Ministro de Agricultura a su par brasileño por carne adulterada: "No vamos a actuar en función de amenazas"

20marzo
2017

Carlos Furche aseguró que la suspensión a las importaciones desde Brasil se mantendrá hasta recibir una aclaración de parte de sus autoridades.

El ministro de Agricultura, Carlos Furche, aclaró que Chile no se dejará amedrentar por las advertencias hechas por su par brasileño luego de conocerse la suspensión de las importaciones de carne de ese país debido a adulteración de este producto concretado por frigoríficos.

Brasil tomará represalias si Chile cierra completamente el mercado a sus carnes

Brasil tomará represalias si Chile cierra completamente el mercado a sus carnes

El ministro de Agricultura de dicho país, Blairo Maggi, dijo contar con la autorización de Michel Temer para tomar medidas más fuertes.

 

El secretario de Estado aseguró que la medida parcial seguirá vigente una vez que se entregue información clara sobre "cuándo ocurrió esa exportación, cuántas veces ocurrió esa exportación, cuál es la calidad de ave que se exportó, cuál es la trazabilidad posible de esa exportación de carne de ave"

"Nosotros no vamos a actuar en función de amenazas, lo haremos en función de la información objetiva que recibamos. Hasta ahora, siete de la tarde, nosotros no tenemos información oficial de cuáles son los frigoríficos que están afectados por la investigación, sólo suponemos, porque esa es la información extraoficial que hemos recibimos, de que de los 21 frigoríficos que supuestamente están siendo investigados, hay uno que ha exportado carne de ave a Chile", aseguró a radio Cooperativa.

Furche además explicó que la suspensión tiene un afán de protección a la seguridad de los consumidores nacionales y no comerciales, como se desprendió de las advertencias del ministro brasileño de Agricultura, Blairo Maggi.

"Lo que esperamos es información oficial. Una vez que tengamos información oficial, podemos proceder, eventualmente, a ir flexibilizando la medida que tomamos el día de hoy", sentenció.