Chile alegó

Chile alegó

Nuestra defensa enfatizó que Perú tiene una postura "aislada y contradictoria". Apuntaron al factor Ecuador y la "práctica".

José Morgado
07.12.2012

Una nueva jornada de alegatos se vivió este viernes en La Haya.

Tras la primera presentación de Chile el jueves, hoy la defensa de nuestro país insistió en la existencia de tratados limítrofes con Perú.

LOS ALEGATOS

Quien tomó primero la palabra fue el abogado estadounidense David Colson.

Siguiendo la línea argumentativa de los primeros alegatos, Colson de inmediato comenzó a leer los distintos acuerdos que fueron ratificados por autoridades del Gobierno de Perú, donde -asegura- se acepta el paralelo planteado por Chile.

Asimismo, mostró un mapa que el ministro de Relaciones Exteriores peruano de 1955 firmó, donde se ve que tanto al norte como al sur se utiliza un paralelo para definir los límites marítimos de Perú, así como decretos supremos confirmando lo mismo.

"Si Perú creyera que no había frontera marítima con Chile, se hubieran preocupado de que no apareciera en un mapa que el Ministerio de Exteriores (de ese país) aprobara", expresó.

Además de los mapas y decretos supremos, Colson presentó a la Corte una enciclopedia escolar de Perú donde también se aprecia el paralelo desde el Hito 1 para definir el límite.

"PERÚ ES UN ESTUDIANTE QUE NO LE GUSTAN LAS PREGUNTAS"

A su turno,  comenzó a referirse a la "conducta" de ambos países, donde por años han aceptados los límites que defiende Chile.

El litigante se refirió a los actos y actas de 1968 y 1969, donde se construyeron de manera conjunta dos faros que iluminan la frontera desde el Hito 1.

Así, Paulsson lamentó que la defensa de Lima le diera tan poca importancia a estos dos acuerdos: "Perú actúa como un estudiante que no le gustan las preguntas de examen que le han asignado y responden de memoria otras cosas".

El estadounidense aseguró que en 1968 y 1969 "Perú y Chile sabían exactamente lo que estaban haciendo", que era "confirmar su intención de marcar los límites marítimos de manera clara y sin ambigüedades".

Al cerrar el tema de los faros, Paulsson mostró una nota de 1968 donde el Gobierno de Perú firmó la construcción de estos "para fines de señalar el paralelo de la frontera marítima".

"Perú parece haber desarrollado un entusiasmo descontrolado de crear complicaciones donde nunca las ha habido durante medio siglo", aseveró.

"MAPAS DE GOOGLE"

El abogado también se dedicó a desestimar la tesis peruana respecto a que la frontera marítima debe comenzar en el punto exacto donde termina la terrestre, dando una serie de ejemplos en el mundo donde no sucede eso.

En ese sentido, Paulsson ironizó con la presentación de mapas por parte de la defensa contraria, donde se basaron en Google para graficar que la línea se debe trazar desde el denominado "punto 266" y no desde el Hito 1.

"Yo no soy experto en la historia de la cobertura de internet ni satelital en América Latina, pero desde luego no puedo imaginar que chilenos y peruanos, al establecer la frontera terrestre en 1930, pudieran recurrir a Google", expresó al finalizar su exposición.

"LA PRÁCTICA CONSTITUYE UNA FRONTERA"

Giorgios Petrochilos, por su parte, se dedicó a explicar cómo la práctica de ambos países ha corroborado a lo largo de los años la existencia de tratado limítrofes.

"La práctica confirma la existencia, así como el significado, del acuerdo de las partes del tratado de 1952 respecto a las fronteras marítimas", partió diciendo. 

Petrochilos además desestimó de plano la tesis de que estos pactos eran sólo para regular materias pesqueras, asegurando que "nunca hubo una zona de pesquería que delimitar".

Siguiendo la línea de la "práctica", el abogado explicó que -por ejemplo- en 1975 y 1976 hubo una discusión entre ambos países sobre el establecimiento de un corredor para Bolivia, negociaciones donde se ambas partes se basaron en el paralelo marítimo planteado por Chile y Perú nunca expresó algún cuestionamiento.

Además, argumentó que al hacer negociaciones referidas a materia pesqueras, ambos países siempre utilizaron conceptos como "frontera" y "línea fronteriza".

"¿Por qué tardó Perú 50 años en poner en tela de juicio la palabra frontera, mientras que su vecino sí hablaba de frontera?", se cuestionó.

Asimismo, el litigante indicó que ante la detención de embarcaciones peruanas por intentar cruzar el límite, la propia Armada y el Ministerio de Exteriores de ese país hablaron en sus documentos oficiales de "línea fronteriza".

Estas detenciones, tras "17 años de registros" ascienden a 309 casos. 

Petrochilos precisó que Perú ha informado y pedido autorización a Chile cada vez que intenta ingresar a la zona que está actualmente en controversia.

"La práctica constituye una frontera", enfatizó.

