Los 10 errores que cometen la mayoría de las mujeres al hacer una dieta

21enero
2016

¿Mejoraste tu alimentación y realizas ejercicios, pero aún así no ves resultados? Revisa el listado de las situaciones que debes evitar.

Todas aquellas personas que se proponen bajar de peso saben que no es un proceso sencillo y que se trabajo, dedicación y esfuerzo.

Más allá de la simple fórmula mundialmente conocida de comer poco, moverte más y quemar más de lo que consumes, hay errores que la mayoría de las mujeres cometen sin darse cuenta, lo que podría dificultar aún más el trabajo.

Es por eso que te revelamos los peores 10 errores al tratar de bajar de peso, recopilados por la revista Woman's Health:

1- Exagerar con las proteínas

Aunque son fundamentales en cualquier plan alimenticio, si comes demasiadas proteínas estas se almacenan como grasa. Es más, si decides comenzar a consumir batidos y barras proteicas debes considerar que estas tienden a ser azucaradas y grasosas.

Una buena referencia es que las mujeres necesitan alrededor de 46 gramos de proteínas al día.

2- Comer pocas verduras

Muchas de las personas no consumen las 2,5 tazas diarias de verduras recomendadas por los nutricionistas, algo obvio y necesario a la hora de ordenar la alimentación.

Por lo mismo, debes incluirlas en cada comida aunque sea en pequeñas cantidades. Un ejemplo es poner rodajas de tomate en la tostada de la mañana o una porción de lechuga acompañando un sándwich de pollo al almuerzo.

3- Beber un gran vaso de jugo en el desayuno

El problema de consumir un gran vaso de jugo por las mañanas es que este tipo de líquido aumenta el azúcar en la sangre, provocando que el cuerpo produzca más insulina. Esto hace que suba la sensación de hambre y que comamos en exceso durante la tarde.

Una opción de un buen desayuno son los huevos cocidos en agua con tostadas integrales, ya que aporta proteínas y fibra.

4- Sobreestimar la tasa de pérdida de peso

La mayoría de las personas que siguen un plan de adelgazamiento acompañado de un combo de carbohidratos y agua tiende a perder varios kilos en las primeras semanas, pero es una forma artificial de pérdida de kilos.

Cuando comiences a perder paulatinamente peso no te desanimes, es normal.

5- Falta de sueño

Las hormonas del apetito y del hambre están muy influenciadas por la cantidad de horas que duermes. Por lo mismo si te faltan horas de sueño probablemente te comas todo lo que tengas en frente.¡Duerme más!.

6- Tratar de recompensar el entrenamiento

Un estudio reciente en Marketing Letters reveló que aquellas personas que se les dijo que debían caminar dos kilómetros como ejercicio comieron aproximadamente dos veces más que el grupo al que se le dijo que caminaran lo mismo, pero por diversión.

7- Subestimar el tiempo del que dispones

Algunos días no es fácil encontrar esa media hora para realizar nuestra rutina de ejercicios. Por lo mismo, es fundamental tener un plan B.

Una buena opción sería seleccionar un video cardio de 10 minutos de YouTube y practicarlo cuando dispongas de un poco de tiempo. Lo importante es no perder el objetivo.

8- Seguir siempre la misma rutina

No es factible hacer la misma rutina de ejercicios una y otra vez, debes innovar y cambiar para seguir obteniendo beneficios.

Para que logres tu objetivo debes variar la frecuencia, la intensidad o el tiempo de tu rutina.

9- Evitar las pesas

Aquellas mujeres que se están iniciando en un programa de ejercicios a menudo creen  que sólo deben seguir una rutina cardio. Sin embargo, la verdad es que todas necesitan entrenamiento de pesas y fuerzas para mantener acelerado el metabolismo.

10- Ceder ante la pérdida de energía

Una excusa común para no hacer la rutina de ejercicios es decir "estoy muy cansada".

Para engañarte a ti misma, debes pensar que sólo caminarás por 10 minutos y probablemente termines haciendo más ejercicios del que pensaste en un principio, porque se generan endorfinas que provocan que den más ganas de terminar la rutina.