Proceso constituyente y sus implicancias: ¿Estamos frente a una AC?

Proceso constituyente y sus implicancias: ¿Estamos frente a una AC?

24Horas.cl conversó con los presidentes de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados y del Senado para conocer más detalles del anuncio realizado por la Presidenta Michelle Bachelet.

María José Vega
05.05.2015

La Presidenta Michelle Bachelet anunció en cadena nacional que en septiembre se dará inicio a un “proceso constituyente” abierto a la ciudadanía para realizar aportes para una “Nueva Carta Fundamental, plenamente democrática y ciudadana, que todos merecemos”.

Para conocer las implicancias que trae consigo este proceso constituyente, 24Horas.cl conversó con el presidente de la Comisión de Constitución del Senado, Felipe Harboe (PPD), y con su par de la Cámara de Diputados, Leonardo Soto (PS).

Revisa a continuación la entrevista en detalle:

¿Qué implicancias tiene este proceso constituyente?

- F. Harboe: El proceso constituyente es el procedimiento por el cuál se convoca a la redacción de una nueva Constitución política. Los procesos pueden tener diferentes formas: Hay procesos en que se convoca al Parlamento y es el Parlamento el que redacta la Nueva Constitución. Hay otros procesos en que el Gobierno redacta un proyecto de Reforma Constitucional, y a través de un mecanismo participativo que escucha a la gente y luego lo envía al Congreso. Y otro proceso constituyente en que el Gobierno puede convocar a una Asamblea Constituyente. Son diferentes mecanismos.

- L. Soto: Con la invitación que nos hace a todos los chilenos, ella fija un camino que es un proceso constituyente. Que tiene que desembocar en una nueva constitución, completa. Eso no significa que todo sea nuevo. Probablemente tome varios puntos de la actual y va a tener  sin duda muchos perfeccionamientos y actualizaciones. Y va a haber una nueva Constitución, el proceso final de lo que se ha venido a denominar el proceso constituyente.

A_UNO_514907.jpg  

¿Se puede considerar que este proceso constituyente podría desembocar en una Asamblea Constituyente?

- F. Harboe: Nuestra Constitución no contempla la alternativa de llamar a Asamblea Constituyente, por lo que la única forma de que exista en Chile sería que el Gobierno enviara un proyecto de reforma Constitucional para convocar a un plebiscito y ahí establecer la decisión de una AC, situación que hasta el minuto no ha sido advertida. La Presidenta ha dicho que va a iniciar el proceso constituyente y ha fijado un principio de participación. Lo que nosotros vamos a hacer es escuchar a la gente a través de reuniones vecinales, cabildos, procedimientos participativos que el Gobierno va a dar a conocer en el mes de septiembre.

- L. Soto: Yo creo que ella no ha hecho una precisión ni afirmación del mecanismo con el que se va a llevar a cabo el proceso constituyente. No ha afirmado ni descartado ninguno. No está descartada la AC. Es más, yo diría que cuando ella manifiesta que haya una amplia participación y ponga en juego la democracia para que haya una nueva constitución, a mi juicio y que es lo que me pone muy contento, la AC adquiere más valor que nunca. Cuando uno compara lo que han hecho otros países, sin duda que la AC aparece como el mecanismo más participativo que una sociedad democrática puede generar para elaborar una nueva constitución.

Con esto, entonces, se confirma lo que ha dicho la oposición sobre que el proceso constituyente es la previa a una AC

- F. Harboe: Son cosas distintas. El proceso constituyente es el género y la AC es la especie, es decir, puede haber un proceso constituyente sin AC. Puede ser que este proceso que anuncia la Presidenta sea a través del Congreso o a través del mecanismo de una AC. Pero vuelvo a repetir, como la actual constitución no contempla una AC como mecanismo de reforma constitucional, el Gobierno estaría obligado a enviar un proyecto de reforma constitucional para que se establezca la AC como mecanismo o eso se va a decidir con un plebiscito. En cualquier caso es un proyecto de reforma que entraría al Congreso Nacional.

- L. Soto: Yo creo que lo que ella ha anunciado es un proceso abierto que es concretado con todos los chilenos. De todos los signos políticos. Hay algunos que ese llamado les produce miedo. Les produce pavor. No saben a que van y lo abordan desde el miedo. Yo lo abordo desde el desafío. Que lindo desafío es el que nos plantea la Presidenta. Que nos pongamos todos de acuerdo. De derecha, de izquierda, de centro, trabajadores, empresarios, dueñas de casa, pueblos originarios, en fin todos los chilenos nos ponemos de acuerdo de las normas comunes que nos unen. Y en las cuales vamos a sentar el progreso colectivo e individual de todos los chilenos. Yo lo veo como un desafío fascinante.

