosa.

"Este taller entrega lo mejor de la vida: tener amigas. Yo pasaba en mi casa encerrada y no tenía contacto con nadie. Ahora vengo siempre".

Berta Elizondo

Participación + empoderamiento:
Las claves para crear comunidad

De una manera participativa, esta es la mejor forma de implementar programas de cultura y deporte, según la psicóloga Jacqueline Navarro. La razón es simple, al hacer parte de “un algo” a los vecinos, crece el empoderamiento, la conexión con la zona y la sociabilización; todas herramientas demasiado importantes a la hora de mantenerse lejos de la vulnerabilidad y de crear lazos sólidos como comunidad.

Investigaciones de la Unesco, sumado a la experiencia, han permitido a la Fundación Junto al Barrio darse cuenta “que efectivamente el acto de los vecinos de participar en los procesos culturales produce un tipo de relación que era mucho más de colaboración, está anclado en el goce y en el disfrute de hacer algo juntos y eso está también arraigado a una historia particular”.

Entre telares y lanas, María Vivanco -presidenta del Club del Adulto Mayor de su municipio- menciona el poder y la inclusión en la sociedad como grandes beneficios de la organización comunal.

“Conversamos de la familia, estamos muy empoderadas y enteradas de lo que está pasando en nuestro país y en esta comuna. Nos ayuda a estar vigentes, cuando estamos en la mesa y llegan nuestros familiares podemos conversar de los temas”, indica.

Tejidos

“La cultura no es sólo la posibilidad de ver un espectáculo sino de ser parte de ese proceso”, reafirma Navarro.

Bien lo sabe Álvaro Pérez, que gracias a un fondo concursable el año pasado pudo hacer un “mes cultural” que reunió a varios artistas del barrio.

Para él hay un aumento en la necesidad de participar de estas actividades y no solo ir a las que se ofrecen desde las municipalidades. “Esto tiene que ver con un avance hacia la autogestión de los ciudadanos cuando todas las autoridades como la Iglesia y los políticos han perdido autoridad. Me parece que esto va para allá porque no basta con quejarnos. Para nosotros lo importante es dar nuestras propias respuestas”.

Carmen Romero, directora ejecutiva de Fundación Teatro a Mil, ve el interés de la ciudadanía en temas culturales cada verano, al realizar el Festival Internacional Santiago a Mil.

"Es fundamental que los gobiernos locales tengan una política cultural que trabajen con los artistas de la comuna y que al mismo tiempo hagan suyas las políticas públicas en términos de patrimonio, acceso, formación y creación".

La autogestión no sólo existe en la cultura. ​La Fundación Deportelibre busca recuperar espacios públicos y abandonados para que sean reutilizados por la comunidad. El primero de sus proyectos es el Parque de escalada Los Silos en el Parque Los Reyes, un lugar que tiene contentos a los vecinos del sector por embellecer el lugar, entre otras cosas.

La gestión de Fundación Deportelibre

“Todas las municipalidades deberían priorizar mucho más las actividades de recreación deportiva y cultural en sus barrios. En estas se generan vínculos sociales, la comunidad se apropia del espacio público”, agrega a la idea el director de la Fundación Deportelibre, Miguel Anabalón.

Serotonina y oxitocina

Las patologías mentales son frecuentes en Chile y sobre todo en sectores con menos recursos donde a los problemas cotidianos se suma la falta de dinero, peores condiciones de vida y distintos factores de riesgo que llevan a la familia a la vulnerabilidad. En este escenario la gestión del municipio suele ser clave a la hora de aliviar enfermedades como el estrés y la depresión; es aquí donde algunos apuntan al deporte y a la cultura como efectivos salvavidas.

Jacqueline Navarro relata su experiencia en barrios con bajos recursos y asegura que si “bien el promedio de depresión en Chile es de 17%”, en estos lugares “fluctúa entre 28,8% y 42%“.

La actividad deportiva aumenta la serotonina y disminuye el cortisol que es la hormona causante del estrés; mientras que por otro lado “la experiencia cultural puede ser placentera y ese goce de estar disfrutando el momento produce oxitocina, la hormona del amor. Eso obviamente hace que el organismo funcione de mejor manera”, puntualiza Navarro.

