Niño de 7 años se convierte en estrella en partido de fútbol americano
                                                               

Niño de 7 años se convierte en estrella en partido de fútbol americano

Jack Hoffmann tiene cáncer cerebral y el equipo de quien es hincha cumplió su sueño. El estadio casi se vino abajo cuando anotó un touchdown.

08
abril
2013

Un equipo universitario  de fútbol americano de Nebraska realizó el pasado sábado su anotación más vibrante y espectacular de la temporada, tanto que el estadio casi se vino abajo por los gritos y aplausos de la asistencia.

La anotación la hizo Jack Hoffman, un niño de 7 años con cáncer cerebral,  cuyo sueño era jugar por unos minutos con su equipo favorito.

El pequeño corrió 60 metros en el último cuarto de tiempo del juego para anotar el touchdown final y convertirse en la estrella del partido.

Jack fue diagnosticado con cáncer cerebral en abril de 2011 y hoy se somete a un programa de quimioterapia de 60 semanas. El pasado sábado, durante un receso de dos semanas en el tratamiento, Jack y su familia recibieron una llamada del departamento de deportes de la Universidad de Nebraska, invitándolos al partido del sábado en el Memorial Stadium, en el campus del plantel.

 

"Esto fue una idea improvisada de los jugadores de fútbol de la Universidad de Nebraska que quisieron darle  una oportunidad única en la vida a Jack", dijo su padre, Andy Hoffman, a la cadena ABC.

Jack se vistió con un mini uniforme de su ídolo Rex Burkhead, jugador estrella de los Cornhusker, y salió al campo ante más de 60.000 aficionados que repletaban las gradas del estadio.

Se formó con los jugadores que casi lo triplicaban en tamaño y después de recibir un poco de dirección de sus nuevos compañeros, tomó el balón del mariscal de campo y corrió por un claro hasta la zona de anotación.

Cuando el árbitro levantó los brazos validando la anotación, Jack fue rodeado por sus compañeros  de ambos equipos y levantando en hombros, tal como se hace con los jugadores estrellas de los partidos.

 

Jack es un fan de toda la vida de los Cornhusker. Justo antes de su segunda cirugía cerebral, en septiembre de 2011, sus padres se acercaron a la universidad para pedir visitar con él el estadio del equipo.

 

La visita se concretó y allí Jack conoció Rex Burkhead, con quien inició una amistad que se mantiene hasta hoy. Burkhead lleva una pulsera que dice "Equipo de Jack", y es también uno de los principales colaboradores de la fundación (Jack Foundation) creada por la familia para promover la investigación de cáncer cerebral infantil.

La anotación de Jack en el partido se convirtió en el video "Play of the Day" la página de ESPN y ha sido visto más de dos millones de veces en YouTube.