Intendente Orrego: Las inversiones de Aguas Andinas "no han sido suficientes"

21abril
2017

La empresa, por su parte, descartó responsabilidades en la emergencia, aludiendo la causante en fenómenos meteorológicos

El intendente Metropolitano, Claudio Orrego, informó que San Bernardo, El Bosque, Calera de Tango y Providencia salieron de la alerta roja luego de que retomaran el servicio de agua potable tras el corte masivo.

Tras el comité de emergencia de esta mañana, la autoridad indicó que se han presentado mejoras en las condiciones de turbiedad en el río Maipo, dejando a las zonas aludidas con el suministro restablecido.

"El despliegue del protocolo de emergencia funcionó 100%", remarcó Orrego, haciendo hincapié en que los 32 hospitales del área están con agua al igual que los centros de diálisis. Asimismo, ratificó la funcionalidad de los 211 puntos de distribución del recurso, el cual no ha sido mayormente ocupado, "porque las personas se programaron y entendieron el llamado que se hizo con anticipación".

Esval declara estado de preemergencia para el Gran Valparaíso y Litoral Sur

Esval declara estado de preemergencia para el Gran Valparaíso y Litoral Sur

La empresa comunicó que la turbiedad en los ríos Aconcagua y Maipo "podría afectar las plantas de agua potable".

Orrego agregó que la cifra de perjudicados es de 650 mil, pero que dicho número irá descendiendo paulatinamente.

Sobre las responsabilidades de Aguas Andinas, el jefe regional manifestó que "cuando hay cambio climático las empresas deben profesionalizarse, y es evidente que las inversiones de esta no ha sido la correcta". Agregó que es la firma "la encargada de invertir en la realización de pozos y otras obras que beneficien a la comunidad".

AGUAS ANDINAS: NINGUNA PLANTA EN EL MUNDO PUEDE SOPORTAR ESA TURBIEDAD

Eugenio Rodríguez, gerente corporativo de atención al cliente de Aguas Andinas, comunicó que se están realizando los trabajos necesarios. "Somos los más interesados en que los estanques de almacenamiento entren luego en funcionamiento, pero todas estas obras requieren tiempo", complementó.

"No es fácil construir un estanque de 1.500 millones de litros", expresó Rodríguez, recordando que las faenas deberían estar terminadas entre 2018 y 2019.

Asimismo, rechazó responsabilidades por parte de la entidad, argumentando que son los efectos climáticos los causantes del fenómeno.

"No hay planta en el mundo que pueda tratar agua con esos niveles de turbiedad", sentenció.