A_UNO_456963.jpg  

¿Qué podría esperar la ciudadanía de este proceso constituyente? ¿Efectivamente cada uno de los ciudadanos va a poder participar activamente en las decisiones del Parlamento o cómo cree usted que podría llevarse a cabo?

- F. Harboe: En el caso de la AC existe un poquito de confunsión. Hay gente que cree que con la AC la gente se va a levantar de sus casas y va a poder ir a opinar sobre la Constitución. Eso no es así. La AC lo que hace es que crea un mecanismo para elegir asambleistas. Es decir, se elige una especie de Parlamento paralelo. Y va a ser otra gente la que opine y no el ciudadano común y corriente. No es que esto se someta a que en la Plaza de Armas vaya a haber una actividad y usted pueda votar, no. En la AC uno elige a los asambleistas constituyentes que son representantes, al igual que los parlamentarios, y que ellos son los que discuten la Constitución. Puede el Gobierno también plantear que el Congreso se transforme en constituyente, es decir, los actuales senadores y diputados seamos los encargados de la Nueva Constitución, porque ya somos elegidos por los ciudadanos. O puede ocurrir que la Presidenta decida no hacer una AC pero sí hacer un mecanismo efectivo de participación como los cabildos, las reuniones vecinales, entre otros.

- L. Soto: La Presidenta no ha hecho una ruta, una bitácora, de cómo va a realizarse este proceso constituyente. Ella ha llamado a ampliar este debate. Y lo que tenemos que hacer los chilenos ahora es darnos cuenta que si vamos a elaborar una nueva constitución, tiene que tener la máxima participación ciudadana, generada desde los ciudadanos, con su diversidad. En el camino, probablemente, vamos a tener que configurar el detalle, el mecanismo institucional, porque lo que ha planteado la Presidenta son mecanismos informales de participación, pero lo que en el camino vamos a tener que hacer es ponernos de acuerdo en el mecanismo institucional de participación a través del cual elaboraremos la nueva constitución. Y a mi juicio, el que debiera ser es el de AC.

A_UNO_456969.jpg  

Si es un mecanismo inclusivo, ¿por qué cree usted que le molesta tanto a algunos sectores políticos como a la UDI?

- F. Harboe: ¿Por qué esto molesta a algunos? Porque hay algunos que creen, y que fueron los autores de la actual Constitución, que quieren defenderla. Es su obra, es su modelo de desarrollo. Ellos creen por ejemplo, que la Constitución no debiera incluir a los pueblos originarios, nosotros sí. Ellos creen que el Estado no debiera realizar actividades económicas, yo a la luz de lo que he visto como el drama del Transantiago con empresas privadas que no administran un buen sistema, yo creo que el Estado perfectamente podría hacerse cargo de eso. O, por ejemplo, hay algunos en la UDI que no creen en la descentralización, en la elección directa de intendentes o que haya presupuestos comunitarios. Nosotros sí creemos y todo eso esta en la Constitución. Entonces ellos van a defender la actual constitución y nosotros vamos a proponer nuevas normas constitucionales que den cuenta de esta nueva sociedad: en lo valórico, en lo cultural, en lo territorial y en lo político. Esto rompe con una tradición histórica.

- L. Soto: Lo que dijo la Presidenta es que todos conformemos una nueva Constitución, una Nueva Ley Fundamental, una nueva ley básica de la convivencia en nuestro país. Con eso descarta lo que algunos planteaban que era no hacer una nueva constitución sino que una simple reforma constitucional, es decir, cambiar algunos aspectos de la actual Constitución.

A su percepción, ¿cuál sería el gran problema de la actual Constitución que lleva a que la Presidenta señale la existencia de un proceso constituyente?¿Es realmente la actual Constitución la que permitió la relación entre negocios y política?

- F. Harboe: El proceso constituyente que la Presidenta ha señalado, sin referirse al mecanismo final, lo que busca es recoger las principales visiones, sueños y frustraciones que tienen los chilenos en torno a su Constitución política y eso me parece que es muy loable.

- L. Soto: Sin duda, estamos en una crisis política y de credibilidad gigantezco. Nunca antes la brecha entre los ciudadanos y sus autoridades habían estado tan divididos como ahora. Y hay numerosas definiciones que nacen de nuestra Constitucion. Además, tiene origen antidemocrático, recordemos que fue elaborada en dictadura, por un dictador y sin normas de participación. Sin que nadie supiera y en un proceso que dicen que fue una trampa, que fue el plebiscito de 1980. Entonces si queremos dar un salto como país a ser desarrollado tenemos que ponernos de acuerdo sobre las normas que nos unen para ponernos de acuerdo en la ética común del siglo XXI, y en el 2015 para los siguientes 40 años. Y eso se hace con una nueva Constitución.


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]