Chile replicó a Perú

Chile replicó a Perú

Nuestro país pidió a la Corte que "reafirme la estabilidad" y declare "improcedente" la petición peruana.

José Morgado
14.12.2012

Una nueva jornada de alegatos se vivió este viernes en La Haya, en el marco de juicio marítimo entre Chile y Perú.

Luego que Lima presentara el martes su réplica, insistiendo en la inexistencia de acuerdos limítrofes, nuestro país insistió lo contrario: que los tratados de 1952 y 1954, además de la "práctica" confirman la existencia de fronteras marítimas.

LA RÉPLICA

Quien tomó primero la palabra en la defensa de nuestro país fue el abogado australiano James Crawford, refiriéndose de inmediato a los tratados de 1952 y 1954 y a la argumentación presentada por la contraparte.

Aseguró que Lima se basa en "supuestos de derechos de equidistancia que son anacrónicos".

"Perú parece ver la historia yendo hacia atrás", expresó.

El jurista desestimó de plano la tesis de que la Declaración de Santiago sólo regulara materias pesqueras, como plantea Perú.

Todos los intentos de no asumir la existencia de tratados limítrofes, señaló, demuestran la "creatividad" del equipo jurídico contrario.

"Las zonas proclamadas son las existentes hoy. Jamás han sido abandonadas, incluyendo las fronteras que la Corte mencionó en la causa Rumania-Ucrania", enfatizó a la Corte.

"FRONTERA MARÍTIMA ES FRONTERA MARÍTIMA"

El abogado también se refirió a la "sorprendente" interpretación peruana del acuerdo de 1954.

"El enfoque del Perú a la hora de la interpretación de los tratados es particularmente sorprendente (…) el Perú quisiera que hicieran caso omiso de las palabras sencillas 'frontera marítima', que aparece en el artículo 1", indicó. 

Luego, dirigiéndose directamente a los jueces, ironizó: "Señores de la Corte, el significado de frontera marítima es: frontera marítima".

A su turno, David Colson desestimó el método de 'arcos de círculo' propuesto por Perú para realizar la delimitación, asegurando que su defensa no citó ningún documento para comprobar la tesis.

Sobre ese tema, el abogado aseveró que "el Perú todavía no ha comprendido que su argumentación va en su contra y apoya por completo la posición de Chile ante la Corte".

"INTENTAN JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE"

Quien tomó después la palabra fue Luigi Condorelli, acusando a Perú de intentar "disfrazar" los tratados.

"La parte peruana intenta basar su tesis en una operación que consiste básicamente en disfrazar o minimizar el objeto o razón de ser de los tratados en cuestión", declaró. 

El abogado señaló que Perú interpreta la Declaración de Santiago como un "manifiesto" para regular la "caza de ballenas" y la "pesca de tropas extranjeras", además de mantener "un frente común de cara a terceros estados".

"Estos dos enfoques tiene un común lo siguiente: se han construido para justificar lo injustificable, a saber que se olvidó tomar en cuenta las disposiciones de la Declaración de Santiago sobre la delimitación de las zonas marítimas", explicó.

Condorelli cerró su presentación indicando que "la Corte sabrá tener en cuenta el hecho de que nuestros amigos opositores prefirieron mantener sobre este argumento de peso un silencio impenetrable".

RESPUESTA A LA CORTE: "FUE UN TRATADO QUE PROSPERÓ"

A su turno, Pierre-Marie Dupuy se dedicó a responder la preguntada presentada por la Corte a ambas partes, referida a si las defensas creían que en 1952 -según el derecho internacional de la época- se podrían haber definido las zonas marítimas soberanas en cuestión.

El abogado partió diciendo que las tres partes signatarias de la Declaración de Santiago "eran plenamente conscientes de la novedad de su iniciativa" y también tenían claro que al definir sus límites "se iban a ganar las iras de las grandes potencias marítimas".

Tras realizar esa aclaración, Dupuy señaló que "era necesario" aplicar en ese momento un acuerdo común para "proteger el medio ambiente", rechazar la entrada de buques extranjeros y dejar de lado los alcances de una "guerra ancestral", refiriéndose a la Guerra del Pacífico.

En ese sentido, aseguró que la Declaración de Santiago fue una "estrategia normativa que prosperó" y que se ajusta con el derecho internacional actual.

Al finalizar su presentación, el francés aseveró que "no se puede construir la equidad poniendo en tela de juicio la solidaridad", la que -asegura- estuvo presente al momento de firmar el tratado en cuestión.

"PERÚ TRIVIALIZA IMPORTANCIA DE FAROS"

Tras un break de 20 minutos, subió al estrado Jan Paulsson, quien centró su presentación en los actos y actas firmadas en 1968 y 1969, donde ambos países construyeron faros que iluminan el límite planteado por Chile.

El abogado acusó a Perú de intentar "trivializar y banalizar" dichos acuerdos. "El señor Michael Wood le dio 5 minutos a lo que él llamó de manera despectiva el tema de los faros", indicó.

Presentando los documentos firmados, Paulsson de inmediato desestimó la tesis peruana de que la construcción de los faros fue sólo para iluminar a los pescadores artesanales.

Según explicó, la palabra "pescadores" no aparece en ninguna parte del texto, insistiendo en que ahí se ratificaron los límites marítimos.

LÍMITE TERRESTRE

Paulsson además recordó que La Haya no tiene jurisdicción en la demanda peruana de establecer el límite terrestre desde el punto "Concordia" y no del "Hito 1", como plantea Chile.

Explicó que eso fue zanjado en el tratado de 1929, por lo que queda fuera del "Pacto de Bogotá".

