Click acá para ir directamente al contenido

Cataluña concreta su desafío

El Gobierno español asegura que usará todos los mecanismos legales para impedirlo.

24horas.cl Tvn

Viernes 28 de septiembre de 2012

El Parlamento de Cataluña aprobó este jueves una resolución a favor de convocar un referéndum sobre la independencia en la próxima legislatura, minutos después de que la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, dijera que el Ejecutivo central utilizará todos los mecanismos a su alcance para impedirlo.

La iniciativa de Convergencia i Unió (CiU, nacionalista moderado) salió por 84 votos a favor, con el apoyo de Iniciativa per Catalunya Verdes (ICV, comunistas y ecologistas), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC, independistas de izquierdas) y Solidaritat (coalición independentista), el diputado y ex presidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta y el diputado socialista Ernest Maragall, hermano del ex presidente catalán Joan Maragall.

El Partido Socialista de Cataluña (PSC) se abstuvo (25) y los 18 diputados del Partido Popular y tres de Ciutadans votaron en contra.

El presidente de Cataluña, Artur Mas, planteó esta semana la posibilidad de realizar un referéndum sobre la autodeterminación de la región, al día siguiente de anunciar el adelanto al 25 de noviembre de las elecciones en la comunidad autónoma, que está fuertemente endeudada y en la que ha aumentado el sentimiento independentista.

Cataluña anuncia referéndum sobre la independencia

Artur Mas, presidente de la Generalitat catalana

Minutos antes de la votación, Sáenz de Santamaría advirtió de que el Ejecutivo utilizará todos los mecanismos a su alcance para impedir que Cataluña celebre dicha consulta.

"Esa convocatoria tiene un procedimiento constitucional, y afectaría al conjunto de los españoles. Hay instrumentos jurídicos para detener ese intento y un Gobierno dispuesto a utilizarlos", dijo Santamaría tras el Consejo de Ministros. "Cualquier intento de Cataluña sería directamente inconstitucional", advirtió.

La posible independencia de Cataluña afronta numerosas complicaciones legales, empezando por la Constitución española, que establece la "indisoluble unidad" de España en su artículo segundo.

La vicepresidenta indicó que el Tribunal Constitucional ya ha estipulado en otras ocasiones que el Estado tiene que dar su autorización para las consultas vía referéndum.

"Se va directamente al Constitucional y se suspende la convocatoria de ese referéndum con sólo que lo pida el Gobierno", recalcó la vicepresidenta.

Ante esta advertencia, Mas reaccionó asegurando que "es la reacción típica de los poderes del Estado en general. En lugar de tratarlo desde un punto de vista normal, democrático, se entra directamente en la amenaza, y aunque sea lo tradicional, no es lo bueno ni lo positivo".

"Lo que hay que hacer es escuchar y a partir de ahí, hablar, que es como la gente se entiende en los países civilizados y democráticos", comentó Mas tras un acto en Barcelona, añadiendo que "no se podrá impedir, si Cataluña quiere ir por aquí, que el pueblo catalán pueda pronunciarse sobre su futuro".

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, acusó a Mas de realizar un "ejercicio de irresponsabilidad extraordinario", ya que en su opinión sólo busca una "confrontación", según comentó en una entrevista con Radio Euskadi.

Lo cierto es que el debate parlamentario del jueves abrió profundas grietas en el PSC, la rama catalana del PSOE, una formación que siempre se ha movido entre el catalanismo y una complicada relación de fuerzas con la política nacional. Cada vez es más la división dentro del grupo entre secesionistas y los partidarios de seguir dentro del Estado español.

En la tensa reunión previa a la votación se acordó finalmente la abstención, según el diario El País, aunque Maragall rompió la disciplina y votó a favor de la consulta, complicando el panorama del principal grupo de la oposición en España.

Fuentes: Reuters