La lucha por recuperar los sueños Interrumpidos

La lucha por recuperar los sueños Interrumpidos

Revisa la columna de Cecilia Lagos, periodista de 24 Horas Deportes, sobre el momento que vive la Universidad Católica.

Camilo Bravo
04.10.2012

Desde la partida de Juan Antonio Pizzi a mediados de 2011 y de casi todo el plantel que dirigía, luego de la no menos que trágica final del Apertura ante la "U", Universidad Católica cayó en un vacío y en un estado crítico futbolístico del que hasta el día de hoy no ha vuelto a salir.La desafortunada travesía de Mario Lepe en la banca y las pobres incorporaciones como supuestos refuerzos dejaron la sensación, comparado con el período anterior, de dos semestres completamente perdidos, incluso con la obtención del título de Copa Chile.

  Copa Chile

Su reemplazante, el uruguayo Martín Lasarte, tampoco ha logrado convencer a la hinchada con un nivel de juego y resultados irregulares. Los jugadores, por su parte, también se llevan buena dosis de la frustración de la gente, que siente que algunos miembros del plantel simplemente no son dignos de vestir la camiseta de la UC. La situación que se arrastra globalmente es indigna de un club grande como Universidad Católica, según lo sitúa su historia y tradición.

A pesar de partidos paupérrimos como el jugado contra Deportes Tolima en Colombia por Copa Sudamericana, bajo el mando del uruguayo la UC ha mostrado algunos pocos momentos de luz que hacen pensar muchas veces que el plantel tiene que encender el corazón y creer que puede. El primer tiempo contra Colo Colo fue muestra de eso y creo que no es casual que el regreso de su capitán, Cristián Álvarez, sea parte de esa intención de levantar el juego y la actitud, aunque frente a los albos y Atlético Goianiense haya resultado más lo segundo que lo primero.

tolima.jpg  

Pero, visto lo anterior, el tema es que las intenciones de la UC de jugar un fútbol superior y sobre todo más efectivo en el arco contrario -de acuerdo a las ocasiones de gol creadas-, exceden la capacidad y/o talento de sus intérpretes. En general los cruzados no crean pocas llegadas, pero su falta de profundidad y finiquito es crónica. Un jugador como Roberto Ovelar, que pasa la mayor parte del tiempo lesionado y que cuando le dan la oportunidad de ser titular se pierde un gol hecho, como el que tuvo frente a Francisco Prieto en el clásico con Colo Colo, no sirve en un equipo como Católica donde un gol perdido de esa manera, perfectamente puede significar una clasificación o un título.

Nicolás Trecco, en su ansiedad por mostrar y rendir, convierte muy pocas de las oportunidades que obtiene frente al arco, muchas de ellas desperdiciadas en ejecuciones torpes para un jugador que en Cobreloa lució como uno de los mejores del campeonato. El "10" en la espalda de Fernando Cordero parece una desafortunada coincidencia para un jugador cuyo aporte en el mediocampo aún está en incógnita, porque de solidez ha mostrado poco y nada.  

Universidad Catolica vs Colo Colo 01.JPG  

Durante el partido con Audax Italiano, donde la UC jugó completamente descorazonada y terminó arrastrándose para ganar 1-0, el grito herido de todo el estadio San Carlos de Apoquindo bajó como indignación hambrienta de las tribunas a la cancha: "Jugadores, queremos campeonato, a ver si se dan cuenta que juegan en la Cato". Exigencia tensa y furiosa ante un equipo que sólo se acordó que podría haber ganado el partido presionando arriba en los minutos de tiempo agregado. Es decir, los recursos y el poder estaban, pero la confianza y el convencimiento de usarlos, no.

Defensivamente, el centro de la zaga es terreno completamente inseguro. Ante las constantes lesiones de David Henríquez y los errores usuales de Enzo Andía, no hay un patrón de área, nadie que guapee o haga que el campo propio sea el punto de partida cierto de una avanzada ofensiva arrolladora. Cristopher Toselli se ha convertido, de esta manera, en el salvador del equipo, cuyos resultados muchas veces se definen sólo por sus atajadas.

Universidad Catolica vs Colo Colo 116.JPG  

Siendo realistas, falta mucho para ver a la UC recuperada. Este semestre, que nuevamente no da para ilusiones ni promesas de ningún tipo, también está perdido y el cuerpo técnico espera aguantar lo más dignamente posible hasta fin de año para reestructurar todo y volver a comenzar a partir de 2013.

Pero la raíz de la responsabilidad no es de los técnicos ni los jugadores que llegan sino de quienes los contratan y, más aún, de quienes están detrás de los que deciden. A través de un grupo de hinchas organizados de la comunidad cruzada -los mismos que consiguieron el histórico logro de ser locales en San Carlos frente a Colo Colo y la "U"-  ya se ha destapado públicamente que la Fundación Club Deportivo Universidad Católica no tiene la más mínima intención de hacer del equipo de fútbol un cuadro competitivo y ganador, convirtiendo en meras casualidades los campeonatos obtenidos y saqueando el alma y el espíritu cruzados.

Universidad Catolica vs Colo Colo 115.JPG  

La Fundación es la piedra en el zapato que condiciona negativamente el accionar de Cruzados SADP, bloqueando el poder económico que se necesita para armar un plantel ganador y devolverle a la UC la grandeza que tuvo en períodos como el de Alfonso Swett en la presidencia del club. Por lo mismo, se está formando una nueva campaña llamada "Fuera Fundación" que pretende sacarla como la gran pared en la que chocan los sueños de fútbol y campeonatos de la hinchada cruzada. Sus impulsores advierten que será una lucha lenta y dura, pero que sin ella el club de sus amores se hundirá inevitable y tortuosamente hasta la desaparición.   

 

 


TE PUEDE INTERESAR

24Play
¿Por qué es el favorito? Los motivos que acercan a Berizzo a la Selección Chilena

¿Por qué es el favorito? Los motivos que acercan a Berizzo a la Selección Chilena

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5