Las curiosas y extrañas formas de protestar de los aficionados de fútbol

Las curiosas y extrañas formas de protestar de los aficionados de fútbol

Se dice que el amor por un club fútbol es incondicional y los hinchas son capaces de hacer lo que fuera por defenderlo. Incluso hasta el mayor sacrificio: no verlo jugar. Pero también hay otras formas un tanto peculiares.

BBC Mundo
12.02.2016

Redacción BBC Mundo

"El fútbol sin aficionados es nada". Esa es la consigna que une a los hinchas del deporte más popular del mundo en protesta contra los cada vez más elevados precios de las entradas a los estadios.

La diferencia es que cada uno tiene una manera particular de expresar su descontento.

En los últimos días, dos de los clubes más históricos de Inglaterra y Alemania, Liverpool y Borussia Dortmund, sufrieron la ira de sus propios aficionados por el plan de aumentar el precio de algunas entradas para la próxima temporada.

160211130707_aficionados_624x351_pa_nocredit.jpg

Muchos temen que los verdaderos aficionados sean desplazados por los "hinchas turistas", que suelen estar dispuestos a ganar más dinero.

Reclaman que el fútbol está en riesgo de perder su identidad al favorecer a personas con dinero sin importar su arraigo con el club y no al grueso de aficionados que históricamente han sido leales al escudo y colores del equipo.

Muchos temen que los principales estadios se conviertan en destinos turísticos y que familias que han seguido a un club durante generaciones ya no puedan seguir yendo al campo.

Las pancartas en la grada es la forma más común de protesta, pero no es la única, como tampoco son los precios la única fuente de disgusto.

En BBC Mundo recopilamos hasta siete de las protestas más curiosas y extrañas que se han visto en un campo de fútbol.

Las pelotas de... ¡tenis!

Los hinchas del Borussia Dortmund realizaron una doble protesta en el partido por la Copa Alemana jugado en el campo del Stuttgart.

Primero boicotearon los primeros 20 minutos del partido y después lanzaron una lluvia de pelotas de tenis al campo.

160211131333_aficionados_624x351_getty_nocredit.jpg  

Los aficionados del Borussia Dortmund en Alemania mostraron una pancarta en la se lee: "El fútbol debe ser asequible".

La razón fue que un cuarto de las entradas disponibles para sus aficionados costaban unos US$90.

"No nos sentimos bien por no apoyar al equipo, pero es algo que se tenía que hacer", le explicó a la BBC Marc Quambush, aficionado del Dortmund.

Sobre las pelotas, Quambush explicó que en Alemania se utiliza la expresión "buen tenis" para decir que algo es muy bueno, por lo que lo que pasó en el campo fue algo irónico.

160211130854_aficionados_624x351_getty_nocredit.jpg  

Los aficionados del Sevilla consideraron que fueron tratados injustamente al programar un partido tan tarde.

Pero el caso del Dortmund no fue el primero en el que se vieron pelotas de tenis sobre un terreno de juego, ya que en 2012 los aficionados del Sevilla también interrumpieron su partido contra el Levante debido a la hora en el que fue programado su inicio: 10:30 de la noche.

Asientos vacíos

Dejar un sector de las gradas vacío en un estadio lleno de gente produce un efecto visual impactante. Si se acompaña con una pancarta y con un mensaje es evidente que no pasará desapercibido.

Eso fue lo que hicieron los aficionados del Bayern Múnich de Alemania cuando les tocó viajar a Londres para visitar al Arsenal.

160211131436_aficionados_624x415_getty_nocredit.jpg

El fútbol no vale ni un centavo sin los aficionados según los hincha del Bayern Múnich.

Los hinchas del club Bávaro no entraron al estadio durante los primeros cinco minutos del partido de Liga de Campeones contra el conjunto cañonero en señal de protestas por el precio de las entradas, a unos US$100.

Los propios aficionados del Arsenal también tuvieron que alzar la voz por la intención del club de agregar un costo adicional a los abonados para el próximo partido contra el FC Barcelona, logrando que el club desistiera de la medida.

