Coronavirus: ¿Puede el COVID-19 infectar dos veces a la misma persona?

Coronavirus: ¿Puede el COVID-19 infectar dos veces a la misma persona?

Hasta un 10 % de los pacientes que salen de los centros de salud en Wuhan tras haber dado negativo a las pruebas de COVID-19 parecen luego haber sido infectados de nuevo, según informa el South China Morning Post.

France 24
29.03.2020

En Wuhan, los médicos se plantean muchas interrogantes. Las autoridades sanitarias de esta ciudad, considerada como el epicentro de la pandemia de Covid-19, han comprobado varios casos de pacientes que habían salido del hospital sin rastros restantes del virus en su cuerpo y que luego dieron positivo a las pruebas de coronavirus por segunda vez, según informó el jueves 26 de marzo el diario South China Morning Post.

En total hasta un 10 % de los individuos parecen haber sido “reinfectados”, según informa un hospital, y varios centros de cuarentena en Wuhan, donde tras largos meses de confinamiento la vida retoma lentamente su curso.

El hospital Tongji -donde se detectaron los primeros casos de Covid-19- anunció que de 147 pacientes que regresaron allí en una semana, cinco volvieron a dar positivo a las pruebas de contagio (3 %). La proporción es mayor en los centros de cuarentena, oscilando entre el 5 % y el 10 %.

¿Un virus que desafía las leyes de la virología?

No es la primera vez que el COVID-19 parece infectar dos veces a la misma persona. A finales de febrero, una mujer de 40 años, en apariencia “curada”, dio positivo diez días después de haber salido de un centro de salud en Osaka, Japón. En esa misma época, un chino de la provincia de Jiangsu había oficialmente vencido al coronavirus antes de haber sido ingresado otra vez al hospital tres días después, “nuevamente” contaminado.

Esta multiplicación de los potenciales casos de “reinfección” ha dejado perplejos a los científicos. El COVID-19 tendría un comportamiento distinto del de sus predecesores, el Sras de 2002 y el Mers-Cov, el coronavirus que causó estragos en Medio Oriente en 2014. Estos dos virus nunca contaminaron dos veces a la misma persona. En realidad, esa capacidad estaría desafiando las leyes de la virología y representaría un reto sanitario mayor.

En efecto, “durante una infección viral, el organismo del paciente desarrolla anticuerpos muy específicos para el virus que combate. Y tras haberse curado, esas células de defensa no desaparecen. Entran en hibernación, listas para despertarse en el momento en el que el mismo agente patógeno trate nuevamente de contaminar el cuerpo. Es el principio del sistema inmunológico que existe para todos los virus que se conocen”, explica Robin May, director del Instituto de Microbiología e Infección de la Universidad de Birmingham, en el Reino Unido, contactado por France 24.

Las investigaciones realizadas sobre el COVID-19 parecen indicar que el mecanismo de inmunidad funciona de manera correcta. “Los datos que provienen de China nos demuestran que los pacientes contaminados sí desarrollan anticuerpos, los cuales probablemente cumplen su papel protector”, resalta Olivier Terrier, virólogo del Centro Internacional de Investigación en Infectología del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS por sus siglas en francés) en Lyon, contactado por France 24.

Desde un punto de vista científico, “nada indica hasta este punto que pueda haber una reinfección”, considera Robin May. Una de las principales incertidumbres que se tiene está relacionada con el tiempo durante el cual los anticuerpos cumplen su función de barrera impenetrable. “Por lo general, estas células protegen durante un lapso de tiempo que varía entre unas semanas y unos meses y, para los otros coronavirus conocidos, esta inmunidad dura bastante tiempo”, precisa Olivier Terrier.

En los casos conocidos de posibles segundas contaminaciones, a los individuos se les hicieron pruebas durante los días siguientes luego de su salida del hospital, lo cual parece excluir la hipótesis de anticuerpos que se han vuelto ineficaces.

Falsos negativos y problema inmune

La razón de esta multiplicación de pruebas positivas tras haberse “curado” debería entonces buscarse en otra parte. La hipótesis principal está relacionada con la posibilidad de que haya falsos negativos, lo cual “plantea la pregunta por la fiabilidad de los kits de pruebas utilizados en Wuhan”, apunta el South China Morning Post. Las personas habrían salido del hospital siendo aún portadores del COVID-19.

“Es posible que la carga viral [la concentración de virus en el cuerpo, NDLR] haya sido demasiado baja como para ser detectada y que luego, por una razón o por otra, la enfermedad se haya activado de nuevo”, estima Olivier Terrier. “El hecho de que esos individuos parezcan no haber contaminado a nadie más refuerza la suposición de que les quedaba todavía un poco de virus en el cuerpo”, añade May.

La otra pista está relacionada con particularidades eventuales propias a cada uno de estos pacientes. “Pueden tener problemas con su sistema inmune, el cual no produjo los anticuerpos adecuados”, resalta Terrier. Esa es una de las razones por las cuales el virólogo francés considera que es importante realizar más investigaciones sobre la respuesta inmune. “Apenas estamos empezando a entender cómo funciona”, afirma.

Ese trabajo permitiría afinar la identificación de las poblaciones en condición de riesgo que se defienden mal de manera natural contra este virus. La investigación también podría proporcionar nuevas pistas en la búsqueda de tratamientos y de vacunas al analizar la manera en la que el cuerpo reacciona al enfrentarse al COVID-19.

Saber más sobre la respuesta inmune también puede ayudar en caso de que la doble contaminación se produzca a causa de una mutación del virus. “Si el agente patógeno cambia de tal manera que el organismo no lo reconoce de nuevo, puede contaminar un individuo que ya ha estado expuesto a este coronavirus”, apunta Robin May.

Es lo que ocurre con la gripe: “Las personas no pueden contagiarse dos veces de la misma cepa pero son susceptibles de volver a enfermarse al año siguiente, una vez que el virus haya mutado ligeramente”, resume el investigador británico. Los coronavirus son conocidos por su tendencia a mutar, incluso si por ahora el que se tomó el mundo por asalto aún no ha tenido modificaciones.

La hipótesis de que un mismo virus infecte varias veces a la misma persona parece, entonces, poco probable científicamente, pero las historias de estos individuos que han dado positivo dos veces a las pruebas sigue aportando muchas enseñanzas. Previenen ante la confianza absoluta en la fiabilidad de las pruebas de detección y resaltan la importancia de hacerle un seguimiento a los pacientes que parecen haberse curado.



TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
Señal 24Play

Transmisión multiseñal del Departamento de Prensa de TVN

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5