Cuando la discapacidad no impone barreras

Cuando la discapacidad no impone barreras

El Centro de Rehabilitación “Club de Leones Cruz del Sur” cumple una labor digna de admiración en Magallanes. Sin embargo, a lo largo de los años no sólo se ha dedicado a sanar a personas con discapacidad, sino que además, desde 1998 capacita laboralmente a jóvenes de entre 16 y 26 años, con el objetivo de que puedan desenvolverse en el mundo del trabajo. Ha sido el caso de Catalina y de Juan Pablo, quienes actualmente trabajan en el Centro de Rehabilitación, como asistentes de párvulos y del taller laboral, respectivamente. El desarrollo de estos jóvenes es valorado por los profesionales del centro, quienes han ido delegando en ellos algunas responsabilidades. El centro de rehabilitación realizó un llamado a los empresarios a ayudar en la inserción laboral de jóvenes con discapacidad, quienes poco a poco se han ido preparando para enfrentarse al mundo del trabajo y, de esta manera, poder proyectar su futuro.