Una marcha del orgullo

Corría el minuto 77 del partido de la Liga Premier entre Liverpool y Sunderland cuando un enorme grupo de aficionados en la famosa tribuna The Kop en el estadio de Anfield se levantó de sus asientos y se fue del campo.

La razón fue el anunció del club de aumentar a £77 (US$110) el valor de la entrada general más cara.

La marcha de los aficionados pareció tener consecuencias en el campo, ya que Liverpool perdió una ventaja de dos goles en los últimos diez minutos de partido y terminó empatando.

El mensaje llegó a los dueños del club que anunciaron que no incrementarían el precio de la entrada.

El gallo futbolero...

Además del costo de seguir a tu equipo, los aficionados también suelen protestar cuando los resultados no acompañan en el terreno de juego.

Eso fue lo que ocurrió durante la temporada 2011-2012 con el Blackburn Rovers, que ese año iba encaminado al descenso.

160211131011_aficionados_624x460_getty_nocredit.jpg

El gallo con la bandera del Blackburn no era la mascota del equipo.

La atmósfera del estadio Ewood Park se notaba enrarecida antes del crucial partido contra el Wigan a final de la temporada y para mostrar su descontento contra el consorcio dueño del equipo, la procesadora de carne de pollo Venky's, los aficionados lanzaron al campo un gallo envuelto en la bandera del equipo.

Al final Wigan ganó el partido y el Blackburn perdió su lugar en la Liga Premier.

... y la cabeza de cochinillo

Tal vez sea una de las imágenes más famosas que reflejan la ira de una afición en un campo de fútbol.

160211130733_aficionados_624x415_getty_nocredit.jpg

Figo se dispone a cobrar un tiro de equina mientras la cabeza de cochinillo yace en el césped.

Ocurrió el 23 de noviembre de 2002, cuando el delantero portugués Luis Figo jugó por primera vez vestido de blanco un clásico entre Real Madrid y FC Barcelona en el estadio Camp Nou.

Figo había sido capitán e ídolo del club catalán hasta que fichó por el Real Madrid. Toda la grada del Barça lo calificó de traidor y hubo quien se lo recordó lanzando la cabeza de un cochinillo al campo.

Los "verdaderos" colores

La compra del Manchester United por Malcom Glazer y su familia no sentó nada bien a los aficionados en 2005, que en señal de protesta abandonaron el tradicional color del uniforme de los diablos rojos por camisetas y bufandas verde y amarillas.

160211130753_aficionados_624x415_getty_nocredit.jpg

Los colores del Newton Heath, el club que dio vida al Manchester United.

De esa manera buscaban rescatar las raíces del club ya que esos colores fueron los que utilizó el Newton Heath, el club que fue la primera encarnación del Manchester United.

El rechazo a los inversionistas estadounidenses llegó a tal punto que un grupo de aficionados decidió fundar su propio club, el FC United.

La anécdota es que en lugar de adoptar el verde y amarillo, el nuevo club optó por el rojo, blanco y negro del uniforme del Manchester United. Pudo más el corazón.

Esposado

Hay aficionados que suelen saltar al campo y corren por todo el terreno de juego para exhibirse o con el fin de mostrar un mensaje político.

160211130817_aficionados_624x415_getty_nocredit.jpg

Fue evidente que John Foley hizo llegar su mensaje y no sólo al receptor.

Pero lo ocurrió en el estadio Goodison Park a comienzos de 2012 no tuvo como fondo alguna de esas dos razones.

Justo antes del entretiempo del partido entre Everton y Manchester City, John Foley saltó al campo, se dirigió a una portería y se colocó unas esposas abrazando a un poste.

Lo que lo impulsó fue el hecho que su hija había sido despedida por la aerolínea irlandesa Ryanair y Foley creía que el dueño de la compañía, Michael O'Leary, se encontraba en el estadio apoyando al City.


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]