Qué se sabe de la denuncia de golpe de Estado en Venezuela

Qué se sabe de la denuncia de golpe de Estado en Venezuela

Al alcalde de Caracas Antonio Ledezma lo arrestaron como parte de una investigación de un supuesto plan para derrocar al presidente Nicolás Maduro. BBC Mundo explica los detalles de la denuncia y en qué contexto llega.

24horas Administrator
21.02.2015

Tres horas y media después de que funcionarios de inteligencia detuvieran en su oficina al alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, el presidente, Nicolás Maduro, confirmó que se trataba de una orden de la Fiscalía como parte de una investigación de un plan para derrocarlo.

"(Ledezma) va a ser procesado por la justicia venezolana para que responda por todos los delitos cometidos contra la paz del país, la seguridad, la Constitución…, ya basta de conspiraderas", dijo el mandatario en cadena nacional obligatoria por radio y televisión.

Maduro se refería al supuesto plan de golpe de Estado que él y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, denunciaron la semana pasada, en el que, aseguraron, Ledezma -uno de los críticos más vehementes del gobierno- era una ficha fundamental.

Maduro y Cabello mostraron algunas pruebas -varias imágenes y un video- del supuesto plan de golpe que para muchos opositores no son contundentes o, incluso, fabricadas.

También anunciaron que vendrán más videos y mensajes que, según ellos, Ledezma y la opositora María Corina Machado se han enviado con funcionarios estadounidenses para fraguar el derrocamiento del presidente.

No es la primera vez que Maduro denuncia un golpe de Estado: es, al menos, la séptima en dos años.

"Y esta vez no solo se trata de una cortina de humo para tapar los problemas del país y esconder las medidas impopulares que el gobierno está tomando", le dice a BBC Mundo Jesús 'Chúo' Torrealba, secretario de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición de partidos de oposición.

Cercano a políticos como el apresado líder opositor Leopoldo López y la exdiputada María Corina Machado, Ledezma es uno de los políticos opositores más críticos del gobierno de Nicolás Maduro.

"Esto es una agresión que busca agotar el espacio de la política como mecanismo para la resolución de conflictos, y poner a la oposición a jugar en un marco distinto del de la democracia", asegura.

El tucán y el comunicado

Según nota del Ministerio Público (Fiscalía), Ledezma será imputado por conspiración en el mismo caso que investiga a Lorent Gómez Saleh, un joven activista opositor que fue deportado en septiembre de Colombia al ser acusado por la justicia de Venezuela de planear un golpe de Estado.

El caso de Saleh está basado en diversos videos en los que el joven activista dice estar planeando actividades de confrontación con las Fuerzas Armadas en busca de derrocar a Maduro.

Ledezma será imputado en el mismo caso que investiga a Lorent Gómez Saleh, un joven activista opositor.

El jueves, Cabello informó que oficiales de la aviación venezolana habían sido arrestados por su presunta vinculación con el intento de golpe y presentó un corto video en el que menos de diez hombres vestidos de militares parecen estarse preparando para un "ataque táctico".

Cabello dio sus nombres y los identificó como capitanes y tenientes de las Fuerzas Armadas.

La idea de los presuntos golpistas, según Cabello, era atacar varios puntos del centro de Caracas, entre ellos la sede de la cadena de televisión estatal Telesur, la Dirección de Inteligencia Militar, el ministerio de Defensa y el palacio presidencial de Miraflores.

Cabello mostró imágenes de armas de diversos calibres que, supuestamente, iban a ser usadas en el golpe.

Y explicó que el ataque esperaba comenzar cuando un comunicado, firmado por políticos opositores como Machado y Ledezma, fuera publicado en un medio de circulación nacional.

Cabello informó de la detención de oficiales de la fuerza aérea por presunta vinculación con un intento de golpe.

Ese mismo día, en efecto, un comunicado firmado por ellos y el apresado opositor Leopoldo López llamando "a construir un acuerdo para conducir la transición en paz" fue publicado en el diario de tendencia opositora El Nacional.

