Los desafíos de una industria minera con

Los desafíos de una industria minera con "poca energía"

La capacidad de pago de las mineras con sus proveedores energéticos puede verse en problemas cuando el precio del cobre comience a decaer. ¿Cuál es el escenario que le espera?

Alejandro González
17.12.2012

Chile aún sigue disfrutando de la bonanza del cobre. Los altos precios de este metal durante los últimos años han permitido, en buena parte, que la industria minera y energética se desenvuelva y se expanda con facilidad.

Esto, en algunas ocasiones, repercutiendo en las sensibilidades de distintos agrupaciones sociales y por supuesto la integridad ambiental de las zonas donde las centrales de energía muchas veces se construyen.

¿ESPECULACIÓN ENERGÉTICA?

En Chile se están construyendo 24 centrales energéticas, las cuales en total suman 2.670 MegaWatts de electricidad que se sumarán al Sistema Interconectado Central (SIC), el cual contempla tres cuartos de la potencia de energía a nivel país.

La capacidad de generación energética en Chile llega a los 17.477 MW. La oferta energética durante los últimos 20 años se cuadriplicó mientras que la demanda sólo subió al doble.

A los datos anteriores, cabe agregar que las grandes compañías energéticas también han anunciado la construcción de centrales que entregarán cerca de 3.470 MW de energía extra para cubrir la demanda durante al menos los próximos 10 años si es que mantiene los actuales ritmos de crecimiento.

A_UNO_082014.jpg

Esto, según José Luis Ibáñez, director del Centro de Estudios de Rusia, Europa Central, del Este y Turquía (CEREST), quien al final de su columna en el Diario Estrategia, se cuestiona: ¿por qué habrase de desarrollar más centrales de producción de energía si la demanda no llega al nivel apropiado?

La respuesta va, probablemente, en alcanzar la diversificación energética la cual, al parecer, es hoy una preocupación y principal objetivo de las principales empresas de producción de energía.

Por otro lado, también las empresas mineras miran con preocupación que la oferta energética no sea la suficiente para las necesidades de su industria.

LA DIVERSIFICACIÓN

Según María Olivia Recart, Gerenta de Asuntos Corporativos de BHP Billiton (Minera Escondida, Cerro Colorado, Spence), “el país no está preparado para los desafíos energéticos de los próximos 20 años” refiriéndose principalmente a las trabas que posee el actual sistema “para que ingresen las energías renovables no convencionales”.

Del total de la capacidad instalada en el SIC un 29 por ciento de la energía proviene de embalses, un 24 por ciento con Gas Natural (GNL) y un 16 por ciento de recursos hídricos (o de “pasada”) de los ríos. Hasta mediados de los 90 las centrales hidroeléctricas tuvieron su apogeo, sin embargo, desde este punto se sufre un punto de inflexión en donde las de tipo termoeléctrico predominan actualmente en el mercado.

La diversificación de la matriz energética sigue siendo una utopía muy lejana de alcanzar. Según CentralEnergía, a la fecha hay 13 centrales del tipo hídrica en construcción versus 4 plantas eólicas las cuales aportarían –juntas- sólo 315 MW versus los 1.196 que entregarán las del primer tipo.

En este sentido, Recart es enfática: "Si miramos sólo la trasmisión, si miramos sólo la generación, si miramos sólo las energías renovables no vamos a resolver los temas de la matriz de los próximos 10 a 15 años", concluyó.

LO QUE NECESITA LA MINERÍA          

Que las principales empresas mineras sean las más preocupadas por la proyección energética en nuestro país, no es casualidad. Para que funcionen, necesitan grandes cantidades de MegaWatts para funcionar y así mover la inmensa y multimillonaria maquinaria que sostiene la economía nacional.

A diciembre de 2011, la demanda energética la concentraba el sector minero con 34,3 por ciento de la producción de electricidad; por su parte, el sector industria representa una demanda del 23,7 por ciento y el sector residencial un 14,3.

A_UNO_022449.jpg

“Hay que estar preparados, ser competitivos para cuando el precio del cobre baje”, expresó Diego Hernández, Presidente Ejecutivo de Antofagasta Minerals (Luksic), luego de un seminario minero organizado por el Senado. Dicha advertencia, no es en vano: la inminente baja en los precios del cobre a nivel mundial, dejaría en mal pie a la industria minera para saldar los altos costos que le implicará el precio de la energía en los próximos años.

Para la cabeza de Codelco, Thomas Keller, esto pondría “en duda muchos de los nuevos proyectos mineros” y de realizarse, “no se desarrollarán en los plazos estimados”, destacó el Presidente Ejecutivo de la estatal minera.

Según puntualizó, el gasto de las empresas mineras en energía ha subido de manera descontrolada. Keller señaló que los costos de energía representaban a principios de los 90 un 4 por ciento del total; en la actualidad, la proporción llega al 12 por ciento.

En este sentido, todo está en manos de qué tan bien se maneje el sistema en materia de diversificación y eficiencia de la matriz energética. “Los riesgos están en el costo del abastecimiento, ya que en la medida que no entren en servicio proyectos de generación eficientes, se mantendrá la necesidad de uso de diesel”, señaló el nuevo presidente del Centro de Despacho Económico de Carga del Sistema Interconectado Central (CDEC – SIC), Juan Carlos Olmedo.



TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24 Play

Sigue la transmisión multiseñal del Departamento de Prensa de TVN

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5