Irma Hernández tuvo depresión a comienzos de año cuando sentía que ya no le quedaba mucho más que hacer en la vida. Pero las diversas actividades culturales y deportivas que ha realizado durante el año le han devuelto las ganas de hacer cosas.

Ventajas mentales del arte

La experta en Metodología en desarrollo local y comunitario, Mónica Morales agrega que dentro de las ofertas municipales existe una inclinación por el fútbol, sobre todo en barrios de más bajos recursos donde los vecinos ven aquí una clara oportunidad de “sacar tensiones” y “relajarse”. “Es por eso que lo que más se ofrece son arreglos de canchas y programas de fútbol”.

Ingrid Núñez

Pero también existen otro espacios. Ingrid Núñez es instructora de zumba de una municipalidad desde 2000. Cuenta que sus alumnas salen contentas y destaca el interés constante de ellas por realizar actividades físicas: Lleva doce años haciendo clases al mismo grupo de vecinas.

"El deporte ayuda a las personas principalmente para que tengan un rato libre. Algunos vienen para bajar de peso, para entretenerse y otros para salir de la rutina. Es definitivamente pro salud".

Ingrid Núñez
María de los Ángeles Chandía

María de los Ángeles Chandía es una de las alumnas de Ingrid y es la Presidenta del Club de deportes de la comuna. Agrega que estos cursos municipales son clave para el bienestar de las vecinas.

"Hay señoras que tienen muchos problemas y esto las ayuda a salir de su rutina. Sirve para que salgan de la casa y tengan otra calidad de vida".

María de los Ángeles Chandía

La desigualdad del acceso

La trabajadora social Mónica Morales indica que el deporte se toma en cuenta más que la cultural, debido a la preocupación por el alto índice de sedentarismo y obesidad del país.

“En los últimos años el aumento de las canchas o de plazas donde se puede hacer ejercicio es grande, hace un tiempo no se invertía en esto”, la cultura en cambio es más difícil de abordar “porque tiene que ver más con la necesidad de infraestructura, de oferta cultural y en general para esto hay que tener más recursos”

Pero, la desigualdad no sólo aparece entre los programas de cultura y deporte, también se expresa según los ingresos municipales. El Centro de Inteligencia Territorial de la Universidad Adolfo Ibáñez ha desarrollado un indicador para estimar la facilidad de acceso a infraestructura deportiva en 22 ciudades del país, donde se aprecian las disparidades entre las distintas zonas.

*La medición muestra la cantidad de infraestructura a la que podemos acceder a 15 minutos caminando desde el lugar donde vivimos. Se encuentra expresado cada 100 habitantes y para este caso, los equipamientos deportivos que fueron considerados corresponden al catastro realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas en el precenso del año 2011.

Asimismo el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes deja ver en sus estadísticas la poca equidad entre regiones. A modo de ejemplo, en sus estudios contabiliza 22 espacios culturales en Vitacura mientras que en La Pintana solo existen dos, y una de ellas es una biblioteca.

Fundación Deportelibre comentan que aún “ faltan muchas instancias deportivas, principalmente en las comunas con menos recursos, donde los índices de sedentarismos son altísimos”, sobre todo en un contexto en que el interés del chileno por el deporte es cada vez mayor. “La gente está dando cuenta de lo importante que es, para lograr calidad de vida, el mantener tanto mente como cuerpo saludables, y la actividad física da infinitos beneficios a ambos”.

Sin duda que el debate tiene varias aristas, pero la claridad sobre la importancia de la gestión municipal en cultura y deporte es sólida. Aunque son cada vez más potentes las instancias de autogestión desarrolladas por organizaciones vecinales, el municipio sigue siendo percibido como la principal puerta de entrada a la cultura y al deporte en las comunas del país.

Próximos a las Elecciones Municipales de octubre y dada las ventajas que estos temas traen a la calidad de vida de los vecinos, surge como primordial que los planes de acción de los candidatos a alcalde y concejal puedan tener un enfoque mayor en estas áreas.

* Durante la investigación de este reportaje se consultaron modelos de gestión cultural y deportivo de varias municipalidades del país, las cuales no son nombradas por ser esta mención posiblemente interpretada como propaganda política en el contexto de las Elecciones Municipales.