Tensión continúa en Hong Kong: nuevos enfrentamientos entre manifestantes y opositores

galeria boostrap

Las principales avenidas de la ciudad seguían bloqueadas este viernes y varios barrios de la ex colonia británica estaban paralizados después de cinco días de protesta.

Victor Jaque
03.10.2014

Activistas prodemocracia se han enfrentado este viernes a grupos opositores en dos de las zonas comerciales más concurridas de Hong Kong, provocando la intervención de la policía. 

Los enfrentamientos han estallado en Causeway Bay y Mong Kok después de que varios grupos hayan intentado derribar barricadas en una aparente reacción contra las manifestaciones, que han paralizado áreas de la ciudad. 

Las principales avenidas de la ciudad seguían bloqueadas este viernes y varios barrios de la ex colonia británica estaban paralizados después de cinco días de protesta. La mayoría de los manifestantes congregados ante la sede del gobierno había vuelto a su casa, quedando unos 100 en el lugar.

La policía forzó su paso en medio de esos manifestantes, que estaban bloqueando uno de los accesos a las oficinas del gobierno, afirmando que un agente herido de gravedad necesitaba ser evacuado en ambulancia.

Los manifestantes se negaron a moverse y gritaron "¡mentirosos, mentirosos!". Finalmente, los policías lograron pasar.

Algunos manifestantes se han enfrentado también a la policía delante la sede del Gobierno local, donde se habían congregado para pedir la dimisión del jefe del Ejecutivo, Leung Chun-ying, acusado de ser un títere de Pekín.

Protesta10.jpg  

Desde el extranjero se sigue con una gran atención la crisis política en esta importante plataforma financiera internacional. Estados Unidos, la Unión Europea y Japón manifestaron su preocupación, y han hecho llamados al diálogo y la moderación.

Pekín, en cambio, reiteró sus críticas al movimiento de protesta que pide un sufragio universal sin limitaciones del poder central, y advirtió que la movilización está "condenada al fracaso".

OFERTA DE DIÁLOGO

Los movilizados habían dado un ultimátum al jefe del gobierno local, Leung Chun-ying, para que dimitiera antes del jueves a medianoche.

En una alocución media hora antes de que expirara ese plazo, el dirigente se negó a dimitir, pero encargó a su número dos Carrie Lam que dialogue con un destacado grupo estudiantil, que ha estado en la vanguardia de la movilización prodemocrática.

El viernes por la tarde, no obstante, no había información de que hubiera comenzado ese diálogo.

 

Algunos manifestantes sospechan que Leung podría estar tratando de ganar tiempo, a la espera de que la población de Hong Kong se canse de las protestas, que han obligado al cierre de escuelas, bancos y negocios y la suspensión de servicios de transporte público.

"Creo que está esquivando a la gente que está manifestando sus opiniones", dijo a la AFP una de las manifestantes, Abigail Hon.

"De ahora en adelante me voy a quedar fuera por la noche. Esperamos que Leung afronte el problema y responda a lo que estamos pidiendo", dice Abigail Hon, que prefiere que sea Leung quien hable con los manifestantes y no su adjunto.

El movimiento Occupy Central, uno de los principales de la protesta, dio no obstante la bienvenida a la oferta de diálogo, que espera suponga "un giro ante el bloqueo político actual".

PEKÍN SE MANTIENE FIRME

El 31 de agosto, China dijo que los hongkoneses podrán elegir por sufragio universal al jefe de su gobierno en 2017, pero entre una lista reducida de candidatos nombrados por un comité leal al poder central de Pekín.

Los manifestantes rechazan de plano esta condición, y acusan a Pekín de proponerles una "falsa democracia".

En un editorial publicado este viernes, el Diario del Pueblo, órgano de comunicación del gobernante Partido Comunista Chino, dejó claro que Pekín no está dispuesto a ceder.

"Hacer respetar la decisión" del comité permanente de la Asamblea Nacional Popular (Parlamento) es "una decisión necesaria y la única decisión" posible, escribe el diario.

Las manifestaciones son "contrarias a los principios legales y están condenadas al fracaso", añade.

Según los analistas, es muy poco probable que Leung dimita. Y es que esto pondría en evidencia tanto a Pekín como al establishment hongkongués, justo cuando el Partido Comunista chino está intensificando la represión contra la disidencia en el continente.

Hong Kong, colonia británica hasta 1997, es una región administrativa especial que goza de una serie de libertades (de expresión, manifestación) y un sistema político multipartidista que no existen en la China continental, gobernada por el Partido Comunista (único).

Los manifestantes hongkoneses denuncian una intromisión creciente de Pekín en sus asuntos internos.

Fuente: 24Horas.cl/ con información de la agencia AFP


24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]