La ¿misma? Plaza San Pedro ocho años después

La ¿misma? Plaza San Pedro ocho años después

Fotografía con el Vaticano en 2005 y 2013 revela los grandes cambios sobre cómo se crea y se comparte hoy día la información.

Rodrigo Diez
14.03.2013

La foto fue originalmente publicada por NBC y muestra el mismo ángulo de la Plaza San Pedro en El Vaticano, el 2005 para la elección de Benedicto XVI y el 2013 para la asunción del Papa Francisco.

Como se muestra claramente en las imágenes, aparte de las similitudes geográficas y de contexto –fieles esperando al nuevo pontífice– la presencia de celulares, tablets y máquinas de fotos digitales hace una gran diferencia, especialmente para el mundo católico y su vocación evangelizadora. Y también para quienes trabajamos en los medios.

Clay Shirky, profesor de la Universidad de Nueva York y autor de numerosos textos sobre tecnología y participación ciudadana, asegura en su libro "Here Comes Everybody", que hoy en día los avances de la ciencia y las redes sociales permiten que las organizaciones puedan organizarse sin tener que asumir los costos de crear una organización.

Es decir, las personas presentes en la Plaza San Pedro no tuvieron que crear la "organización de católicos difusores de la elección del Papa" (por ponerle un nombre), sino que simplemente les bastó tomar las fotos o videos y publicarlos en sus cuentas de Facebook o Twitter.

Todos los contactos, amigos y conocidos de esas personas vieron las imágenes y con el sólo hecho de hacer "Me Gusta" o retuitearlas, hicieron que éstas llegaran a sus amigos, la gran mayoría desconocidos para los autores del material original.

Así, la experiencia vivida en el Vaticano se fue expandiendo y llegó a millones de personas que no estuvieron ahí, también a gente que ni siquiera vio la transmisión televisiva e, incluso, a personas que no son católicas.

Volviendo a la idea de Shirky, podemos decir que los fieles presentes lograron difundir el acontecimiento de un nuevo Papa de forma más eficiente que un medio de comunicación tradicional y también de una forma más poderosa.

¿Por qué más poderosa? Porque es muy distinto ver una imagen o un artículo en un medio periodístico, que ver ese mismo contenido cuando está en la cuenta de un amigo o de alguien a quien se respeta, se quiere o incluso se admira.

Al ver que alguien valorado comparte y recomienda ese contenido, el destinatario recibe más que las palabras o las imágenes, también recibe implícita la connotación subjetiva del emisor. Esta valoración en la mayoría de los casos va a ser positiva, ya que muy pocos buscarán exponer su imagen o reputación online, difundiendo contenido que ellos mismos califican como malo.

Es por eso que el efecto es muchísimo más poderoso que el de un medio tradicional. En redes sociales la intención es otra al "usar" las intenciones que motivan a quienes crean y comienzan a difundir el contenido.

Ese es el gran aprendizaje que quienes trabajamos en medios de comunicación debemos sacar de la imagen que acompaña esta columna. Los métodos de compartir información cambiaron, son más democráticos y permiten a sus dueños expresarse y publicar, tal como lo hacen los diarios, radios, televisión y medios digitales.

Los usuarios ahora tienen la palabra. Más vale que aprendamos a trabajar de la mano con ellos.

 



TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24 Play

Sigue la transmisión multiseñal del Departamento de Prensa de TVN

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5