Las 15 comidas

Las 15 comidas "saludables" que en realidad no lo son

Un sitio web, especializado en difundir información científica sobre nutrición, listó 15 alimentos usualmente considerados como “comida saludable”, y que en realidad no lo serían tanto según la evidencia científica.

24Horas.cl Tvn
29.08.2014

Si a la hora de comprar alimentos orgullosamente has optado por aquellos que dicen "bajo en grasas", "veganos" o "sin gluten" pensando que son súper saludables, puede que estés equivocado.

La promoción que se hace a los beneficios de ciertos alimentos puede ser engañosa y hacernos considerar como "muy saludables" a algunos que en realidad no lo son.

Por eso, además de leer los etiquetados y entender su composición, es importante ser críticos a la hora de ver la publicidad de los alimentos.

El sitio web Authority Nutritions, publicó un listado de 15 tipo de alimentos considerados usualmente como "comidas saludables", pero a las que hay que poner atención y la razones por las que es bueno hacerlo:

1. Bebidas deportivas o isotónicas

Este tipo de bebidas fueron diseñadas pensando en los atletas, por lo que contienen electrolitos (sales) y azúcar que suelen ser bastante útiles para las personas que realizan deportes de alto rendimiento. Sin embargo, la mayoría de las personas no necesita sales adicionales ni azúcar para mantenerse hidratado.

Aunque en general suelen ser "menos malas" que los refrescos azucarados realmente no hay una diferencia fundamental, excepto que el contenido de azúcar es a veces un poco menor.  Es mucho más saludable optar por agua corriente a la hora de los entrenamientos.

Bebida_Isotonicas.png

2. Margarina

La mantequilla fue demonizada debido a su alto contenido en grasas saturadas, por lo que varios expertos en salud comenzaron a promover la margarina en su lugar. Sin embargo, en sus inicios la margarina tenía un gran contenido de grasas trans. Y aunque ahora tiene menos, todavía está cargada de aceites vegetales refinados.

No en vano, un estudio en Estados Unidos (Framingham Heart Study) mostró que las personas que sustituyen a la mantequilla con la margarina en realidad son más propensos a morir de enfermedades del corazón.

La margarina en sí no es un "alimento", es más bien un producto químico a base de aceites que se hizo para buscar agregar sabor a la comida.

Si desea mejorar su salud, algunos especialistas recomiendan la mantequilla antes que las margarinas procesadas.

Comida_Margarina.png

3. Aceites vegetales

A menudo lo más aconsejado es preferir aceites de semillas y vegetales, lo que incluye el aceite de soja, de canola, de semilla de uva y muchos otros. La razón e que dichos aceites han demostrado reducir los niveles de colesterol en la sangre, al menos en el corto plazo.

No obstante, es importante tener en cuenta que el colesterol en la sangre es un factor de riesgo, no una enfermedad en sí misma. A pesar de que estos aceites pueden mejorar ese factor de riesgo, no existe garantía de que vayan a prevenir efectivamente problemas como un ataque al corazón.

De hecho, algunos estudios clínicos han demostrado que a pesar de la reducir el colesterol, los aceites vegetales procesados también pueden aumentar el riesgo de presentar una enfermedad cardiaca o cáncer. Por eso es preferible optar por aceites naturales de como de coco u oliva.

4. Productos de "trigo entero"

Los productos de "trigo entero" no son realmente hechos con ese tipo de trigo. En general los granos se han pulverizado en harina muy fina, por lo que suelen aumentar el azúcar en la sangre tan rápido como los productos de granos refinados.

De hecho, el pan de trigo integral puede tener un índice de glucemia similar al pan blanco. Incluso el trigo entero puede ser una mala idea, porque no es saludable en comparación al que comían nuestros abuelos, debido a la manipulación y el origen transgénico de algunos granos.

El trigo actual es menos nutritivo y posee algunas propiedades que lo hacen mucho peor para las personas que son intolerantes al gluten. También hay estudios que muestran que el trigo moderno puede causar la inflamación y el aumento de los niveles de colesterol, al menos cuando se compara con las variedades más antiguas.

5. Fitoesteroles para reducir el colesterol

Existen ciertos nutrientes llamados fitoesteroles o esteroles vegetales que son básicamente como las versiones orgánicas del colesterol. Algunos estudios han demostrado que incluso pueden reducir el colesterol en la sangre en los seres humanos.

Por esta razón ciertos alimentos se comercializan con la etiqueta "disminuye el colesterol". Sin embargo, a pesar que las investigaciones han demostrado que esto es efectivo, los fitoesteroles tienen efectos adversos sobre el sistema cardiovascular e incluso pueden aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y la muerte.

6. Comida chatarra baja en carbohidratos

Las dietas bajas en carbohidratos siguen siendo una popular opción entre quienes buscan bajar de peso. Sin embargo, los fabricantes de alimentos se han tomado de esta tendencia y han llevado la reducción de carbohidratos a alimentos procesados del mercado.

Esto incluye alimentos como las barras de cereales promocionadas como "bajas en carbohidratos". Si cualquiera echa un vistazo a sus ingredientes, puede ver que no existe ningún componente que sea verdadera comida en ellas, sólo los productos químicos y los ingredientes altamente refinados.

Estos productos puede ser consumidos de vez en cuando, sin comprometer la adaptación metabólica que viene con el bajo contenido de carbohidratos. Pero realmente no nutren su cuerpo.

7. Néctares de "aguamiel"

Este producto de savia se ha convertido en una alternativa para quienes buscan dejar de lado el azúcar. Es más, algunos "alimentos saludables" a menudo promocionan su contenido en sus envases.

El problema es que este producto no es mejor que el azúcar e incluso es un poco peor, ya que por su alto contenido de fructosa puede causar graves problemas metabólicos si se consume en exceso.