El abogado señaló que Perú ocupa "trucos, cortinas de humo, juego de manos".

"Pero tampoco es grave, porque no va a llegar a un equivoco. Este punto Concordia de Perú es un invento", añadió. 

LA PRÁCTICA

A su turno, Giorgios Petrochilos se refirió a la "práctica" aceptada por ambos países, la que -según Chile- confirma la existencia de tratados.

El jurista presentó 15 documentos oficiales donde ambos Estados hablan de frontera marítima, lo que "demuestra mejor que un abogado" la postura de nuestro país.

"El significado ordinario de las palabras límite marítimo es límite marítimo. Pero para el Perú esto significa 'arreglos parciales para fines marítimos prácticos'", indicó. 

Petrochilos desestimó además el argumento de Perú respecto a que ellos también habrían realizado investigación científica en la zona de controversia. Indicó que dicha indagación tuvo la participación de varios países, entre ellos Chile.

La Corte suspende la sesión hasta las 11:00 horas de Chile.

"POCO SERIO Y FRÍVOLO"

Reanudada la sesión, Samuel Wordsworth tomó la palabra, enfatizando que Perú "reconoció" en su última presentación que existen tratados entre ambos países.

Aseguró que la postura de Lima de desconocer que hubo un acuerdo de límite marítimo en dichos tratados manifiesta una "actitud tan defensiva como equivocada".

El abogado fustigó el argumento peruano de que la Declaración de Santiago fue sólo un pacto para regular materias pesqueras.

"No hay acuerdo estableciendo una línea de pesca provisional, por mucho que lo diga Perú", expresó.

Además, Wordsworth defendió la "práctica" entre ambos Estados, calificando como "poco serio" y "frívolo" que Perú explique que no cuestionó durante todos estos años el límite marítimo en pos de una buena convivencia regional.

Así, presentó distintos documentos bilaterales donde se habla de "límite marítimo".

Parafraseando a la defensa de Lima, que expresó que Chile "no puede hacer encajar el rompecabezas", el abogado replicó que "es evidente, cuando empezamos a comprobar los hechos, que son muchas las piezas que Perú no consigue hacer entrar al puzzle".

"Empezando por la necesidad de dar un significado al artículo 4 de la Declaración de Santiago", añadió. 

Cerrando su presentación, el abogado sentenció: "Estamos ante un caso en que ambas partes, a través de sus prácticas, han reconocido la existencia de la frontera marítima (...) Un poco tarde Perú está intentando desdibujar la práctica".

"ECUADOR, EL GRAN AUSENTE"

Volviendo al estrado, Pierre-Marie Dupuy se refirió a la postura de Ecuador dentro de la demanda.

"La posición de Ecuador es sencillamente determinante, lo que explica por qué Perú ha intentado esmerarse para que ustedes, en esta sala, no puedan escuchar la voz y la respuesta del gran ausente", declaró.

Dupuy presentó documentos donde -asegura- queda claro que Ecuador se cuadra con los límites planteado por Chile.

A modo de ejemplo, se refirió a un texto donde el 2008 Ecuador reconoce que los tratados de 1952 y 1954 "establecen plenamente dicha delimitación", además de una carta firmada por el Presidente Rafael Correa el 2010, pide a Lima "ratificar" la frontera en cuestión.

En ese momento, aseguró el abogado, "Perú nada dice y consciente".

Por tanto, añade, la argumentación peruana de que Ecuador reconoció el límite con Perú recién el 2 de mayo del 2011 es "simplemente equivocada".

Tras la intervención de Dupuy, tomó la palabra David Colson, quien se centró en la demanda peruana de obtener soberanía en el "triángulo exterior", considerado para Chile como territorio de alta mar.

Colson descartó que en este caso se pueda aplicar una solución similar a la delimitación entre Chile y Argentina, cuando en 1984 definieron también una controversia por una zona de alta mar.

"No es pertinente del punto de vista jurídico", aclaró, ya que con Argentina hubo "numerosos fallos judiciales, una intervención papal y tres conferencias del derecho del mar".

"PERÚ PIDE EQUIDAD PARTIENDO DE UNA HOJA BLANCA"

Volviendo a intervenir, James Crawford enfatizó que "un acuerdo de frontera debe sobrevivir siglos".

Asimismo, se refirió al argumento peruano sobre que los delegados que representaron a ese país en 1952 nunca pensaron que estaban firmando un tratado limítrofe.

"Es un insulto a la memoria de los delegados de 1952 decir que no sabían que estaban representando los intereses de sus países", expresó. 

Luego, se refirió a la petición de Lima de un fallo en "equidad".

"Perú pide que tomen una decisión equitativa partiendo de una hoja blanca", señaló, indicando a la Corte que eso generaría "incertidumbre en varios niveles".

Para cerrar la presentación de Chile, tomó la palabra el agente Alberto van Klaveren, destacando el compromiso de nuestro país con el derecho internacional y haciendo un resumen de los argumentos anteriormente expuestos.

"Durante todo este proceso Chile ha demostrado la existencia  un acuerdo de delimitación marítima", destacó.

Asimismo, indicó que "no hay necesidad de que esta Corte establezca una frontera marítima entre Chile y Perú porque aquella frontera existe hace mucho tiempo".

"QUE SE REAFIRME LA ESTABILIDAD"

Van Klaveren además advirtió que una modificación de la frontera "afectaría" a los habitantes de Arica e Iquique, quienes sufrirían complicaciones sobre todo en lo referente a materias pesqueras.

"Chile espera que se reafirme la estabilidad de la frontera marítima" y "pide a la Corte que declare improcedente las peticiones de Perú en su totalidad", sentenció, dando término a la réplica de Chile.


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]