Villa Las Estrellas, un pueblito de chilenos en plena Antártica

Villa Las Estrellas, un pueblito de chilenos en plena Antártica

En la base viven 64 personas, tiene un banco, una escuela, un centro comercial y un gimnasio.

24Horas.cl Tvn
28.03.2014

La vida es dura para el ser humano en la Antártica: hay vientos glaciales, mucha nieve y menos de 40ºC en invierno. Pero en medio de este desierto de hielo se encuentra Villa Las Estrellas, un pueblito de chilenos con 64 habitantes.

Situada en la Bahía Fildes en la Isla Rey Jorge, la pequeña localidad posee agencia de correos, un banco, e inclusive una escuela para los seis niños de la localidad.

Esta villa antártica forma parte de la base chilena Presidente Eduardo Frei, en el archipiélago Shetland del Sur. Inagurada en 1984, tiene poco más de diez casas, y también un almacén, un centro comercial y un gimnasio.

Los residentes son en su mayoría las familias de los militares de la base aérea chilena.

Poco a poco, han ido adaptándose a las rigurosas condiciones del clima antártico y han aprendido a convivir con la exótica fauna de la región, como los pingüinos papúa, con sus característicos pico y patas anaranjados.

"Vivir acá es entretenido comparado con el continente. La parte difícil es pasar muchos días encerrado. Por ejemplo, el invierno pasado estuvimos ocho días sin salir de la casa por el viento y la nieve", contó a la AFP José Carrillán Rosales, director y maestro de la escuela.

Residir allí también exige organización. El mercado local abre apenas dos veces a la semana y no tiene mucha variedad de productos.

Los residentes tienen que traer y almacenar artículos de higiene personal, como jabón y dentífrico, así como los alimentos, que deben ser congelados.

Villa Las Estrellas, un pueblito de chilenos en plena Antártica  

Hace dos años que Rosales, originario de Chillán, 450 km al sur de Santiago, vive en este pueblo antártico con su mujer, también maestra en la escuela, y sus dos niños.

En Chillán, la temperatura puede alcanzar los 38ºC en verano. En la Antártica, en invierno puede caer casi 80 grados, hasta unos -40ºC en invierno.

Pero Rosales está contento.

"Acá la vida es tranquila, uno no se preocupa con robos, con el tráfico. Además, allá en el continente uno ve al hijo a la hora del almuerzo y en la noche. Acá yo estoy con ellos todo el día", contó.

"Es fascinante vivir en un lugar que casi nadie puede venir a ver. También es un desafío, porque para vivir acá uno tiene que salir siempre muy abrigado, a veces no se puede salir afuera por las ventiscas. Es la parte difícil de vivir aquí en la Antártica", contó a la AFP la avispada pequeña.

Además de las ventajas financieras, vivir nuevas experiencias es un atractivo más para los chilenos que residen en el pueblo.

Francisco Fuentes, de 62 años, es el gerente de la única agencia del banco BCI en el pueblo.

Casado hace 37 años, con dos hijos mayores, dejó su familia en Chile para convertirse en el único funcionario del banco que funciona diariamente.

Allí, sus cerca de 80 clientes -que trabajan en bases chilenas, como en Frei y en la vecina Gobernación Antártica Marítima chilena - pueden retirar pesos chilenos, hacer transferencias, cambiar dólares y hacer inversiones.

"Lo que me gusta hacer aquí son cosas impensables cuando yo vivía en el continente, como volar en helicóptero sobre los glaciares", contó Fuentes, que gana en la Antártca un 120% más de lo que ganaba en Chile.

Fuente: AFP (Vitoria Velez / Vanderlei Almeida)


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]