Escandalosa exposición

Clientes que usaron inodoros en el piso 18 del Hotel Standard de Nueva York se llevaron una gran sorpresa… y una incómoda exposición.

18
septiembre
2012

Una gran polémica causó un hotel en Nueva York que construyó baños públicos en un piso 18 con espectaculares vistas a la ciudad, pero que también ofreció una sorprendente visión desde la calle hacia el interior de los retretes.

El Hotel Standard de Nueva York tiene un club en la planta 18 cuyos baños tienen grandes ventanales hacia el exterior. El problema es que no hubo advertencias para quienes usaron los toilettes de que, a pesar de la altura, podían ser vistos perfectamente desde la calle.

Sólo algunos lograron darse cuenta de la inesperada exposición que tuvieron en uno de los momentos más privado. Según reporta el diario New York Daily News, mientras a algunos clientes les pareció simpático y llegaron saludar con la mano a los observadores desde la calle, otros se sintieron mortificados por haber sido vistos mientras hacían sus necesidades.

"La panorámica desde el inodoro es emocionante, pero desde fuera resultaba aterradora", dijo un  turista australiano que pasó frente al hotel.

 

Los reclamos y la atención negativa que atrajo hizo que el hotel rápidamente instalara cortinas que bloquean la visión desde afuera, pero que mantienen la vista hacia la ciudad.

Un gerente dijo a la prensa que la exposición de las personas hacia el exterior fue un error, pues tras algunos trabajos de renovación interior alguien olvidó colocar cortinas como habían pensado originalmente.

Sin embargo, según consigna la prensa, el hotel tiene antecedentes de acciones publicitarias que involucran fisgoneo. En 2009 invitó a varias parejas a pasar una noche romántica en el hotel, pero en habitaciones que también tenían grandes ventanales que permitían ver hacia adentro.

 

Foto: Reproducción/ New York Daily News