© Foto: reuters Diez consejos que necesitas saber antes de subirte a una tabla de surf

Diez consejos que necesitas saber antes de subirte a una tabla de surf

Cada día más los deportes acuáticos ganan más adeptos, principalmente porque se convierten en una forma de relajarse, salir de los espacios habituales y pasarlo bien.

Daniela Toro
30.01.2015

A pesar de que la Encuesta Nacional de Hábitos de Actividad Física y Deportes 2012 indicó que un 70,6% de los chilenos no realiza ningún tipo de deporte y se declara sedentario, se estima que alrededor de 100 mil personas están practicando la actividad este verano, ya sea en forma profesional o como hobby.

Según José Ignacio Céspedes, socio de la academia de Surf ProRider, “cualquier persona puede practicar surf, solo es necesario no tener contraindicaciones médicas para actividades deportivas. Por ello, hay que ser precavido y tomar todas las medidas necesarias para que esta actividad se pueda desarrollar en forma segura y se convierta en un verdadero estilo de vida”.

Para todos aquellos que sientan curiosidad y que estén evaluando tomar un curso de surf, hay ciertas reglas básicas que debe tomar en consideración y que serán clave para el éxito o fracaso de la incursión en esta disciplina:

1.    Cómo elegir una tabla: Quienes se suban por primera vez a una tabla deben optar por un softboard o malibú plástico, principalmente porque mientras más larga, mayor flotación y estabilidad posee, disminuyendo el tiempo de aprendizaje. Las tablas van desde los $150.000 hasta los $300.000, pero también existe la opción de arrendarlas o comprarlas de segunda mano.

2.    Traje de surf: Se trata de un traje de neoprén, idealmente debe tener un espesor 4.3 (4 milimetros en el pecho y 3 milímetros en las extremidades). Éste disminuye la pérdida de calor corporal en el agua asegurando mayor tiempo de práctica del deporte. Puede estar en el agua todo el tiempo que se desee, pero generalmente con este tipo de traje se aguantan hasta dos horas. Solo para temporada invernal se recomienda usar gorro y botines. Los precios van desde los $100.000, dependiendo de la tecnología.

3.    Quillas para la tabla: Son las aletas que dan estabilidad y dirección a la tabla. Se recomienda que los principiantes compren las que son de material plástico o goma, ya que es más probable romperlas mientras se está aprendiendo y se disminuye el riesgo de accidentes. Un juego básico de plástico desmontable va desde los $15.000.

4.    Cuerda o leach: Es básicamente el seguro de vida de un surfista, porque lo mantiene atado a algo que flota más que una persona: la tabla. Debe tener un largo similar a ésta y se recomienda que sea nuevo. Van desde los $15.000.

5.    Mochila surfera: Mochila exclusiva para ir a surfear, es importante porque así se asegura que nunca se quedará sin un implemento importante. Esta debe contener como mínimo: cera para tabla, llave para quillas, bolsas plásticas para guardar el traje, bloqueador solar, botella de agua y un par de barras de chocolate para recuperar energía. En invierno se recomienda llevar una bolsa para guardar la mochila dentro de ella, o se utilizarla como cortaviento o pantalón contra el agua.

6.    Elección de playa: Se debe elegir aquellas en que de preferencia hayan escuela de surf autorizadas, que son especiales para el aprendizaje, pueden entregar ayuda en caso de problemas y dar tips si se genera simpatía y buena onda.

7.    Olas para aprender: Las mejores olas siempre están de mañana temprano y al terminar el día porque baja la probabilidad de viento y hace la ola más suave. Para aprender no se necesitan olas que “corran”, son mejores las llamadas “espuma” ya que hay más cantidad de repeticiones al aprender a pararse en una tabla.

8.    Comportamiento en el agua: En el surf existen ciertas reglas básicas que todos lo que quieran adentrase en este mundo deben acatar: respeta el turno de la ola, a los surfistas locales, mujeres y niños dentro del agua (un buen surfista sabe acoger a quién está aprendiendo y enseñar).

9.    En caso de peligro/corrientes o lesiones: Siempre es bueno pedir ayuda ya que en el ambiente surf todos se tratan como amigos. En la confianza está el peligro, por eso es fundamental buscar instructores que sean salvavidas y estén certificadas por la Armada de Chile.

10. Permanencia en la playa: Si llegando a la playa se da cuenta que no lleva quitasol, puede acercarse a una escuela, siempre encontrará sombra, música y conocerá otras personas que también están aprendiendo.

Fuente: ProRider Surf

Imagen: Reuters


TE PUEDE INTERESAR

24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]