No fumar (después de los 40)

Estudio indica que el que cesa el hábito a esa edad puede vivir lo mismo que alguien que no haya fumado nunca.

28
enero
2013

Para los fumadores, dejar el consumo puede transformarse en una empresa difícil y de largo plazo.

Sin embargo, dejar el cigarro antes de los cuarenta años podría traer insospechadas y favorables consecuencias para la salud.

Una investigación de la Universidad de Toronto (Canadá) afirma que dejar de fumar antes de superar las cuatro décadas puede equivaler a tener la misma expectativa de vida de quien nunca haya fumado en su vida.

En palabras sencillas, quien fuma y deja de hacerlo antes de sus 40 años, podría vivir la misma cantidad de tiempo que una persona a la que nunca la sedujo el tabaco.

El estudio, publicado por The New England Journal of Medicine, indica que todos los años que iban a perderse por el cigarro se recuperarían a través de este mecanismo.

Sin embargo, el resultado "no quiere decir que sea seguro fumar hasta los 40 años... (Los ex-fumadores) tienen un riesgo mayor de morir que las personas que nunca han fumado", recalcó el coordinador de la investigación, Prabhat Jha.