En el comunicado no se mencionan las palabras "golpe", "derrocamiento" o "ataque", y la única vez que se menciona a Maduro es para decir que su gobierno "ya entró en fase terminal".

El comunicado plantea una agenda para "restablecer la vigencia plena de las instituciones democráticas", "atender la emergencia social", "asegurar la atención eficaz a los sectores más vulnerables" y "estabilizar la economía".

Esto, sin embargo, es, según Cabello, un mensaje cifrado para dar inicio al ataque que, aseguró, esperaba realizar un avión Tucano "fuertemente artillado" sobre "el pueblo de Venezuela".

La respuesta de los implicados

El rechazo de los opositores y Estados Unidos llegó poco después de la denuncia.

El mismo Ledezma tuiteó que "aquí los que tienen el golpismo en los tuétanos son estos señores que están en el gobierno", dijo, en referencia a los dos intentos de golpe de Estado que el chavismo realizó en 1992.

"El gobierno habla de movimientos de desestabilización y lo que desestabiliza el país es la corrupción", añadió Ledezma.

Estados Unidos, por su parte, dijo en un comunicado que "los señalamientos (…) no tienen basamento y son falsos", y que "EE.UU. no promueve la desestabilización en Venezuela ni tampoco estamos intentando socavar su economía ni su gobierno".

¿Estrategia para desviar la atención?

Ledezma dijo que, en lo que va del gobierno de Maduro -casi dos años- se han denunciado 12 golpes de Estado.

El blog Venezuela Conspiracy Theories Monitor (Monitor de las teorías de la conspiración en Venezuela) ha contado siete denuncias diferentes; muchas de ellas son parte de la misma teoría.

El autor del blog, el politólogo venezolano Hugo Pérez, le dijo a BBC Mundo que "(la pregunta de cuántos son es) difícil porque parte de la retórica oficial es que hay un golpe de Estado en curso permanente -el llamado 'golpe continuado'- que se manifiesta en las llamadas 'guerra económica', 'guerra psicológica' y 'guerra mediática'".

Para el opositor Torrealba, el gobierno busca "desviar al país del escenario electoral".

Además, dijo, las diversas denuncias de supuestos planes para atentar contra la vida de Maduro, de las cuales el gobierno ha expuesto al menos diez, se suelen "mezclar con las denuncias de golpe y, si lo piensas bien, un magnicidio significaría necesariamente un golpe de Estado, por lo que el conteo de tramas golpistas sería mucho mayor".

"Cortina de humo"

Otros analistas y políticos opositores -entre ellos, el partido Primero Justicia- han calificado estas denuncias como una "cortina de humo" para desviar la atención de los problemas que vive el país, de los cuales culpan al gobierno.

La crisis económica en Venezuela, que se manifiesta en una inflación del 68% al año (según cifras oficiales) y escasez de todo tipo de productos, mostró su peor cara este año tras la caída de los precios del petróleo, la mayor fuente de riqueza del país. Y del gobierno.

Actualmente Maduro lleva a cabo una serie de ajustes para reanimar la aquejada economía, entre los cuales están una devaluación parcial del bolívar, el aumento del precio del transporte público en un 40% y un inminente aumento del precio de la gasolina, todas medidas consideradas de alto costo político porque implican más inflación y una significativa reducción de la capacidad adquisitiva de los venezolanos.

"El gobierno ha perdido su base popular y, ante ella, ya no tiene respuesta económica ni política a la crisis, y ahora busca fomentar la violencia para desviar al país del escenario electoral", dice Torrealba, de la MUD.

Según Datanálisis, la aprobación del gobierno de Nicolás Maduro se sitúa en torno al 22%.

En efecto, Venezuela llevará a cabo elecciones parlamentarias este año.

Y tanto oposición como gobierno culpan al otro de no querer ir a las urnas para resolver los problemas.

Fotos: BBC.


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]