Estrellas republicanas

Estrellas republicanas

Además de Ann Romney, brillaron con luz propia la candidata al Congreso Mia Love y la actriz Janine Turner.

24horas.cl Tvn
29.08.2012

En el imaginario popular, el Partido Republicano de Estados Unidos es la agrupación de los hombres rudos, los vaqueros patriotas amantes de la tradición y las armas, y el techo bajo el que se refugian los sectores más conservadores e inmovilistas de la sociedad. Las imágenes que vienen a la mente son las de "tipos duros" como Ronald Reagan, Charlton Heston, John Wayne o George W. Bush. Un ambiente en el que no suelen abundar las mujeres.

Sin embargo, la convención que celebra esta semana el GOP ("Great Old Party", el "Gran y Antiguo Partido", como se conoce a los republicanos) está llamando la atención por su marcado acento femenino, cristalizado en tres nombres propios, los de Ann (esposa del candidato a la presidencia, Mitt Romney), la candidata al Congreso Mia Love y la ex actriz Jeanine Turner. Tres mujeres que rompieron el mito de la "mujer florero" republicana y que sorprendieron por su imagen, su energía, su discurso y su diversidad.

Sin duda, la estrella de la noche fue Ann Romney, quien se apuntó un tanto en su discurso televisado a toda la nación al conseguir que EE.UU. conociera el lado más humano y -hasta ahora- más oculto del ex gobernador de Massachussetts: el lado que mejor conoce y más ama.

Tras un comienzo nervioso, la esposa del pretendiente republicano a la Casa Blanca ofreció un discurso sentido que puso en pie en repetidas ocasiones a los asistentes a la convención en Tampa (Florida), que no pararon de ondear sus banderas y carteles mientras aplaudían y gritaban.

Usando un 'teleprompter' por primera vez en su vida, Ann (63) dijo a los delegados que quería hablar de amor y dar una imagen del interior de su marido horas antes de que fuera nominado para competir por la Casa Blanca contra el actual presidente, el demócrata Barack Obama, el próximo 6 de noviembre.

El discurso era considerado por la campaña de Romney como una parte crucial de la estregia para hacer de Mitt Romney un hombre más "querible" y cercano con los problemas de los estadounidenses de clase media. Durante meses, Obama y sus aliados le han caricaturizado como un ejecutivo multimillonario con poca simpatía por los menos favorecidos. El objetivo proritario en Tampa era presentar al candidato como un exitoso ejecutivo de negocios y un dedicado hombre de familia que liderará un cambio para mejor en la alicaída economía de EE.UU.

El martes por la noche, Ann Romney recordó cómo conoció a su esposo en un baile universitario y rememoró como se enfrentó a todos los retos que enfrentó en su camino: desde la resurrección de los polémicos Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City en 2002 a la ayuda que le prestó en su batalla contra la esclerosis múltiple y el cáncer de mamas.

"En cada obstáculo de la vida, este hombre que conocí en un baile universitario ha ayudado a otros a levantarse. Lo hizo con los Juegos Olímpicos, cuando muchos quisieron rendirse. Éste es el hombre que EE.UU. necesita. El hombre que se levantará cada día decidido a solucionar los problemas que otros dicen que no pueden ser solucionados, a arreglar lo que otros dicen que es imposible de reparar", afirmó.

Tras un comienzo algo dudoso en el que se trastabilló y pareció confundirse con algunas de sus líneas, Ann Romney ofreció un discurso de 20 minutos que acabó convirtiéndose en una inyección de apoyo y entusiasmo por parte de los presentes.

Recibió una sonora ovación cuando instó a la gente que la escuchaba en Tampa y en toda la nación a "mirar dentro de sus corazones", confiar en su marido y votar por él en noviembre.En su alocución, hizo un esfuerzo especial para homenajear "a las madres de esta nación, las que realmente la mantienen unida" e, incluso, se salió del texto escrito para gritar: "¡Las quiero, mujeres, y escucho sus voces!".

Mitt Romney, que hablará en la noche del jueves en el cierre de la convención, subió al estrado al final de la intervención de su mujer y la besó en medio de una atronadora ovación. Salieron juntos del escenario con la música de fondo de "My girl".

Ann Romney, esposa del candidato republicano

"Creo que es exactamente lo que la gente necesitaba oír, su vida y su historia personal", comentó Kevin Fulton, un delegado de Texas ataviado con un sombrero de cowboy.

