Piñera y posible carrera con Lagos: "No sería una pichanga, sería un clásico con público"

18febrero
2016

El ex presidente analizó la contingencia nacional y la forma en que ha gobernado la Nueva Mayoría.

Es uno de los nombres más fuertes de la oposición para asumir la carrera presidencial, aunque hasta ahora no ha dejado claro si postulará a La Moneda. Su futuro en la política y cómo ve el país en estos días es parte de lo que analizó Sebastián Piñera en entrevista con la revista Capital.

El ex presidente comenta que a pesar de no tener un cargo político no se aleja de lo que está pasando en el país. "Estoy muy alejado del mundo de la empresa, estoy muy ligado y comprometido con lo que está pasando en Chile...".

Su diagnóstico respecto a los momentos que vive el país no es positivo y señala: "Creo que Chile va por mal camino. Hemos perdido nuestra capacidad de crecer, de dar empleos, mejorar las oportunidades, la educación, la salud y reducir la pobreza. Así lo siente y lo percibe la inmensa mayoría de los chilenos, que cree que Chile está estancado o retrocediendo".

Parte de los problemas que enfrenta el gobierno, según Piñera son "la división, el conflicto, la falta de liderazgo y de capacidad de tomar decisiones que caracteriza hoy día a la Nueva Mayoría. Vea, usted, Chile durante nuestro gobierno crecía al 6% y hoy estamos creciendo al 1% o al 2%. Creamos un millón de empleos, y hoy se está creando la tercera parte…".

Carrera presidencial

Uno de los temas que abordó el ex mandatario fue la carrera presidencial, en la que su nombre aparece con fuerza.

En relación a los nombres con los que cuenta la derecha, Piñera comentó: "La derecha tiene muy buenos candidatos. Hoy, los que se han presentado públicamente son José Antonio Kast, Alberto Espina y Manuel José Ossandón".

Ante una posible competencia con Ricardo Lagos, quien se ha posicionado al interior de la Nueva Mayoría, el ex presidente señaló: "No sería una pichanga, sería un clásico con público. Yo espero que ni Lagos ni yo aceptemos las barras bravas".

El caso Caval que ha afectado a la Presidenta Bachelet y su familia también fue analizado por Piñera, quien señaló que la Mandataria "debiera haber asumido en forma más clara esa conducta y sus consecuencias".

Piñera comenta que desde que fue candidato a la presidencia, tuvo una especial preocupación por el buen comportamiento de su circulo más cercano y señaló: "Fui muy enfático en pedirles encarecidamente que tuvieran reglas de conducta mucho más exigentes que las de sus amigos. También se lo pedí a un hermano mío más bohemio…"

El ex mandatario agregó: "Debo reconocer, y quiero agradecer que desde ese punto de vista, mi familia no me falló"