Considerando que el azúcar tiene aproximadamente un 50% de fructosa, el aguamiel contiene aún más entre un 70 y 90%. Por lo tanto, gramo por gramo el agave es más dañino que el azúcar regular.

8. Jarabe de arroz

El jarabe de arroz integral, también conocido como jarabe de malta de arroz, es otro edulcorante que se cree erróneamente que es "más sano".  Este producto se hace mediante la exposición de arroz cocido a las enzimas que descomponen el almidón en azúcares simples.

Este jarabe si bien contiene sólo glucosa y no fructosa, de igual forma es dañino para la salud ya que posee un índice de glucemia de 98. Esto significa que su consumo elevará los niveles de azúcar en la sangre extremadamente rápido.

El jarabe de arroz también es altamente refinado y casi no contiene nutrientes esenciales, por lo que aporta calorías "vacías". Además, algunas investigaciones han advertido sobre la contaminación con arsénico que puede tener este producto.

9. Alimentos orgánicos procesados

El título "orgánico" se ha convertido en la palabra de moda en la publicidad en el mercado de los alimentos. Sin embargo, muchos de los productos con esta etiqueta siguen manteniendo componentes dañinos, pero con alguno otro ingrediente orgánico para justificar su nombre.

Esto incluye ingredientes como la azúcar de caña orgánica, que es básicamente 100% idéntica al azúcar regular. Sigue siendo glucosa y fructosa, con poco o nada de nutrientes.

En muchos casos, la diferencia entre un ingrediente y su versión "orgánica" no es tal. Además, los alimentos procesados "orgánicos" no son necesariamente saludables, siempre es recomendable revisar la etiqueta para ver qué otros aditivos contiene.

10. Jugos de frutas

Mucha gente cree que los jugos de frutas son sanos porque vienen de alimentos naturales. Pero una gran parte de los jugos que se encuentran en los supermercados no son realmente zumos de fruta, a veces ni siquiera están fabricados a partir de ellas y sólo contienen productos químicos con sabores similares.

Incluso si el jugo está preparado a partir de fruta natural, de igual manera no posee toda la fibra de la fruta y contiene una gran cantidad de azúcar adicional. Por lo que no es muy diferente a optar por una bebida azucarada.

11. Comida chatarra sin gluten

Varias personas han comenzado a evitar los productos con gluten pese a no ser celiacos. Los expertos consideran que esto es innecesario, pero con el aumento de casos de alergia al trigo los alimentos sin gluten se han multiplicado en el mercado, haciendo más fácil optar por este estilo de vida.

El problema con estas comidas en sus versiones "chatarra" es que por lo general son tan malos como sus homólogos que contienen gluten. Estos alimentos altamente procesados son muy bajos en nutrientes y, a menudo, contienen almidones refinados que aumentan muy rápido los niveles de azúcar en la sangre.

Es más saludable elegir alimentos que son naturalmente libres de gluten si se quiere probar esta dieta.

Comida_Chatarra.png

12. Comida chatarra vegana

Las dietas veganas son otra de las tendencias de estos días, a menudo debido a razones éticas y ambientales. Sin embargo, algunas personas promueven este tipo de alimentación con el propósito de cuidar la salud, lo que puede ser cuestionable.

Muchos alimentos veganos en el mercado son vendidos como sustitutos convenientes para alimentos sin contenido animal, el tocino es un ejemplo. No obstante, es importante tener en cuenta que son alimentos altamente procesados, que pueden ser perjudiciales para cualquier persona, incluidos los veganos.

13. Aderezos para ensaladas

Las verduras son muy saludables, el problema es que a menudo no saben muy bien por su cuenta. Es por eso que muchas personas utilizan aderezos para agregar sabor a sus ensaladas transformándolas -sin saber- en deliciosas golosinas.

Muchos de estos apósitos para ensaladas en realidad están cargados de ingredientes poco saludables como el azúcar, los aceites vegetales y las grasas trans, en compañía de un montón de productos químicos artificiales.

Aunque los vegetales son la base de cualquier dieta saludable, comerlos con aderezos puede ser totalmente contraproducente. Es preferible revisar los componentes de estos productos u optar por fabricar sus propias salsas con ingredientes saludables.

Comida_Adherezos.png

14. Cereales

No por ser un alimento destinado para el desayuno se debe pensar que todos los cereales son "saludables". Muchos de ellos aunque poseen mensajes como "granos enteros" o "bajos en grasas", igual contienen azúcar y productos químicos artificiales.

En este tipo de productos es importante revisas las etiquetas y fijarse en las calorías que aportan, especialmente cuando van a ser consumidos por los niños. Además se deben tomar en cuenta el tamaño de la porción recomendada, ya que consumirlos en exceso también puede ser perjudicial a la hora de mantener la figura.

15. Alimentos procesados "con poca grasa" o "libres de grasas"

La guerra contra la grasa saturada es uno de los errores más grandes en la historia de la nutrición. Si bien su consumo en exceso puede provocar aumento en los niveles de colesterol, consumir alimentos que señalen "sin grasas" no es necesariamente saludable.

La grasa se encuentra naturalmente en varios alimentos como los frutos secos, el huevo o la carne. Pero cuando empezaron a fabricar productos procesados sin este componente comenzó el problema.

Debido a que los alimentos no saben bien cuando se les elimina la grasa, los productores de alimentos comenzaron añadir una gran cantidad de azúcar para compensar el sabor. La grasa en estado natural no es dañina, siempre que se consuma con moderación, pero el azúcar en exceso puede causar mayores problemas.

Además los títulos "bajo en grasas" en un envase por lo general significan que es un alimento altamente procesado y con otros aditivos.

Fotos:


TE PUEDE INTERESAR

24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]