"Ann Romney hizo un trabajo casi perfecto esta noche humanizando a Mitt Romney como sólo puede hacerlo un testigo presencial", afirmó el consultor republicano Matt Mackowiak. "Es una mujer real que habló convincentemente de su 'matrimonio real' de una forma que conectará incuestionablemente con las mujeres en todas partes".

Los sondeos señalan de forma consistente que Obama es más popular que Romney. Una reciente encuesta de Gallup indicó que el 54% de los entrevistados consideraba al demócrata más "querible" que al republicano, con apenas un 31%.

Ann Romney pretende cambiar esa imagen y recortar la ventaja que tiene Obama sobre Romney entre el electorado femenino. Aunque la competencia entre ambos está muy ajustada a nivel nacional, los estudios sugieren que las mujeres son mucho más proclives a apoyar al líder demócrata. Los republicanos son tan conscientes de esta situación que convirtieron a las mujeres en el punto central de la jornada del martes. Una e ellas, la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, aseguró que Ann Romney era una "bala plateada" para la campaña republicana.

Ann Romney, que incrementó sus apariciones públicas en las dos semanas previas a la convención, ha hecho públicos detalles sobre sus batallas con la esclerosis múltiple y el cáncer de mamas.

En una entrevista con la cadena CBS aportó más etalles sobre los abortos naturales que tuvo, incluido uno pasados los 40 años que fue especialmente sensible para su hijo menor, Craig. En otras ocasiones, ha detallado cómo su marido -quien ha sido criticado en muchas ocasiones por ser muy estirado y estoico- la apoyó cuando estaba debilitada por culpa de la esclerosis múltiple.

Anita McBride, jefa de gabinete de la ex Primera Dama Laura Bush, dijo que Ann Romney tenía que arriesgar dando mucha información sobre su vida personal porque no era muy conocida para los estadounidenses. La encuestadora Gallup reveló recientemente que casi un cuarto de los entrevistados no tenían opinión sobre Ann Romney, mientras un 42% aseguraba tener una impresión favorable de ella. Por contra, la Primera Dama Michelle Obama es vista de forma positiva por dos tercios de sus compatriotas.

"Estás forzada a exponerte un poco más, porque la gente está intentando conectar contigo", afirmó McBride, una especialista de la Universidad Americana en la historia y el papel de las primeras damas en la historia de EE.UU. "Es el papel que le toca jugar ahora".

En su discurso, Ann Romney intentó despejar también la creencia de que ella y su marido -un ex ejecutivo que amasó millones antes de entrar en política- nunca habían tenido problemas en la vida.

"Leí en alguna parte que Mitt y yo hemos tenido un 'matrimonio de cuento'", comentó. "Pues déjenme que les diga algo. En los cuentos que yo leo nunca hay interminables y lluviosas tardes de invierno en una casa con cinco niños gritando a la ves. Y estos cuentos nunca solían tener capítulos dedicados a la esclerosis múltiple o al cáncer de mamas. ¿Un matrimonio de cuento? No, para nada. Lo que Mitt Romney y yo tenemos es un matrimonio real", afirmó.

Pero no fue Ann  Romney la única mujer que brilló en esta noche tan especial para los republicanos.

Por el estrado también pasó Mia Love, alcaldesa de Saratoga Springs (Utah) y aspirante a convertirse en la primera mujer negra elegida al Congreso por el Partido Republicano, un conglomerado especialmente complicado con las minorías y los inmigrantes.

Mia Love, candidata republicana al Congreso  

Esta hija de haitianos significó un intento de la derecha de llegar a un territorio especialmente poco fértil en votos para ellos. No tuvo mucho tiempo para explicarse en público, pero el video con el que fue presentada tuvo un impacto positivo en los presentes.

Luego llegó el turno de Janine Turner, una rubia ex actriz que atacó con dureza a Obama y sus políticas -dijo- de subsidio permanente.

Janine Turner, ex acriz contraria a Obama.  

"Los demócratas dependen de la dependencia. EE.UU. no nació con una mentalidad de 'dame dame', y nuestra libertad no puede sobrevivir con una mentalidad de 'dame dame'. Estados Unidos fue construido con las manos en el trabajo, no con las manos extendidas", según indicó The Atlantic.com.

La "pasarela" femenina republicana se vio completada por la Primera Dama de Puerto Rico, Lucé Vela Gutierrez, y la gobernadora hispana de Nuevo México, Susana Martinez. Un intento, sin duda, de mostrar al mundo que el GOP es mucho más diverso de lo que se cree.



TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24 Play

Sigue la transmisión multiseñal del Departamento de Prensa de TVN

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5