Click acá para ir directamente al contenido

¿Qué es el síndrome de la clase turista?

En temporada de vacaciones se intensifican los riegos de formar coágulos e incluso sufrir una embolia pulmonar durante viajes largos.

Daniela Toro

Jueves 27 de diciembre de 2012

El 'Sindrome de la Clase Turista' es un término acuñado a finales de los años '90 por la medicina, y se refiere al aumento del riesgo de sufrir un episodio de trombosis venosa profunda o embolia pulmonar luego de un viaje extenso en avión.

Según el portal de la Clínica Ciudad del Mar, el nombre de este síndrome se debe a que en las clases turistas hay poco espacio entre los asientos, por lo que las personas que viajan tienen muy poca movilidad durante el vuelo.

A pesar de ello, el cirujano vascular, Dr. Carlo Zúñiga, indica en el portal que 'independiente de la clase en la que se viaje, el riesgo de sufrir una trombosis venosa tiene qeu ver principalmente con la inmovilización durante el vuelo'. Es por ello que existen casos en que viajes prologandos en buses pueden generar el mismo problema.

El cirujano vascular de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Alejo Chávez conversó con 24horas.cl para definir los riesgos de sufrir un problema de este tipo: "los riesgos entre una persona y otra pueden variar", indica.

Dichos riesgos se intensifican entre quienes han tenido un episodio previo de formación de coágulos. "Hay quienes tienen riesgos de generar un segundo episodio, por lo que deben tomar mas precauciones", explicó Chávez.

Personas que han sufrido una trombosis previa, obesos, embarazadas, pacientes con cáncer, mayores de 70 años y con movilidad reducida, son los más propensos a sufrir este tipo de accidentes.

Un aspecto importante a tener en cuenta, es que si usted se encuentra viajando y observa que sólo una de sus piernas se encuentra hinchada, existe probabilidad de formar un coágulo que puede derivar en una embolia pulmonar.

El doctor Carlo Zúñiga explica que la embolia pulmonar es la migración de un coágulo desde las piernas hasta el pulmón, "el cual puede presentarse con dolor torácico agudo, ahogo, sensación de puntada en el tórax e incluso tos con sangre".

En cambio, si ambas piernas se encuentran hinchadas, "sólo puede tratarse de cansancio", indicó el especialista.

RECOMENDACIONES

Las recomendaciones entregadas por los especialistas Zúñiga y Chávez, para evitar este tipo de problemas en viajes que duran más de 10 horas, son las siguientes:

- Utilizar anticoagulantes: éstos pueden ser inyectables o en cápsulas. En el caso de las inyecciones se deben aplicar 30 minutos antes del viaje, y las cápsulas deben administrarse dos horas antes.

- Evitar la deshidratación: es decir, beber líquido antes y durante el viaje.

- Pedir pasillo y no ventana: una de las ventajas de pedir pasillo el los viajes, es porque al momento de presentar cansacio o hinchazón en las piernas por mantenerse inmóvil, el viajero puede pararse y caminar a través del pasillo con mayor facilidad. Se recomienda realizar este ejercicio una vez cada dos horas.