60 años de cárcel para ex ejecutivo del Banco Central

60 años de cárcel para ex ejecutivo del Banco Central por abusar sexualmente de sus hijas

El tribunal se formó la convicción de que el condenado violó de manera reiterada a sus tres hijas durante 2010.

20
abril
2013

El Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago condenó a Enrique Orellana Cifuentes a cumplir tres penas de 20 años de presidio, sin beneficios, en calidad de autor de los delitos reiterados de violación de sus tres hijas menores de 14 años.

La sala, integrada por los magistrados Geni Morales Espinoza (presidenta); Juan Carlos Urrutia Padilla y Pedro Maldonado Escudero (redactor), dio por acreditado que Orellana violó reiteradamente a su hija P.V.O.C, “en fechas en general indeterminadas”.

Sin embargo, pudo precisar que algunos de los abusos se produjeron en la playa, durante las vacaciones familiares en enero de 2010, además de varios fines de semana el mismo año en domicilios de calle Catedral y Capuchinos.

En la audiencia de comunicación de sentencia se impuso al condenado Orellana Cifuentes las penas accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure cada condena.

Asimismo, se acogió la demanda civil y se condenó a Enrique Orellana a pagar la suma total de 400 millones de pesos, la que se distribuirá en partes iguales entre las tres hijas víctima del abuso y la madre.

"Jamás he hecho nada en contra de mis hijas. No he hecho nada por ellas que no sea quererlas, cuidarlas (y) amarlas", afirmó Orellana.

Sobre las causas que motivaron la demanda, Orellana apuntó a su ex esposa, Yamile Caba.

"Mi ex mujer fue incapaz de soportar que yo me enamorara de otra mujer", sostuvo.

"Cada una de las niñas presentaban lesiones, relatan los hechos y han sido periciadas por especialistas que, hasta el día de hoy, señalan que presentan daños en la esfera de su sexualidad", aseguró, por su parte, el abogado querellante Fernando Monsalve.

En tanto, para el abogado defensor, Francisco Cox, el perito que le realizó el examen sexológico no sería competente en la materia.

"El examen fue practicado en siete minutos (...) por una persona que tiene cuatro meses de ingreso al Servicio Médico Legal y que siempre había sido ginecólogo", afirmó.

Sin embargo, el fiscal Patricio Macaya, de la Fiscalía Centro Norte salió al paso de la crítica de Cox, sosteniendo que el facultativo tendría un manejo del colposcopio que ha sido avalado a lo largo de su trayectoria.

De cualquier manera, la defensa de Orellana presentará un recurso de nulidad en la Corte Suprema.

El tribunal se formó la convicción de que el condenado violó de manera reiterada a sus tres hijas durante 2010.