Erika Olivera, cinco hijos y un récord olímpico de cinco maratones


Erika Olivera no pudo entrar entre las cien primeras del maratón de los Juegos de Rio 2016, pero cruzó la meta con la alegría de una campeona: acababa de fijar un nuevo récord de maratones olímpicos femeninos terminados, con cinco.

Esta madre de cinco hijos, de 40 años, tenía como misión terminar, como fuera. Si lo conseguía se iba a convertir en la primera maratoniana en finalizar en cinco citas olímpicas en la mítica distancia de 42 kilómetros.

En el pasado hubo quien disputó cinco maratones femeninos, pero nunca nadie había logrado terminarlos todos, un motivo de alegría para esta mujer luchadora que este domingo puso punto y final a una carrera de 29 años en el atletismo, desde que empezó a competir siendo apenas una niña.

 

"No me siento la abuela de la maratón porque yo tengo el alma joven. Soy una persona joven dentro de mi cuerpo", aseguró.

Erika Olivera debutó en los Juegos Olímpicos en Atlanta-1996 y desde entonces ha estado en todas las ediciones con una excepción, la de Pekín-2008, que se perdió por maternidad.

Es madre de cinco hijos y eso es para ella "otro maratón" y "el gran orgullo" por encima de cualquier récord.

La mejor posición lograda por Olivera en unos Juegos Olímpicos fue el 27º lugar de Sídney-2000. Un año antes se había colgado la medalla de oro en los Panamericanos de Winnipeg, en Canadá.

"La maratón ha cambiado mucho, siempre se avanza y siempre hay nuevas competidoras. Me parece muy lindo ver cómo vienen las nuevas generaciones", dice con la voz de la experiencia.


RELACIONADOS