"HAY UNA MONTAÑA DE PRUEBAS"

El abogado también recordó que Perú no ha realizado ninguna investigación científica en la zona en controversia, mientras que Chile sí lo ha hecho.

"Perú ha descrito todo lo que no hay y niega lo que hay. ¿De qué manera puede respaldar Perú su teoría tan compleja sobre un acuerdo que supuestamente es informal, provisional, y relacionado sobre todo con la pesca?", se cuestionó.

A renglón seguido, Petrochilos disparó: "(Perú) no tiene nada para respaldar su teoría, menos que nada. Y hay una montaña de pruebas en la contra".

"¿A dónde llevan todas estas pruebas objetivas sobre la interpretación y la aplicación de ambas partes de la Declaración de Santiago y el tratado de 1954? Que las parte sí habían acordado una frontera marítima y en los años posteriores lo respetaron en consecuencia", finalizó Petrochilos, cerrando la primera jornada de este jueves.

"POSTURA AISLADA Y CONTRADICTORIA"

Al reanudarse la sesión, tomó primero la palabra el abogado francés Pierre-Marie Dupuy.

El litigante se refirió a la posición de Ecuador, que junto a Chile y Perú ha firmado los tratados de 1952 y 1954. "Ecuador ha permanecido fiel a su posición tradicional", destacó, asegurando que hasta el 2012 han ratificado el límite planteado por Chile.

Dupuy señaló que Perú estuvo de acuerdo con Ecuador hasta el 2005, momento en que "se atrevió a tomar el riesgo de una postura aislada, abandonando la postura consensual que mantuvo durante mucho tiempo".

"SILENCIO DE ECUADOR VALE ORO"

El abogado apuntó a una contradicción peruana al "pretender afirmar ante la Corte que los tratados de 1952 y 1954 no establecen fronteras entre los tres países, mientras que al mismo tiempo se dice que no tiene diferendo con Ecuador respecto a su frontera marítima". 

Así, indicó que cuando Ecuador creó cartas náuticas basándose -de manera expresa, en un recuadro- a los tratados de 1952 y 1954, Perú no presentó "ni la menor objeción".

Dupuy explicó que Perú "le ha concedido todo a Ecuador", evitando así que llegara una delegación de ese país a La Haya a cuadrarse con la postura de Chile.

"Para Perú, el silencio de Ecuador vale oro", aseveró. 

El abogado luego enumeró una extensa lista de países que han ratificado los límites establecidos en la Declaración de Santiago. Con eso cerró su presentación.

Nuevamente en el estrado, David Colson se refirió al "carácter jurídico de la frontera marítima con Perú", volviendo a revisar los alcances de los tratados.

"La intención de las partes es clara. El derecho del mar respeta estos acuerdos que establecen fronteras marítimas para todos los efectos", declaró.

Asimismo, añadió que "lo que se buscó y lo que se logró con la Declaración de Santiago fue una delimitación plena, definitiva y a todos los efectos. Garantizó que las disputas y litigios no se producirían".

Tras un break de 15 minutos, Colson volvió a tomar la palabra, refiriéndose a la petición de soberanía por parte de Perú sobre un sector que Chile considera como de alta mar. Ese sector es denominado como "triángulo externo".

Luego de dar una serie de ejemplos sobre casos de otros países, indicó que "el derecho del mar respeta los acuerdos ya existentes", añadiendo que "la zona que llamamos alta mar ha sido así desde siempre y lo será en el futuro".

"PARECE QUE TUVIERAN MIEDO"

A su turno, Luigi Condorelli se centró en la interpretación de los tratados, acusando que Perú no realizó ese ejercicio.

"Parece como si tuvieran miedo, y esto me parece un indicio elocuente que en los escritos peruanos los artículos 31 y 32 de la Convención de Viena no se citan en ningún momento", expresó.

"¿QUÉ TIENE DE EQUITATIVO?"

El australiano James Crawford subió al estrado para cerrar la presentación, refiriéndose a la petición peruana de un fallo "equitativo".

"Perú se basa en la equidad, equidad y más equidad. Pero ¿Qué tiene de equitativo el negar un acuerdo que existe desde hade mucho tiempo?", se cuestionó.

"La equidad no puede ser instrumento para cuestionar acuerdos limítrofes existentes", añadió.

Crawford aseguró que el sistema de relaciones internacionales "no sobreviviría" si todos deciden cambiar sus fronteras en cualquier momento.

"Perú intentó poner en tela de juicio el principio de estabilidad" y "pintaron la Declaración de Santiago como un intento malogrado de Chile para oprimir a Perú", expresó.

Al término de la presentación, la Corte expresó una pregunta a ambas partes que deberán responder al momento de las descargas.

La consulta fue: "¿Consideran ustedes, en tanto que signatarios de la Declaración de Santiago en 1952, que podían, en esa fecha, conforme al derecho internacional general, proclamar y delimitar una zona marítima de soberanía y jurisdicción exclusivas sobre el mar que baña las costas de sus respectivos países hasta una distancia mínima de 200 millas marinas?".



TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24 Play

Sigue la transmisión multiseñal del Departamento de Prensa de TVN

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5