¿Qué tan relevante es que Sadiq Khan, el nuevo alcalde de Londres, sea musulmán?

¿Qué tan relevante es que Sadiq Khan, el nuevo alcalde de Londres, sea musulmán?

Su fe musulmana se discutió en artículos en todo el mundo, pero él se define como una persona con múltiples identidades. Sadiq Khan, laborista, ha llegado a alcalde en una ciudad donde 1 de cada 8 personas es musulmana.

BBC Mundo
07.05.2016

Antía Castedo BBC Mundo

Imaginen a un hijo de migrantes de Pakistán que crece en una gran ciudad europea, en una vivienda social, junto con siete hermanos.

Su padre es conductor de autobús, su madre ama de casa y costurera, y él duerme en una litera hasta los 24 años, pero consigue ir a la universidad (una sin renombre) y graduarse como abogado.

Además, es musulmán.

Ahora imaginen al alcalde de Londres, dirigiendo desde una oficina cerca del río Támesis una ciudad con 8,6 millones de habitantes, uno de los centros financieros del mundo y hogar de multimillonarios de todo el planeta.

El candidato del Partido Laborista Sadiq Khan es, desde hoy, ambas personas a la vez, tras ganar las elecciones a la alcaldía de la capital británica frente al conservador Zac Goldsmith.

"Nunca soñé que alguien como yo pudiera ser elegido alcalde de Londres", dijo en su primer discurso como alcalde.

"Gracias a todos los londinenses por haber hecho posible lo imposible", afirmó."Mi padre hubiera estado tan orgulloso".

160506180249_sadiq_selfie_624x351_getty_nocredit.jpg  

La pregunta que muchos medios internacionales se hicieron en los últimos días -¿Puede tener Londres su primer alcalde musulmán?- ya tiene respuesta: sí.

Pero, ¿qué tan relevante es esto en una ciudad donde 1 de cada 8 personas es musulmana?

"El alcalde de todos"

La fe de Khan se ha discutido en la prensa de todo el mundo, desde Irán, donde fue destacada por la cadena estatal, hasta China y Rusia.

Y en las últimas semanas de la campaña, la confrontación entre los dos principales candidatos se situó en la arena de la religión y la etnicidad.

El rival de Khan, Zac Goldsmith, lo acusó de "dar una plataforma, oxígeno y cobertura a los extremistas", algo que él negó rotundamente.

 

Luego, el primer ministro, David Cameron, lo criticó por haber aparecido años atrás en un acto junto con Sulaiman Ghani, un imán acusado de fundamentalista.

Y el tabloide The Mail on Sunday colocó una foto de uno de los autobuses atacados en los atentados de 2005 para ilustrar un artículo en el que Goldsmith acusaba al Partido Laborista de ser "amigo" de terroristas.

Khan, por su parte, se definió a sí mismo como "londinense, europeo, británico, inglés, de fe islámica, de origen asiático, de herencia paquistaní, un padre, un esposo", en una entrevista con The New York Times.

"¿Qué mensaje mandaría que los londinenses tengan la confianza, la tolerancia y el respeto de votar por alguien de una fe diferente (para la mayoría)?", dijo otro día.

160506174642_tooting_624x351_getty_nocredit.jpg  

Khan no jugó proactivamente la carta musulmana, pero tampoco escondió su fe, sino que intentó posicionarse como una voz "calmada", una persona con múltiples identidades y un "musulmán que adoptará la lucha contra los extremistas".

"Hey @ZacGoldsmith", le escribió a su adversario conservador en Twitter. "No hace falta que sigas señalándome y gritando 'es musulmán'. Lo pongo yo en mis propios panfletos".

"Khan no ha apelado a la población musulmana, ni directa ni indirectamente, le explica a BBC Mundo Dave Hill, comentarista sobre Londres del diario The Guardian, quien anunció su apoyo a Khan durante la campaña.

160506174554_sadiq_khan_624x351_getty_nocredit.jpg

"Ha dicho que será el alcalde de todos los londinenses".

Y a la luz de los resultados, el "factor musulmán" no ha tenido una influencia negativa en los votantes de una ciudad, Londres, que ha sido tradicionalmente más laborista que el resto del país.

Un hombre "hecho a sí mismo"

"Londres es una ciudad muy internacional, multicultural", le dice a BBC Mundo John Twyman, jefe de investigación política de YouGov, empresa internacional de encuestas e investigación de mercado.

"Si en algún sitio alguien con su historia puede llegar a alcalde, es aquí", explica Twyman.

Pero si bien es posible que la fe del candidato laborista no tuviera demasiada importancia en el voto, los expertos están de acuerdo en que su perfil personal atrae a muchos londinenses.

160506175733_london_bus_624x351_getty_nocredit.jpg

Su padre fue conductor de los icónicos autobuses londinenses.

Khan, que conquistó a su mujer en la primera cita llevándola a comer filetes de pescado a un McDonalds, empezó desde muy abajo.

Y desde ahí logró ser abogado especializado en derechos humanos, y luego parlamentario, ministro en el gobierno laborista de Gordon Brown, y ahora alcalde de Londres.

"Todo su historial resulta interesante, no solo el tema religioso", resume en conversación con BBC Mundo Tony Travers, director del centro de estudios sobre Londres de la London School of Economics (LSE).

"Es interesante para todas las minorías en una ciudad tan cosmopolita como esta".

"Es un hombre hecho a sí mismo", describe.

Su historia refleja, como dice el columnista Hill, "una idea romántica de qué puede hacer Londres por la gente de orígenes humildes".

¿Tan distintos, tan iguales?

Difícilmente el perfil de Khan hubiera podido ser más distinto al del que ha sido su principal rival, el conservador Zac Goldsmith.

Goldsmith, de 41 años, es hijo de un hombre de negocios, político y multimillonario.

Educado en las mejores escuelas, él mismo es millonario: desde que entró a formar parte del parlamento, en 2010, ingresó más de US$14 millones en rentas y ganancias del capital.

Ambos ejemplifican a la perfección la diversidad social y económica de Londres.

Y sin embargo, cree Travers, los dos candidatos no eran tan distintos como hubiera podido parecer en una mirada superficial.

"Sus propuestas son muy similares", dice Travers.

Ambos estuvieron de acuerdo en que la ciudad necesita más viviendas asequibles, más infraestructura y un sistema de transportes más eficiente, por ejemplo.

160506174920_goldsmith_624x351_getty_nocredit.jpg

Y muchos de los asuntos importantes, como las políticas para reducir la desigualdad social, se escapan de las atribuciones del alcalde de Londres.

Se trata más de un puesto simbólico, de liderazgo y visibilidad política, que de uno con capacidad para realizar enormes cambios socieconómicos.

Será desde ese puesto desde el que Khan intentará llevar a cabo su programa a partir de ahora.

Los expertos consultados ven improbable que su fe vaya a influenciar sus políticas.


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]