Estas son las conductas que no quisieras tolerar en el trabajo

Estas son las conductas que no quisieras tolerar en el trabajo

Cortarse las uñas, gritar al teléfono o silbar todo el día son algunas de las prácticas que de seguro te traen más de un dolor de cabeza.

24horas.cl Tvn
18.01.2014

Convivir con las actitudes y costumbres de tu familia ya es complicado, a veces se convierte casi en una situación insoportable hacerlo con extraños.

Son personas que quizás son menos pudorosas que tu o tienen diferentes percepciones de lo que está bien o mal y por lo tanto, se hace muy incomodo lidiar con ellas.

Te presentamos el listado que publicó el portal fastcompany.com con las conductas más irritantes que podrías estar obligado a tolerar:

Suspiros, silbidos, tarareos y el pie temblando:  Que tu compañero de labores suspire sin parar luego de recibir un correo electrónico o ver una fotografía, si se se convierte en una conducta repetitiva te puede terminar colapsando. Lo mismo puede ocurrir si escucha una nueva canción y decide silbar su melodía todo el día o "tararearla" sin parar. Solo respira profundo e intenta pensar en otra cosa.

Cortándose las uñas en horario de trabajo: Quizás ha estado muy ocupado y no alcanzó a hacerlo en su casa, pero ¿no sería mejor esperar a terminar el turno laboral? Es muy molesto estar concentrado en cumplir pronto las funciones y de pronto escuchar como tu compañero, sentado en el escritorio siguiente al tuyo, se corta las uñas de las manos e incluso de los pies, sin siquiera pensar que su acción es asquerosa.

Comer y dejar impregnado el ambiente con olor a pescado: Seguramente no alcanzó a almorzar o bien a media tarde le dio algún antojo. Eso, no tiene nada de malo, pero cuando se está trabajando, hay que decidir muy bien qué comer. Si no quieres ganar la molestia de tus compañeros mejor olvida el queso, pescado y la cebolla. No es agradable respirar durante horas esos olores.

Masticar chicle ruidosamente: Comer un dulce no tendría porqué molestar a nadie, pero masticar chicle, que este suene y además hacer globos y hablar mientras lo haces, puede causar desagradado en más de una persona.

Hablar por teléfono: ¿Qué? si eso es algo normal... si, está muy bien cuando lo haces a un volumen normal. A nadie le interesa que hables fuerte y le informes a toda la oficina lo que está ocurriendo en tu vida personal. Para poder desempeñarse bien en el trabajo, es necesaria la concentración y tranquilidad.

Escuchar música a volumen alto: Un poco de música no le hace mal a nadie, al contrario, puede servir para hacer el ambiente laboral más grato, pero esto siempre y cuando se haga a un volumen moderado, sin interrumpir la concentración de los demás. Si quieres ser una persona grata, es mejor que te pongas audífonos y no molestes a nadie.

Conversar cuando no se tiene nada que decir: En todas las oficinas existe el compañero "sacador de vuelta", ese que te conversa y en realidad no dice nada o que no le basta con no hacer su trabajo, sino que tampoco deja hacer el tuyo.

Mirar la pantalla ajena: Muchos se concentran estando solos sin que nadie los moleste o les diga lo que tiene que hacer. Si compartes el escritorio con alguien ¡No mires su pantalla!, eso puede ser muy molesto para quien no desea que mires lo que hace.

Foto: Reproducción


TE PUEDE INTERESAR

24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]