Rusia confirma estrictas medidas de seguridad en Sochi

Rusia confirma estrictas medidas de seguridad en Sochi

El país organizador de los JJ.OO. de Invierno ha puesto a unos 37.000 efectivos en alerta de combate en Sochi y está desplegando aviones no tripulados y buques de guerra.

Camilo Bravo
06.02.2014

Rusia dijo el jueves que Sochi, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno, es tan seguro como cualquier lugar en Occidente, después de que Washington emitiera un alerta para los aeropuertos sobre el peligro de atentados en aviones que viajen al país.

Las fuerzas de seguridad rusas están en alerta alta después de que extremistas islámicos del sur de Rusia, no lejos de donde se celebrarán los Juegos, amenazaran con intentar interrumpir el acontecimiento, que se inaugura oficialmente el viernes.

El viceprimer ministro ruso, Dmitry Kozak, sostuvo el jueves que los visitantes que acudan a los Juegos Olímpicos de Sochi estarán seguros y que la amenaza de un ataque extremista no era mayor que en muchas otras ciudades del mundo.

Kozak dijo a periodistas en Sochi que los servicios de seguridad rusos están coordinados con sus pares para evitar cualquier inconveniente.

"Nuestros servicios de seguridad están trabajando con los colegas de Europa y América del Norte (...) No hay razón para creer que el nivel de peligro en Sochi es mayor que en cualquier otro punto del planeta, ya sea Boston, Londres, Nueva York o Washington", dijo Kozak a periodistas en Sochi.

"Podemos garantizar la seguridad de la gente tan bien como cualquier otro Gobierno que albergue un acontecimiento masivo", agregó, hablando a través de un traductor.

Los Juegos de Sochi serán los más caros de la historia, con un presupuesto de 50.000 millones de dólares.

El presidente Vladimir Putin se está jugando su reputación en los Juegos y ha tratado de asegurar a los visitantes que estarán a salvo gracias a un blindaje de la zona olímpica.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad buscaban el mes pasado a una mujer sospechosa de planear un atentado suicida y que ya podría estar en Sochi, un hecho que se suma a los dos atentados suicidas que mataron al menos a 34 personas en diciembre en la ciudad de Volgogrado, en el sur del país.

Para hacer frente a la amenaza, Rusia ha puesto a unos 37.000 efectivos en alerta de combate en Sochi y está desplegando aviones no tripulados y buques de guerra.

Pero funcionarios de seguridad creen que hay mayores riesgos de ataque en cualquier otra parte de Rusia y no en Sochi o la zona del Cáucaso.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que cree que Sochi es un lugar seguro, pero se han producido tensiones entre funcionarios de ambos países por preocupaciones de que Rusia podría reaccionar con un uso excesivo de la fuerza en caso de que se produzca un ataque que ponga en riesgo a civiles.

NUEVOS TEMORES

Un funcionario estadounidense de alto rango dijo el miércoles que Washington emitió un alerta a aeropuertos y algunas aerolíneas que viajen a Rusia por los Juegos para que observen los tubos de pasta dental, ya que podrían contener ingredientes para fabricar una bomba en un avión.

El funcionario no dijo si alguna acción específica de inteligencia derivó en la advertencia, que no se hizo pública.

Putin, acusado de no respetar los derechos de las minorías y de quienes lo critican, afronta otros desafíos en Sochi.

Su legado podría verse afectado por las leyes de propaganda contra los gays, que han sido condenadas por atletas, grupos de derechos humanos y líderes políticos.

Rusia también afronta acusaciones por corrupción y sobrecostos en la obras, así como duras críticas por hoteles que no están preparados para recibir a periodistas y visitantes.

La ley de "propaganda homosexual" volvió al centro de la escena el jueves, tras las críticas vertidas por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Ban no hizo referencia directa a los derechos de los homosexuales en Rusia en un discurso ante las autoridades olímpicas en Sochi, pero sus declaraciones subrayaron el intenso escrutinio bajo el cual está Putin por el asunto.

"El odio de cualquier clase no debe tener sitio en el siglo XXI", dijo Ban en una reunión del Comité Olímpico Internacional.

"Todos debemos alzar nuestras voces contra los ataques a lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales o intersexuales (...) Debemos oponernos a los arrestos, encarcelamientos y restricciones discriminatorias a las que se enfrentan", agregó.

Fuente: 24Horas.cl con información de Agencia Reuters.


TE PUEDE INTERESAR

24Play
¿Vidalistas o alexistas? La "disputa" que enfrenta a los chilenos

¿Vidalistas o alexistas? La "disputa" que enfrenta a los chilenos

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]