Muere la persona más anciana del mundo

Muere la persona más anciana del mundo

La estadounidense Besse Cooper ostentaba el Récord Guinness desde enero de 2011 por ser la persona más anciana del mundo, con 116 años cumplidos.

Según informó la cadena CNN, la mujer falleció en Monroe, en el estado de Georgia, ubicado a unos 45 minutos de Atlanta.

Su hijo, Sidney Cooper, indicó que su madre había sido afectada por un virus estomacal, aunque este lunes se había sentido mejor. A pesar de ello, 'murió tranquilamente', indicó.

Cooper nació el 26 de agosto de 1896, y en ciertas oportunidades se le consultó el secreto de su longevidad, a lo que ella contestaba: "sólo me preocupo de lo mío y no como comida basura".

La mujer, que se mantenía en el primer lugar en longevidad, descendió una vez al segundo lugar, cuando fue descubierta una mujer en Brasil 48 días mayor que ella, identificada como Maria Gomes Valentim. Sin embargo, la brasileña murió en junio de 2011, poco antes de cumplir 115 años.

Hasta la fecha, sólo se han registrado ocho personas que han alcanzado la edad de Cooper.

Según reporta el libro de Récord Guinness, la persona que más años vivió fue Jeanne Louise Calment, quien murió al sur de Francia en 1997, a la edad de 122 años.



RELACIONADOS

  • No perdona ni muerta | "Dios hará justicia con los que te hicieron daño", fue el epitafio que mandó a grabar para remover la conciencia de su familia.

  • Terrible descubrimiento en Facebook | Tras leer mensajes de condolencia en su muro, llamó a su teléfono y un policía le confirmó el deceso.