"El ministerio velará por la titulación de los jóvenes"

El secretario de Estado explicó que si se concreta el cierre de la Universidad del Mar "la institución va desapareciendo gradualmente".

30
octubre
2012

El ministro de Educación, Harald Beyer, explicó este martes que si el Consejo Nacional de Educación (CNED) determina cerrar la Universidad del Mar, este proceso se realizará de forma gradual, asegurando que la secretaría de Estado y el CNED velarán por la titulación oportuna de los alumnos que siguen sus estudios en ella o por el traspaso de éstos a otra institución.

"La ley es muy clara. Establece que el CNED y el ministerio tienen que velar por la titulación de esos jóvenes, por lo tanto, lo que ocurre que esos jóvenes se titulan y la universidad no puede aceptar nuevos alumnos en esos casos, y la institución va desapareciendo gradualmente", aseguró Harald Beyer.

Beyer solicitó al CNED la cancelación de la personalidad jurídica o cierre definitivo de la mencionada casa de estudios superiores, luego que una auditoría de cinco meses arrojara que presuntamente vulneró sus propios estatutos y habría efectuado supuestos retiros de excedentes y lucrar, lo que está prohibido por ley.

La investigación sumaria del Mineduc comenzó tras la renuncia en mayo pasado del ex rector de la universidad, Raúl Urrutia, quien sostuvo que había presuntas irregularidades en el plantel.

El secretario de Estado explicó que "el CNED para efectos prácticos actúa como un tribunal, eso significa que tiene que escuchar a todas las partes y decidir sobre la base de los distintos antecedentes (…) el CNED por ley no tiene un plazo definido, éste tiene que tomarse el tiempo conveniente para hacer la investigación".

El ministro Harald Bayer puntualizó que "hay un quebrantamiento grave de los estatutos de la institución, lo único que podemos hacer nosotros es pedir la cancelación de la personalidad jurídica de la institución, no tenemos más atribuciones, no tenemos sanciones intermedias, la legislación vigente es esa y por eso nosotros hemos dicho que necesitamos un nuevo marco regulatorio, con una Superintendencia de Calidad y dé cuenta de los distintos problemas que hay, tengamos una regulación mucho más apropiada, tengamos mayor capacidad de fiscalización de las instituciones, con las atribuciones modestas que tiene el ministerio de Educación, y cuando éste llega a estas conclusiones, lo único que cabe es pedir el cierre de la institución".