Cómo impacta el reloj biológico en tu rendimiento deportivo

Cómo impacta el reloj biológico en tu rendimiento deportivo

No hace tic-tac y no es ni analógico ni digital, pero el cuerpo humano tiene un reloj que puede tener un impacto dramático en la capacidad deportiva de cada persona.

24horas Administrator
03.02.2015

No hace tic-tac y no es ni analógico ni digital, pero el cuerpo humano tiene un reloj que puede tener un impacto dramático en la capacidad deportiva de cada persona.

Su influencia es tal que puede hasta determinar las chances de un atleta de ganar una medalla olímpica.

Según un equipo de la Universidad de Birmingham el rendimiento de una persona puede varias hasta un 26% en el transcurso de un día.

La diferencia en el rendimiento de una persona puede llegar a ser hasta de un 26%.

 

La investigación destaca que a quienes les gusta levantarse temprano alcanzan su punto atlético óptimo al mediodía, mientras que para la gente que le cuesta irse a la cama su rendimiento mejora en la noche.

Los científicos señalaron que estas conclusiones pueden llegar a ser una de las razones de por qué algunos equipos españoles son tan exitosos en el fútbol europeo, cuyos partidos se disputan por la noche.

Alondras y búhos

El reloj biológico de las personas, conocido como ritmo circadiano, controla la rutina diaria del individuo, desde estar alerta al riesgo de un ataque al corazón.

La investigación diferenció a las personas en dos grupos, las alondras para los madrugadores y los búhos para los noctámbulos.  

El estudio sugiere que los hábitos de sueño tienen un gran impacto en los resultados que obtienen las personas.

Un grupo de 20 jugadoras de hockey fueron sometidas a una serie de ejercicios repartidos en diferentes horas del día.

Los resultados mostraron que hacia el final de la tarde se alcanzó el mejor rendimiento en general, pero los científicos observaron por separado las características de cada persona y las dividieron en grupos entre matutinas (alondras), nocturnas (búhos) y en el medio.

La diferencia entre el mejor y el peor tiempo fue de hasta un 26%, emergiendo un cuadro mucho más complicado.

Mínima ventaja

El doctor Roland Brandstaetter, líder de la investigación, le dijo a la BBC que "los atletas y sus entrenadores se beneficiarían en gran medida si conocieran cuando es el tiempo óptimo de rendimiento".

La diferencia de un 1% ha sido determinante entre el cuarto lugar y una medalla en muchos Juegos Olímpicos.

Lo positivo, destaca Brandstaetter, que ese reloj biológico se puede ajustar, como lo hace naturalmente el organismo cuando una persona viaja a una zona con un huso horario diferente.

"Si tú eres una persona de la mañana no funcionarías a tu máximo nivel en una competencia en la noche, por lo que deberías adaptar tus horas de sueño a la competencia".

En España se suele jugar partidos de fútbol en la noche, a diferencia de Inglaterra que prefieren en la tarde.

Para el doctor estas variables en el reloj biológico contribuyen ampliamente a los problemas que sufren los equipos ingleses en la élite del fútbol europeo, la Liga de Campeones.

"Tienes a jugadores que actúan extraordinariamente bien en la Liga Premier inglesa a las tres de la tarde, pero de repente no rinden tan bien en los paridos de noche de la Liga de Campeones", explicó.

Al comparar los hábitos en Inglaterra con la sociedad española, que suele estar activa en horas más tarde durante el día, el doctor considera que eso les brinda a sus equipos una ventaja en los duelos continentales.

El ritmo circadiano

Estos hallazgos no sólo afectan a los deportistas de élite, sino a cualquier persona en sus actividades diarias.

Emily Defroand, de 20 años, participó en el estudio y expresó que las conclusiones fueron "espeluznantemente realistas".

Emily Defroand, a la izquierda, participó en la investigación.  

Defroand es feliz levantándose a las 7:30 de la mañana por lo que los partidos al mediodía "son perfectos para mí. Un poco más tarde me siento cansada y necesito más bebidas energéticas para mantenerme activa".

En contraste, su compañera Olivia Chilton asegura que si pudiera se levantaría a las "11:00 de la mañana. Prefiero mucho más los entrenamientos en la tarde o noche".

"En la mañana me siento medio dormida durante el calentamiento, no me siento alerta para seguir y pegarle a la pelota. Simplemente no me siento".

Para el doctor Brandstaetter el estudio no sólo se aplica a la actividad deportiva, sino también para encontrar el talento de adolescentes en su época escolar.

"La mayoría de ellos son búhos, pero son examinados en horario escolar".

La mayoría de los deportes, como el fútbol, suele disputar sus eventos más importantes en la noche.  

 

"En ese momento ellos están al 70%-80% de su rendimiento, por lo que solemos perder el talento de un alto número de chicos al examinarlos a una hora equivocada en el día".

El doctor Thomas Kantermann, de la Universidad de Groningen y el director científico del proyecto ChronoCity en Alemania, le dijo a la BBC que "el estudio contribuye a nuestro entendimiento sobre la importancia del ritmo circadiano y el tiempo interno en el rendimiento físico".

"Sólo al tomar en cuenta este tiempo interior es que será posible hacer un análisis justo al rendimiento de las personas".

"Este estudio confirma nuestras investigaciones anteriores y prepara el terreno para que hayan más fructíferos estudios sobre el ritmo circadiano en el futuro".


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]