Hallan restos de mujeres sacrificadas hace 1.000 años en centro ceremonial en Perú

23enero
2016

El descubrimiento muestra cómo fue el final de los Mochicas y el surgimiento de la cultura Lambayeque, al norte del país, con contactos con la de Cajamarca.

Hallan restos de mujeres sacrificadas hace 1.000 años en centro ceremonial en Perú

El descubrimiento muestra cómo fue el final de los Mochicas y el surgimiento de la cultura Lambayeque

Un equipo de arqueólogos peruanos descubrió restos de al menos seis mujeres con signos de haber sido sacrificadas hace unos 1.000 años en lo que sería un importante centro ceremonial en el norte de Perú, dijo el viernes el responsable del hallazgo.

Cuatro de las osamentas fueron halladas en sola una fosa y las otras dos en una rampa superior del supuesto templo en el que se practicaban ceremonias de sacrificio de la cultura Lambayeque, una zona costera a 750 kilómetros al norte de Lima.

"Estamos en lo que sería parte de un gran templo donde se habrían practicado ceremonias privadas y cultos con ofrendas humanas al momento de sellar el templo", dijo a Reuters el arqueólogo Edgar Bracamonte.

El experto afirmó que la zona de excavación está rodeada de muros anchos, plataformas y una rampa principal y se trataría de un gran edificio de carácter ceremonial reservado.

"La sexta mujer ha sido encontrada en una posición totalmente atípica para su tiempo y nos muestra el carácter sagrado del lugar", refirió.

Bracamonte dijo que todos los cráneos de las mujeres están con dirección hacia el este, lo que indica los contactos que tenían con la cultura de Cajamarca, más al norte del país.

"Esto nos permite comprender mejor cómo fue el final de los Mochicas y el surgimiento de la cultura Lambayeque que se habría dado alrededor de los años 950 y 1.000 después de Cristo", dijo.

Los trabajos de excavación se iniciaron el diciembre del año pasado y continuarán para descubrir el tamaño y forma del centro ceremonial ubicado en la localidad norteña de Pucalá, afirmó.

El centro en excavación está ubicado a tres kilómetros de la tumba del "Señor de Sipán", un poderoso rey de la cultura preinca Moche hallado hace casi tres décadas y considerado como uno de los tesoros arqueológicos más importantes de Perú.

Fuente: Reuters