Casos de heridos oculares siguen sumando afectados por causas distintas al impacto de perdigones

Casos de heridos oculares siguen sumando afectados por causas distintas al impacto de perdigones

El 3 de diciembre la Sociedad Chilena de Oftalmología registró un aumento en los casos de lesiones en los ojos por bombas lacrimógenas, chorro de agua del carro policial y golpes con el bastón policial.

Paz Fernandez, Francesca Cassinelli
03.12.2019

El 26 de noviembre Human Rights Watch daba a conocer el informe que analizaba la situación chilena respecto a denuncias de violaciones a los Derechos Humanos desde el 18 de octubre, día en que comenzó el estallido social. En ese documento se afirma que entre las heridas más graves que destacan en el país son las lesiones oculares.

Exactamente una semana antes y frente al creciente número de personas con heridas en sus ojos, el General Director de Carabineros, Mario Rozas, comunicó al país respecto al uso de perdigones: "Como una conducta de prudencia, se ha ordenado suspender el uso de esta munición no letal(...)Solo podrá ser utilizada, al igual que las armas de fuego, como una medida extrema y exclusivamente para legítima defensa, cuando haya un peligro inminente de muerte”.

General Director Mario Rozas por balines: "Se ha decidido suspender el uso de esta munición no letal"
General Director Mario Rozas por balines: "Se ha decidido suspender el uso de esta munición no letal"
 Leer más
 

Sin embargo, el mismo informe indica que los perdigones no han sido la única causa de los traumas oculares: "En el Hospital Del Salvador, donde se ha atendido a la gran mayoría de los heridos (oculares), al 19 de noviembre el 77% de las lesiones oculares habían sido causadas por perdigones (...) La segunda causa más frecuente fueron impactos de cartuchos de gases lacrimógenos".

Las cifras muestran que los traumas oculares han seguido sumando afectados. Incluso los días posteriores a las palabras de la autoridad de Carabineros, hay 18 afectados más de los que se tiene registro entre el 21 y el 30 del mismo mes.

Bombas lacrimógenas, chorro de agua y bastones policiales

"Lo que está claro es que del 20 de noviembre en adelante cuando dieron (Carabineros) el anuncio de restringir el uso de balines, el porcentaje de paciente en general que han consultado es mucho menor, por lo tanto claramente hubo una disminución, casi desaparición pero no desaparición total de los lesionados por balines", comenta el vicepresidente nacional del Colegio Médico y oftalmólogo Patricio Meza.

El especialista asegura que la restricción en el uso de perdigones efectivamente tuvo un impacto a nivel sanitario. "Las primera semanas teníamos alrededor de 10 a 12 pacientes con lesiones oculares graves por día en la Unidad de Trauma Ocular. En los últimos días eso ha cambiado en forma considerable", agrega.

Sin embargo "porcentualmente ha disminuido en forma considerable el número de afectados por balines y ha aumentado el número de pacientes en forma proporcional por bombas lacrimógenas", así como por otras causas como golpes con el bastón policial.

La Sociedad Chilena de Oftalmología informa que desde el 19 de octubre al 03 de diciembre se evaluaron 259 pacientes con Trauma Ocular asociado a las manifestaciones, la mayoría (86,3%) provenientes de la Región Metropolitana. 227 casos (87,6%) fueron hombres y 32 (12,4%) mujeres.

Del total de pacientes el 69,6% presentaban traumatismo ocular con globo abierto, siendo el principal mecanismo de acción la herida por balines de goma, es decir el 30,4% restante corresponde a bombas lacrimógenas, chorro de agua, golpe con bastón policial y otros: cifra que semanas antes era de un 20%.  

 

De los 259 casos, 2 fueron bilaterales. 1 caso por balín con estallido ocular/trauma ocular contuso más cuerpo extraño intraorbitario en ojo contralateral y otro caso con trauma ocular contuso bilateral secundario a golpe con luma.

Meza indica que "se deben revisar los protocolos y más que revisarlos respetarlos" respecto a otras herramientas de la policía como la utilización de las bombas lacrimógenas. "Los lesionados que hemos tenido, en esos casos probablemente no se respetaron los protocolos".

Lo siguiente es el protocolo de Carabineros para utilizar gases lacrimógenos con el fin de controlar el orden público

gases.JPG

Protocolo completo

Desde la Coordinadora de Víctimas de Traumas Oculares, su vocera Marta Valdés asegura que entre sus integrantes hay al menos un caso de afectado por el chorro de agua del carro policial conocido como "guanaco".

La agrupación comenzó a funcionar el 24 de noviembre y tiene más de 30 víctimas inscritas.

"Yo tengo un hijo con trauma ocular y vamos a control al Hospital del Salvador y yo veía que llegaban muchos familiares, mamás con los niños y no sabían cómo hacerlo, dónde acudir para denunciar, cómo seguir los tratamiento; había mucha desorientación. Pero sí se nos acercaban muchas personas a prestarnos ayuda, muchos profesionales, sicólogos, etc. El tema era que no había como canalizar la ayuda, además que tu comprenderás que estás en un momento complejo con tu hijo, con preocupación, súper duro".

Valdés comenta que como organización buscan justicia: "Nosotros teníamos nuestros hijos bien y ahora nos entregan a nuestros hijos mutilados; no es fácil asumirlo".

"Hablamos también de reparación, porque esto significa mamás que no hemos podido trabajar para dedicarse al tratamiento de los hijos, hay un desgaste no menor tanto monetario como de tiempo. Y hablamos del tema de los responsables, nosotros decimos que el Presidente de la República es el responsable, porque el Estado violentó a nuestros hijos, por eso nosotros decimos que vamos a hacer una querella contra él".

Foto: Agencia Uno, Intervencion Artistica por justicia a las victimas de perdidas oculares en las jornadas de protestas, la cual se llevo a cabo en las afueras de la Catedral de Santiago.



TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24 Play

Sigue la transmisión multiseñal del Departamento de Prensa de TVN

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5