La gigantesca nube de gas que se precipita sobre nuestra galaxia

29enero
2016

La "Nube de Smith" mide 11 mil años luz de largo y se encuentra viajando a más de 1 millón de kilómetros por hora hacia la Vía Láctea.

Astrónomos del Telescopio Espacial Hubble descubrieron una gigantesca nube de hidrógeno que está cayendo hacia la Vía Láctea a gran velocidad.

Se trata de la "Nube de Smith", bautizada con el nombre del estudiante de Astronomía Gail Smith que la descubrió en la década de los 60, única de su tipo de la que se conoce bien su trayectoria.

Las investigaciones sugieren que la gigantesca nube fue lanzada hacia el exterior de la galaxia hace más de 70 millones de años y ahora está retornando con un movimiento similar al de un boomerang, con una velocidad que alcanza un millón cien mil kilómetros por hora.

 

Los astrónomos esperan que la nube haga impacto en no menos de 30 millones de años, y creen que cuando este hecho suceda, más de dos millones de nuevas estrellas se formarán dentro de la galaxia.

La Nube de Smith mide 11 mil años luz de largo y 2.500 años luz de ancho y está compuesta químicamente de azufre, hidrógeno y helio, además de otros elementos pesados, según demostraron las investigaciones realizadas a través del Telescopio Espacial Hubble.

Estos estudios revelan que la nube se originó al interior de nuestra galaxia, aunque abre la interrogante respectoa las causas de su misterioso retorno.